Final de la película El rostro ajeno

Final de El rostro ajeno

Convencido de que el alma reside en la piel, de que su propio ser se ha desvanecido junto con los rasgos de su cara desfigurada a raíz de un accidente, un científico se obsesiona con la idea de cubrirse con una máscara, otro yo que, esperanzadamente, concibe como un nexo con el mundo.