Final de Algo en común

Andrew Largeman (Braff) vuelve a su casa natal, en Nueva Jersey, después de diez años de ausencia para asistir al funeral de su madre. Allí rememora su pasado y conoce a una chica, Samantha (Portman), que quizá pueda cambiar su vida. Largeman, que acaba de dejar los antidepresivos que ha estado tomando durante años, comienza a redescubrirse a sí mismo, lo que incluye enfrentarse a su padre, psicólogo, y ayudar a Samantha a superar sus propios problemas pisicológicos.

Dónde ver la película Algo en común online
Poster for the movie ""
ALERTA SPOILER

A continuación, puedes leer el resumen y la explicación de Algo en común

Final de Algo en común explicado

El actor Andrew Largeman se despierta de un sueño -en el que está apáticamente sentado en un avión que se estrella- y recibe un mensaje telefónico de su padre en el que le dice que tiene que volver a casa porque su madre ha muerto.

Andrew deja Los Ángeles y regresa a su casa en Nueva Jersey para asistir al funeral. Reconoce a los enterradores como viejos amigos, Mark y Dave, que le invitan a una fiesta esa noche. En casa, el padre de Andrew le consigue una cita con el médico para los dolores de cabeza que ha estado teniendo.

Esa misma noche, Andrew acude a la fiesta, donde se encuentra con Mark, Dave y Jesse, un viejo amigo que acaba de ganar una fortuna tras crear un velcro silencioso. Después de fumar marihuana y consumir éxtasis en la fiesta, sigue sintiéndose distanciado.

La mañana siguiente a la fiesta, Andrew acude a la cita. En la sala de espera, conoce a una joven llamada Sam, que es una mentirosa patológica. Más tarde explica que la mayoría de las veces no sabe por qué miente y que siempre lo admite después. En la reunión de Andrew con su médico, se revela que Andrew ha estado tomando litio y otros estabilizadores del estado de ánimo, así como antidepresivos, desde los 10 años, pero que recientemente ha dejado de tomarlos. También dice que su padre, que es su psiquiatra, le puso la medicación. Andrew encuentra a Sam fuera de la oficina y se ofrece a llevarla a casa. Sam le invita a entrar en su casa y él conoce a su madre, que le revela sin querer que Sam tiene epilepsia. Andrew le cuenta a Sam la muerte de su madre, y Sam, entre lágrimas, elogia a su hámster. Al volver a casa, el padre de Andrew se enfrenta a él e insiste en que tengan una charla antes de que Andrew se vaya.

Más tarde, Andrew y Jesse se sientan en el cementerio mientras Mark cava otra tumba. Andrew observa a Mark robando joyas del cadáver que está enterrando. Andrew regresa a la casa de Sam, y los dos pasan el resto del día juntos, uniéndose a sus amigos más tarde en la mansión de Jesse. Andrew le cuenta a Sam que empujó a su madre en señal de frustración cuando tenía nueve años, haciéndola caer sobre un lavavajillas roto en un accidente que la dejó parapléjica; dice que su padre lo culpa de la parálisis de su madre y lo puso a tomar sus medicamentos para “frenar la ira” que supuestamente alberga. Sam escucha y Andrew admite entonces sus sentimientos por ella.

Al día siguiente, Mark le dice a Andrew que necesita ayuda para “localizar” un regalo de despedida para él. Sam, Andrew y Mark pasan el día juntos y lo terminan en una cantera de Newark, donde Mark habla con un hombre llamado Albert, que se dedica a mantener a los intrusos fuera de la cantera. Los tres visitantes discuten las razones por las que Albert y su mujer han elegido vivir en la cantera. Albert explica que vivir allí y explorar la cantera es “hacer algo completamente único, que nunca se ha hecho antes”, reflejando un discurso anterior de Sam. Finalmente, Albert explica que lo que realmente importa es vivir con su familia. Andrew se siente inspirado por la conversación, y fuera, bajo la lluvia, se sube a una grúa abandonada y grita en la cantera, acompañado por Sam y Mark. Él y Sam comparten un beso.

Cuando Sam y Andrew miran el regalo más tarde, resulta ser el colgante favorito de la madre de Andrew, uno de los objetos que Mark robó de su tumba, vendió y posteriormente localizó. Finalmente, Andrew habla con su padre y le dice que él no tuvo la culpa del accidente de su madre y que vivirá el resto de su vida sin medicamentos. Perdona a su padre y dice que quiere establecer una mejor relación con él.

A la mañana siguiente, Andrew se despide de Sam en el aeropuerto, mientras ella le ruega que no se vaya. Él reconoce que ella ha cambiado su vida, pero también reconoce que todavía tiene que arreglar sus problemas personales antes de continuar la relación. Andrew embarca en el vuelo y Sam se queda llorando en una cabina telefónica. Andrew vuelve entonces, diciendo que no quiere perder más tiempo de su vida sin Sam. Se pregunta qué hacer a continuación, y los dos se besan.

También te puede interesar: