Saltar al contenido

Mejores películas postapocalípticas de 2021

peliculas postapocalipticas 2021

La ciencia ficción siempre ha estado cargada de preguntas sobre la destrucción de la naturaleza, la consecución de la singularidad y, por supuesto, la vieja ansiedad de si el mundo se acaba. Con la llegada de 2022, observamos dentro de la vorágine de 2021, un axioma de la televisión y el cine apiñados en torno a un tema similar: el fin absoluto de la humanidad. Teniendo en cuenta la ironía de cómo la mayoría de las audiencias se decantan por este género en una época de pandemia y cambio climático, elegimos las mejores películas que retratan lo mismo. Veamos qué aporta cada una de ellas en el sentido de la destrucción absoluta del mundo, teniendo en cuenta la trama, la recepción y el tono.

In the Earth

In the Earth explora un angustioso viaje a contrarreloj en paisajes ominosos, ahondando en los temas del aislamiento, el compañerismo y la esperanza en forma de tecnología y ciencia. Estos tropos se insertan en el viaje de dos médicos en un bosque, que buscan soluciones en medio de una grave pandemia. Al final se convierten en rehenes, contemplando rutas de escape y estrategias de huida para vivir, convirtiendo esto en una película de supervivencia en el bosque. La primera mitad se ocupa de cuestionar el destino de la humanidad, mientras que la segunda se adentra en la emoción. En la Tierra habría logrado un mayor atractivo para el público con una mejor sincronización de sus dos mitades.

Finch

Tom Hanks decidió acabar con el ridículo de las representaciones de la IA. En lugar de utilizar el tropo del viaje en el tiempo, la película de AppleTV+, Finch, dedicó bastante investigación a la creación de una IA robótica, mediante la cual Finch, el personaje de Hank, actúa para señalar la llegada de un desastre natural del fin del mundo. Los críticos elogiaron a Finch por una representación precisa de la tecnología de la vida real, la de un módulo de previsión de la IA que da luz verde a la predicción de condiciones meteorológicas extremas. Finch termina con una nota de resonancia emocional y rebosa de auténtico corazón.

Pequeño pez

La pérdida romántica en medio de una pandemia vírica es un tema específico que IFC Films desarrolla en su nueva película de ciencia ficción: Pequeño pez. La historia pasa de una conversación casual a una relación amorosa. Esto se desarrolla en un telón de fondo muy familiar, con emisiones televisivas que informan de la muerte, conversaciones sobre avances clínicos, la aparición de mascarillas quirúrgicas en la cara de todos, etc. Un extraño contagio de pérdida de memoria comienza a extenderse entre la gente, afectando a nuestros protagonistas, Emma y Jude. Rastreando su amor desde la devastación, encuentran el camino de vuelta el uno al otro.

No mires arriba

Las catástrofes naturales que ponen en jaque la existencia del mundo no pueden ser más pertinentes. Sin embargo, siempre se puede tratar un tema tan grave en tono de sátira, porque ¿qué es una comedia, sino una visión farsante de la realidad? Adam McKay tomó un carril oscuro, creando humor negro en su máxima expresión, en No mires arriba. La posibilidad de que un cometa que acabe con la vida impacte contra la Tierra no es tomada en serio por muchos, debido a un sinfín de razones que van desde lo personal hasta lo político. La película también aborda la difusión de información falsa en la era digital. Naturalmente, con la actual crisis de falta de comunicación en las pandemias y la política, 2021 supo captar bastante bien su sátira realista.

Warning

La directora Agata Alexander transporta a su público al reino del espacio exterior, creando una trama que gira en torno al astronauta distanciado por excelencia. La película gira en torno a elementos personales dramáticos y cuestiones filosóficas sobre la vida cuando un fallo eléctrico interviene para elevar el desfiladero de la dependencia del hombre de la tecnología. Warning no es un apocalipsis tecnológico, sino que plantea preguntas sobre la sumisión mental de la humanidad a la electrónica en su estado más vulnerable. Es un misterio metafísico que gira en torno a diferentes personas en subtramas, que inevitablemente conducen a una escena apocalíptica.

A descubierto

A descubierto, de Netflix, aborda el auge de la tecnología androide en el marco de una Guerra Civil. Asistimos a la colaboración de dos robots humanoides, un piloto y un oficial, que trabajan para poner fin a una guerra nuclear que se avecina. Aunque la película pretendía reflejar los terrores que asolan el panorama sociopolítico del mundo en ese momento, no logró ejecutarlo de forma convincente.

La guerra del mañana

Otra película que llevó el avance de la tecnología a cotas extraordinarias fue La guerra del mañana. Trata del viaje en el tiempo y la predicción de una guerra extraterrestre; sin embargo, las dicotomías establecidas no estuvieron a la altura de sus expectativas. Las fuerzas extraterrestres siempre se han inclinado más hacia la fantasía que hacia la ciencia ficción, excepto cuando se muestran posibilidades de que se ayuden de medios tecnológicos con precisión.

Barrenderos espaciales

Llevando la comedia al espacio, un grupo de inadaptados en el año 2092 prosperan en una Tierra apestosa y contaminada, con toda la clase media-alta huyendo a Marte. Aunque esto apesta a la mentalidad de quienes se guían penosamente por las ganancias capitalistas, la propia trama correlaciona el humor con la garra, inoculando temas dramáticos en las relaciones sentimentales. El carácter desenfadado de Space Sweepers tuvo una gran resonancia entre el público.

Matrix Resurrections

La ambigüedad a la hora de enhebrar una relación entre la IA y los humanos siempre ha sido un tema provocador. El primer caso que recordamos haber visto en la pantalla de la gran batalla contra los robots, es la insignia de la ciencia ficción de 1995, The Matrix. Cambió el cine, el uso de los gráficos y, sobre todo, dictó el camino a sus espectadores de una distopía futura, en la que la ciencia se apodera de la humanidad. Al llegar a la cuarta entrega, nos preguntamos la razón de su estreno este año, ya sea por revivir la nostalgia de los queridos personajes que regresan, o porque la ideología de la distopía se acerca a nuestra realidad.

Un lugar tranquilo: Parte 2

El CGI puso su pata dominante arraigada al suelo de la construcción del mundo, con Raised By Wolves, y Army of the Dead. Como el gore y los monstruos funcionan tan bien con el público, vimos algunas de las mejores secuelas de un original que tarareaba el tema del día del juicio final, empezando por Un lugar tranquilo 2.

Godzilla contra Kong

Volviendo a los clásicos, Godzilla vs. Kong fue un éxito rotundo entre los incondicionales y los recién llegados, que apreciaron su dinámico campo de batalla de los queridos titanes del mundo. El cruce entre King Kong y Godzilla funcionó en la atmósfera familiar, ligera y visualmente brillante que esperaba conseguir, marcando un camino de éxito adicional.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Valoración: 5)