10 mejores películas sobre baloncesto

Las películas de deportes son divertidas y entretenidas, y a menudo nos dan una idea de lo que es ser un deportista. Ya sea una película biográfica o algo de fantasía, siempre es inspiradora y te mantiene de buen humor. Cuando las películas de deportes se hacen bien, son capaces de enseñarte lecciones que todos los tipos de deportes hacen. El trabajo en equipo, el respeto, la confianza y la determinación son algunas de ellas.

Las películas de baloncesto son siempre interesantes porque siempre ofrecen algo diferente al género. En el caso del baloncesto, una película deportiva es algo más que un juego, ya que se le da espacio para explorar la cultura. El baloncesto, al igual que la música rap, está tan profundamente grabado en la cultura del barrio que es imposible hacer una película sobre él sin mencionar al otro y viceversa.

En la lista vamos a incluir películas que tienen el baloncesto como centro de atención. No tiene que ser necesariamente una película de «Bball», sino una película en la que éste juegue un papel integral. Aquí está la lista de las mejores películas de baloncesto de la historia. Puedes ver algunas de estas mejores películas de baloncesto en Netflix, Hulu o Amazon Prime.

10. Space Jam (1996)

Space Jam es una película estadounidense de acción real y drama deportivo animado de 1996, protagonizada por el jugador de baloncesto Michael Jordan y protagonizada por los personajes de los dibujos animados Looney Tunes. En la película, tras la retirada de Jordan, es capturado Bugs Bunny y se le pide que juegue un partido para derrotar a los Nerdlucks, un grupo criminal alienígena. El argumento no es muy sólido, pero no olvidemos que se trata de una película hecha para niños. Sin embargo, sigue siendo una película divertida y agradable incluso para los adultos, que pueden disfrutar de algunas risas. Jordan no es un actor, así que no podemos criticar su actuación. No es la peor actuación de la historia, al menos eso le puedo reconocer.

9. Ganar de cualquier manera (1994)

Ganar de cualquier manera (Blue Chips) es una película dramática de baloncesto estadounidense de 1994, dirigida por William Friedkin, escrita por Ron Shelton y protagonizada por Nick Nolte en el papel de un entrenador universitario y por las estrellas del baloncesto de la vida real Shaquille O’Neal y Anfernee «Penny» Hardaway. La película sigue a un entrenador de baloncesto, Pete Bell, que rompe las reglas para mejorar su degradado equipo. Una de las razones por las que la película funciona es porque tiene a Nick Nolte como protagonista. Nolte hace una buena interpretación en una película que a muchos les parece dispersa e inconexa. Sin embargo, los aficionados al deporte disfrutarán de la película por su ejecución inspiradora y apasionada.

8. Play Off (Above The Rim) (1994)

Above the Rim es una película deportiva estadounidense de 1994 coescrita, narrada y dirigida por Jeff Pollack en su debut como director. La película está protagonizada por Duane Martin y Tupac Shakur, y cuenta la historia de una prometedora estrella del baloncesto de un instituto de Nueva York y sus relaciones con dos personas; una es un traficante de drogas y la otra una antigua estrella del baloncesto. Above the rim es una película clásica de barrio que tiene un verdadero sentimiento callejero y Tupac brilla en la película. El uso del baloncesto como visión de la cultura callejera de Estados Unidos, es único y original en esta película. No debería sorprender, con Tupac involucrado, que la banda sonora sea también increíble.

7. Diario de un rebelde (1995)

Diarios de baloncesto es una película estadounidense de 1995 dirigida por Scott Kalvert y protagonizada por Leonardo DiCaprio, Lorraine Bracco, James Madio y Mark Wahlberg. La película es una adaptación de la obra autobiográfica de Jim Carroll del mismo nombre. Cuenta la historia de Carroll como un prometedor jugador de baloncesto de instituto y escritor que se vuelve adicto a la heroína. DiCaprio, en su primer papel protagonista, está sencillamente impresionante y muestra todo lo que le ha convertido en la estrella que es hoy. Aparte de él, Bracco (que interpreta a su madre) y otros actores secundarios complementan la película en gran medida. La película ofrece una visión cruda de la oscura y aterradora vida de los drogadictos.

