Saltar al contenido

Final de Arenas Blancas

Poster for the movie ""
Poster for the movie ""

Arenas Blancas (1992 )

105 min - Suspense, Acción, Crimen

Entre las silenciosas ruinas del desierto de Nuevo México, es hallado el cuerpo impecablemente vestido de un hombre con una pistola en una mano y una maleta con medio millón de dólares en la otra. Para Ray Dolezal, el sheriff del pueblo, harto ya de su rutinario trabajo, el cadáver sin identificar representa un irresistible misterio. Nada parece indicar que se trate de un suicidio, pero, si es un asesinato, cómo explicar que el asesino dejara abandonada la maleta.


Director:   Roger Donaldson

Donde ver online

Atención
A continuación se revela como acaba Arenas Blancas

Final de Arenas Blancas explicado

Ray Dolezal, un aburrido ayudante del sheriff del condado de Torrance, Nuevo México, investiga un aparente suicidio en el desierto. Junto al cuerpo de Bob Spencer hay una maleta que contiene 500.000 dólares. Durante la autopsia, encuentran un papel digerido con un número de teléfono; Dolezal, haciéndose pasar por Spencer, llama al número y acude a una reunión, donde le roban y le indican que se reúna con Gorman Lennox en un restaurante. El agente del FBI Greg Meeker intercepta a Dolezal y le informa de que Spencer era un agente encubierto. Ahora que Dolezal ha perdido el dinero, Meeker le sugiere que siga haciéndose pasar por Spencer para recuperar el dinero o ayudar a detener a Lennox.

Dolezal se reúne con Lennox y su adinerado socio Lane Bodine y se entera de que el dinero es para armar a los luchadores por la libertad de la izquierda en Sudamérica. Los traficantes de armas hacen una demostración de las armas para Dolezal y Lennox, pero exigen 250.000 dólares más por gastos imprevistos. Meeker hace recaer la responsabilidad en Dolezal, que se abre camino en la vida de Lane para que atraiga a ricos donantes humanitarios que financien el acuerdo. Dos agentes de asuntos internos del FBI sospechan que Dolezal ha matado a Spencer y ha robado el dinero. Dolezal se ve obligado a admitir ante Lane que no es realmente Spencer, pero ella acepta ayudar a recaudar el dinero porque encuentra a Dolezal una mejor alternativa que la volátil Lennox.

Dolezal se entera por Noreen, que tuvo una aventura con el verdadero Spencer, de que éste trabajaba con un agente del FBI que probablemente lo mató. Noreen huye al ver a Meeker y los agentes de Asuntos Internos atrapan a Dolezal. Lennox echa a los agentes de la carretera; Dolezal huye y regresa a Lane. Descubre a Noreen muerta de un disparo y una Polaroid de ella con Spencer y Meeker.

Dolezal irrumpe en una furgoneta de vigilancia frente a la casa de Lane y golpea al agente del FBI. Acusa a Meeker de haber matado a Spencer y a Noreen. Meeker admite que cogió los 500.000 dólares sin autorización para robarlos y capturar a Lennox al mismo tiempo, pero Spencer perdió los nervios y quiso salir. Meeker se enfrentó a él en el desierto y le convenció para que se pegara un tiro. Le dice a Dolezal que la Polaroid no prueba nada y que nadie creerá su palabra contra la de un agente minoritario con un historial intachable.

Lennox se reúne con Dolezal y le revela a los dos agentes de Asuntos Internos atados en el maletero de su coche. Se dirigen al desierto, donde Lennox dice que sabe que Dolezal no es Spencer, porque Lennox es en realidad un agente de la CIA que quiere que el acuerdo de armas se lleve a cabo, asegurando la supervivencia del complejo militar-industrial. Lennox mata a los dos agentes e informa a Dolezal de que tiene a Lane como rehén. Dolezal debe encontrar dónde escondió los 250.000 dólares y reunirse con Lennox en una base militar desierta en el desierto de White Sands.

Dolezal descubre el dinero en un maletín enterrado en el establo del caballo de Lane. Secuestra a Meeker, lo lleva a White Sands y lo esposa a una tubería dentro de un edificio abandonado. Dolezal le explica que Lennox es de la CIA, que el FBI llegará pronto y que Meeker puede enfrentarse al castigo o intentar huir. Dolezal deja una pistola, por lo que Meeker la coge y se esconde dentro de un puesto de baño.

Lennox llega y revela que Lane está esperando en la entrada de la base. Dolezal colocó el maletín en el edificio abandonado, pero cuando Lennox entra, Meeker le dispara y lo mata. Tras inutilizar el coche de Lennox, Dolezal recoge a Lane. La deja en su finca y le explica que necesita volver con su familia. Le entrega los 250.000 dólares que había obtenido a través de su evento de pseudo-recaudación de fondos.

El FBI llega en coches y helicópteros. Meeker rompe la tubería a la que estaba esposado y corre por el desierto con el maletín. Dolezal dejó los 500.000 dólares que se sospechaba que había robado para que el FBI dejara de investigarle, pero uno de los agentes advierte unas huellas que se adentran en White Sands y salen en su persecución. Cuando el FBI lo alcanza, Meeker tropieza y deja caer el maletín, que sólo contiene arena.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Valoración: 0)