Final de 52 vive o muere

Un poderoso empresario metalúrgico es chantajeado por tres delincuentes que le han hecho fotos comprometedoras para su estabilidad matrimonial. Decidido a liberarse de la extorsión, le explica la situación a su esposa, que es una mujer con ambiciones políticas. Pero los chantajistas no se rinden: asesinan a su amante y hacen recaer sobre él las sospechas.

Dónde ver la película 52 vive o muere online
Poster for the movie "52 vive o muere"
ALERTA SPOILER

A continuación, puedes leer el resumen y la explicación de 52 vive o muere

Final de 52 vive o muere explicado

Harry Mitchell (Roy Scheider) está felizmente casado con Barbara Mitchell (Ann Margret). Sin embargo, ha conocido a una bailarina exótica llamada Cini (Kelly Preston) y ha tenido una aventura.

Un día, Harry recibe un vídeo de la aventura de los canallas Alan Raimy (John Glover), Bobby Shy (Clarence Williams III) y Leo Franks (Robert Trebor). Le exigen 10.000 dólares por guardar silencio. Él se defiende contándole a su mujer la aventura y negándose a pagar.

Alan irrumpe en la casa de Harry y le roba su pistola y una chaqueta de vestir. Secuestran a Harry y le enseñan otro vídeo en el que Cini muere de un disparo con la pistola de Harry y su sangre salpica la chaqueta de éste. Ahora quieren 100.000 dólares o las pruebas irán a la policía. Le dan unos días para conseguir el dinero.

Harry visita sólo a Alan, y le deja ver un libro de finanzas de su negocio, revelando que no tiene esa cantidad de dinero pero que puede pagarlo a plazos. Convence a Bobby y a Leo de que puede pagar a Alan en su totalidad, y luego, cuando Alan repite el escenario de los plazos, ellos asumen que está planeando un doble cruce.

Mientras tanto, Alan convence a Bobby de que el dinero se dividiría mejor en dos partes, por lo que consigue que Bobby dispare a Leo. Después de esto, Alan mata a Bobby y luego secuestra a Barbara. Le dice a Harry que quiere el dinero y su coche antiguo restaurado del que se dio cuenta antes. Entonces, Harry se encuentra con él en un puente a las afueras de la ciudad y le da el dinero y las llaves del coche. Alan planea matar a Harry y a Bárbara, pero Harry le dice que su libro de finanzas tiene las huellas dactilares de Alan por todas partes y que le han dicho a su abogado que lo entregue a la policía si no se presenta. Como no quiere problemas con la policía, Alan les deja marchar y, al arrancar el coche, las puertas se cierran y aparece una grabación de Harry diciéndole a Alan que mejor disfrute de los últimos 10 segundos de su vida. Entonces Alan intenta en vano salir del coche antes de que éste explote, matándolo.

También te puede interesar: