Saltar al contenido

Los mejores proyectores que puedes comprar (2020)

Ya quieras un proyector portátil o un monstruo con calidad de cine, nuestras selecciones te ayudarán a mejorar tus noches de cine en casa.

No hay nada como ver tus películas favoritas en un cuarto oscuro en una pantalla gigante. Para esa auténtica experiencia en el cine, necesitarás un proyector (y una máquina de hacer palomitas).

Ahora que estamos en medio de una pandemia, es un buen momento para considerar esta clásica tecnología de visualización. Antes había que desembolsar una pasta para alcanzar una buena experiencia de proyección, pero ahora se puede conseguir una buena imagen por menos del costo que un televisor con calidad similar.

Los nuevos proyectores también son mucho más portátiles y fáciles de configurar que antes. Hay excelentes modelos de bolsillo y de corto alcance que hacen que las noches de cine junto al césped sean tan fáciles como encontrar un cable HDMI y una silla para colocarlos. Abajo os dejamos nuestros modelos favoritos.

  1. Optoma UHD42

El Optoma UHD42 ofrece una de las mejores imágenes que se pueden encontrar a un precio “razonable”. Tiene una calidad de imagen y una facilidad de configuración similares a las del modelo BenQ que le sigue en esta lista, pero con un as especial bajo la manga que lo convierte en mi proyector favorito en este momento: input lag muy bajo.

Conecta un ordenador de juegos con una tarjeta gráfica lo suficientemente buena, y ofrecerá una frecuencia de actualización de 240 Hz y un tiempo de respuesta lo suficientemente bajo como para que puedas jugar a todos los juegos online.

La alta frecuencia de actualización también lo hace un poco mejor para ver deportes, que a menudo se muestran “raros” en los proyectores.

2. BenQ W2700

El color calibrado de fábrica, la resolución real de 4K y la capacidad de optimizar la salida de luz para obtener un contraste mejor que el habitual hacen del BenQ W2700 uno de los mejores proyectores que se pueden comprar.

Es liviano y súper fácil de configurar, gracias a un corto “alcance” -la distancia requerida entre la pantalla y el proyector- y al zoom óptico incorporado, que le da una buena cantidad de espacio para encontrar el lugar perfecto para configurarlo.

Las películas tienen un aspecto audaz y cinematográfico.

3. Epson EH-TW7400

Si estás diseñando un cine en casa casi profesional con sus butacas, etc., querrás un proyector más grande como el Epson EH-TW7400.

Ofrece una lente de calidad cinematográfica, colores nítidos y niveles de negro sorprendentes.

La claridad añadida que obtendrás en pantallas más grandes hace que sea una gran elección para habitaciones más grandes. Incluso existe la opción de conseguir uno con un transmisor HDMI inalámbrico, para que puedas obtener hasta 4K/30 fotogramas por segundo de imagen en el proyector sin necesidad de utilizar un cable HDMI superlargo.

4. KODAK Luma 150

El Kodak Luma 150 es un proyector portátil que casi cabe en tu bolsillo. No es el proyector de mayor calidad de esta lista, pero pesa mucho menos, maneja el equivalente a una pantalla de 80 pulgadas, y por 300€, aún te quedará algo de dinero para la suscripción a Netflix.

Puedes transmitir archivos a través de AirPlay o Miracast, o conectar una tarjeta MicroSD, un cable USB o un cable HDMI. El puerto HDMI significa que también puedes conectarlo a tu Fire Stick de Amazon, Chromecast o un dispositivo Roku.

La pantalla es lo suficientemente luminosa en una habitación oscura, pero se ve regular con la luz del día.

Aún así, si la portabilidad y el precio es tu prioridad, el Luma 150 es difícil de superar.

¿Alguna vez has querido tener una noche de cine mientras acampas? Esta es probablemente tu mejor opción.