Saltar al contenido

Final de Al límite (1999)

Final de la película Al límite
Final de la película Al límite

Al límite (1999 )

121 min - Drama

Frank Pierce (Nicolas Cage), un empleado del servicio nocturno de ambulancias de Nueva York, está quemado por el estrés, la soledad y la dureza de su trabajo, pues se pasa las noches recogiendo todo tipo de enfermos, accidentados y moribundos. Como consecuencia de ello empieza a sufrir alucinaciones en las que se le aparecen las personas a las que no pudo salvar. Intentando redimirse, Frank se obsesiona con la idea de salvar aunque sólo sea una vida.


Director:   Martin Scorsese

Donde ver online

Atención
A continuación se revela como acaba Al límite

Final de Al límite (1999) explicado

En Manhattan, el deprimido y quemado paramédico Frank Pierce no ha salvado a ningún paciente en meses y empieza a alucinar con los fantasmas de los perdidos. Una noche, Frank y su compañero Larry responden a una llamada de la familia del señor Burke, que ha entrado en parada cardíaca. Allí, Frank entabla amistad con la angustiada hija de Burke, Mary, una antigua drogadicta, y descubre que Mary era amiga de Noel, un drogadicto y delincuente que es enviado con frecuencia al hospital.

Tras unas cuantas llamadas de poca importancia, Frank y Larry acuden a las consecuencias de un tiroteo, donde Frank se da cuenta de que dos viales de heroína “Red Death” salen de la manga de una víctima superviviente. Mientras están en la parte trasera de la ambulancia con Frank y Noel, la víctima intenta arrepentirse de su forma de traficar con drogas, pero muere antes de que puedan llegar al hospital.

Al día siguiente, Frank es emparejado con Marcus, un hombre excéntrico y religioso, y los dos responden a un hombre del que se informa que está en paro cardíaco en un club. Cuando llegan, Frank diagnostica que, de hecho, sufre una sobredosis causada por la Muerte Roja. Mientras Frank inyecta al hombre con Narcan, Marcus inicia un círculo de oración con los desconcertados asistentes al club y, justo cuando su predicación llega al clímax, el hombre con sobredosis recupera la conciencia.

De vuelta al hospital, Frank visita el apartamento de Mary para decirle que el estado de su padre está mejorando. A continuación, Frank y Marcus responden a la llamada de un joven cuya novia va a dar a luz gemelos. Frank y Marcus llevan a los dos bebés y a la madre al hospital, donde Marcus lleva a la madre y al gemelo sano a la sala de maternidad, mientras Frank intenta reanimar al otro gemelo con el personal del hospital. El hospital no consigue reanimar al gemelo más pequeño, y un consternado Frank empieza a beber antes de que Marcus se una a él y estrelle la ambulancia contra un coche aparcado.

A la mañana siguiente, Frank ve a Mary salir del hospital y la sigue hasta un bloque de apartamentos; Mary le dice a Frank que está visitando a una amiga y él la acompaña a la habitación. Después de esperar un rato, Frank irrumpe en la habitación y descubre que se trata de un antro de drogas dirigido por un traficante llamado Cy Coates. Mary admite que ha vuelto a las drogas para sobrellevar el estado de su padre, y mientras Frank intenta que se vaya, Cy le ofrece unas pastillas.

En un momento de desesperación, Frank toma las drogas y comienza a alucinar, viendo más fantasmas de sus pacientes. Una vez sobrio, coge a Mary y la saca del edificio. Mientras visita a Burke en coma en el hospital, Frank empieza a oír la voz de Burke en su cabeza, diciéndole que le deje morir, pero en lugar de eso resucita a Burke.

En su tercer turno, Frank es emparejado con Tom Wolls, un hombre entusiasta con tendencias violentas. La pareja es llamada a la guarida de drogas de Cy, donde se ha producido un tiroteo, y encuentran a Cy empalado en una barandilla. Frank se aferra a Cy mientras los servicios de emergencia cortan la barandilla, pero ambos están a punto de salir despedidos del borde antes de que los vuelvan a subir. Cy agradece a Frank haberle salvado la vida y se convierte en el primer paciente que Frank ha salvado en meses.

Después, Frank acepta ayudar a Tom a dar una paliza a Noel y lo persigue. Frank comienza a alucinar de nuevo, saliendo de ello justo cuando se encuentra con Tom golpeando a Noel con un bate de béisbol. Cuando Frank vuelve a visitar a Burke, la voz suplica la muerte una vez más, y Frank le quita el aparato de respiración a Burke, lo que le hace entrar en parada cardíaca fatal. A continuación, Frank se dirige al apartamento de Mary para informarle de que ésta acepta la muerte de su padre. Frank es invitado a entrar y se queda dormido al lado de Mary.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Valoración: 0)