Saltar al contenido

Final de A Werewolf Boy

Poster for the movie ""
Poster for the movie ""

A Werewolf Boy (2012 )

124 min - Romance, Fantasía

La película cuenta la historia de una mujer mayor que vuelve al pueblo donde, cuando era joven, conoció a un “Hombre Lobo” que tenía su misma edad y al cual enseñó todo lo que a un niño pequeño hay que enseñarle: comer, vestirse, comportarse...


Director:   Jo Sung-hee

Donde ver online

Atención
A continuación se revela como acaba A Werewolf Boy

Final de A Werewolf Boy explicado

Kim Sun-yi, una anciana de sesenta años que vive en Estados Unidos, recibe una llamada telefónica sobre la venta de su antigua casa familiar en Corea del Sur.

Al regresar a su tierra natal, se encuentra con su nieta Eun-joo y vuelven a la casa en el campo. Sun-yi recuerda cómo hace 47 años, cuando era una chica de 17 años en 1965, se trasladó desde Seúl junto con su madre viuda y su hermana Sun-ja a un valle remoto para pasar un periodo de convalecencia tras sufrir problemas en los pulmones.

Los Kim vivían en una gentil pobreza a merced de su arrogante casero, Ji-tae, hijo del socio comercial del difunto padre de Sun-yi. Debido a su delicada salud, la bella pero introvertida Sun-yi lleva una vida aislada y sin amigos.

Un día, Sun-yi descubre a un chico asilvestrado de unos 19 años en su patio. Su tipo de sangre es inidentificable y no sabe leer ni hablar. A pesar de que se comporta como una bestia salvaje, la bondadosa madre de Sun-yi lo adopta y le pone el nombre de Chul-soo, asumiendo que es uno de los más de 60.000 niños huérfanos de la Guerra de Corea.

Al principio, Sun-yi lo considera un estorbo, pero finalmente se divierte domándolo según un manual de adiestramiento de perros. Le enseña a esperar pacientemente antes de comer, a vestirse, a hablar, a escribir y a otros comportamientos humanos para que algún día pueda vivir como un hombre normal. Chul-soo demuestra una lealtad inquebrantable y una fuerza sobrehumana, lo que inspira la envidia de Ji-tae, que desea a Sun-yi.

Los dos acaban por acercarse; cuando Sun-yi abre su corazón a Chul-soo, éste se enamora de ella, la única persona que le ha mostrado su afecto. Pero su relación está plagada de dificultades cuando Ji-tae empieza a causar problemas. Al sentirse amenazado, Chul-soo da rienda suelta a sus instintos bestiales y, atemorizados, los habitantes del pueblo se vuelven contra él. Para salvar al chico que arriesgó su vida para estar con ella, Sun-yi le deja una promesa: “Espérame. Volveré a por ti”.

En el presente, Sun-yi entra en el cobertizo y encuentra a Chul-soo sentado, todavía tan joven como hace 47 años. Él le entrega la nota que escribió. Ella se da cuenta de que él ha estado esperando todo el tiempo. Él le lee un libro que ella le había pedido hace tantos años, mientras ella se queda dormida. Al día siguiente, se despierta sin ver a Chul-soo y se va con su nieta. Reciben una llamada del condado preguntando por la propiedad. Sun-yi le dice que no va a vender el lugar. Chul-soo se queda mirando desde lejos mientras el coche se aleja.

Una secuencia en los créditos finales muestra a Chul-soo construyendo un muñeco de nieve.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Valoración: 0)