6. Camino a la gloria (2006)

Glory Road es una película estadounidense de drama deportivo de 2006 dirigida por James Gartner, basada en una historia real sobre los acontecimientos que condujeron al Campeonato de Baloncesto de la División Universitaria de la NCAA de 1966. La película sigue al entrenador Don Haskins, que construye su equipo con una alineación diversa y tiene que luchar contra todas las críticas. Glory Road» es una historia genuinamente inspiradora sobre el valor y la determinación frente a la presión social y las probabilidades inmensurables. La película ha sido criticada por su inexactitud histórica, pero eso no quita nada al mensaje que transmite.

5. Entrenador Carter (2005)

El entrenador Carter es una película de 2005 del estadounidense Ken Carter, que fue noticia en 1999 por suspender a su invicto equipo de baloncesto del instituto debido a sus malos resultados académicos. La película está protagonizada por Samuel L Jackson, Channing Tatum, Rick Gonzales y Ashanti. Coach Carter no es una película de baloncesto al uso y no debería ser algo que debas ver si esperas lo contrario. Sin embargo, la película es una historia inspiradora que te enseña a no rendirte. Samuel L Jackson está tan brillante como siempre en el papel del entrenador, mientras que Ashanti también ofrece una actuación sorprendentemente excelente.

4. Los blancos no la saben meter (1992)

Los blancos no la saben meter es una película de comedia deportiva estadounidense de 1992, escrita y dirigida por Ron Shelton, protagonizada por Wesley Snipes y Woody Harrelson como estafadores de baloncesto callejero. En la película, Billy, un estafador, se gana la vida engañando a los jugadores afroamericanos haciéndoles creer que no puede jugar al baloncesto. Se asocia con Sidney, una de sus víctimas, para duplicar sus posibilidades. Los hombres blancos no pueden saltar es una comedia divertida y descarnada que da lo mejor de sí con sus diálogos ingeniosos e inventivos. Wesely Snipes y Woody Harrelson se complementan perfectamente y forman un equipo memorable. Ron Shelton hace un gran trabajo al captar la cultura de los buscavidas del baloncesto.

3. Love and Basketball (2000)

Love & Basketball es una película estadounidense de drama romántico del año 2000 protagonizada por Sanaa Lathan y Omar Epps. La película cuenta la historia de dos vecinos de al lado en Los Ángeles, California, que persiguen sus carreras de baloncesto antes de acabar enamorándose el uno del otro. Sanaa Lathan y Omar Epps están realmente brillantes en la película y ofrecen la mejor interpretación de su carrera. La película está muy bien escrita, con personajes memorables y muy bien desarrollados. La historia es más bien desde la perspectiva femenina y cuenta también una historia feminista muy impresionante.

2. Hoosiers (1986)

Hoosiers es una película deportiva de 1986 escrita por Angelo Pizzo y dirigida por David Anspaugh en su debut como director. Se basa libremente en el equipo del instituto de Milán que ganó el campeonato estatal de 1954. Sigue a un entrenador de baloncesto de instituto que trata de rectificar su pasado mientras intenta forjar un equipo ganador con un entrenador asistente alcohólico. Hoosier es un inspirador retrato de un equipo de baloncesto que está magistralmente elaborado para ser algo más que una película deportiva. Es una película hecha con corazón y pasión y te enseña sobre las segundas oportunidades y el perdón. La fotografía de la película es muy bella y capta el Medio Oeste rural como nunca antes.

1. Una mala jugada (1998)

Una mala jugada (He Got Game) es una película estadounidense de drama deportivo de 1998 escrita, producida y dirigida por Spike Lee y protagonizada por Denzel Washington y la estrella de la NBA de la vida real Ray Allen. Es la tercera de las cuatro colaboraciones cinematográficas entre Washington y Lee. En la película, un convicto intenta convencer a su hijo, estrella del baloncesto, de que vaya a la universidad para que se reduzca la pena de prisión del convicto, a cambio de que Washington, como es habitual, realice una actuación convincente, aunque interprete a un personaje que algunos podrían considerar egoísta. Spike Lee es capaz de crear algo que atraerá al público que no es necesariamente aficionado a los deportes. El guión está bellamente escrito y está bien contado con una cinematografía igualmente bella. El conflicto padre-hijo llena el vacío del que adolecen la mayoría de las películas deportivas y lo eleva a un terreno mejor y más elevado.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Valoración: 0)