Final de Bacurau

En un futuro cercano. El pueblo de Bacurau llora la muerte de su matriarca Carmelita, que falleció a los 94 años. Algunos días más tarde, los habitantes se dan cuenta de que el pueblo está siendo borrado del mapa...

Dónde ver la película Bacurau online
Poster for the movie "Bacurau"
ALERTA SPOILER

A continuación, puedes leer el resumen y la explicación de Bacurau

Final de Bacurau explicado

En un futuro próximo, los habitantes de Bacurau, un empobrecido asentamiento rural del ficticio municipio de Serra Verde, en el oeste de Pernambuco, se reúnen para el funeral de Carmelita, una anciana considerada la matriarca de la comunidad. Su nieta Teresa (Bárbara Colen), ahora una mujer joven, regresa al pueblo después de muchos años para la ocasión, así como para entregar algunas medicinas al pueblo. Al principio, hay mucho malestar porque uno de los habitantes del pueblo le falta el respeto a su abuela, y provoca una escena a su llegada antes de que sea sofocada por los demás habitantes del pueblo, pero esto se cubre con el sentimiento de alegría ya que muchos se alegran de su regreso. A continuación, ella y el resto de los habitantes del pueblo se ven desconcertados por una serie de extraños sucesos que se producen tras el entierro: la caída de las señales telefónicas, la desaparición inexplicable del pueblo de los mapas y los GPS, el avistamiento de drones con forma de ovni y el paso de una pareja sin nombre de Río de Janeiro por el pueblo en motocicleta.

Hay una disputa en curso sobre los derechos de agua del río local, con el agua que se represa aguas arriba en un esquema de corrupción que el alcalde de Serra Verde, Tony Junior (Thardelly Lima), es la principal fuerza impulsora. Durante su campaña de reelección, visita Bacurau en un intento de ganarse la simpatía de sus habitantes y asegurarse sus votos con comida vieja y libros deteriorados. El odio de los ciudadanos de Bacurau hacia Tony Junior es evidente, ya que todos los ciudadanos intentan esconderse para su llegada. Tony Junior aparece como un hombre de aspecto adinerado mientras los ciudadanos de Bacurau tienen que esperar un camión de agua para conseguir agua para la comunidad. Más adelante en la película se ve el agua fluyendo fuera del camión como resultado de los múltiples agujeros de bala que han penetrado en el tanque.

Cuando una estampida de caballos aparece de repente en el pueblo, dos hombres de la localidad son enviados a investigar la granja cercana de la que presumiblemente escaparon y encuentran a la familia propietaria asesinada. Cuando intentan salir de la finca, son ejecutados por la pareja de las motos que antes se había comportado amistosamente con la gente del pueblo de Bacurau, mientras que en realidad plantan un dispositivo que se sugiere impide el uso de teléfonos móviles e internet.

Esta pareja se reúne con un grupo de extranjeros, en su mayoría estadounidenses, liderados por Michael (Udo Kier). Se burlan de la pareja por ser más blancos que los locales, pero no lo suficientemente “blancos”. A continuación, se les reprende por haber matado a los dos hombres, ya que matar a dos personas privará a los extranjeros de dos oportunidades de ganar “puntos”, insinuando que los extranjeros consideran a los nativos como infrahumanos. Tras recibir instrucciones no escuchadas a través de auriculares, los extranjeros ejecutan a la pareja de motoristas y discuten sobre quién ha cometido el asesinato y tiene derecho a los puntos, lo que pone de manifiesto la crueldad de los extranjeros.

A medida que aumenta el número de muertos, Pacote (Thomás Aquino), antiguo amante de Teresa, deduce que el pueblo está siendo atacado. Esto le motiva a buscar a Lunga (Silvero Pereira), un fugitivo que ha recibido el apoyo y la protección del pueblo de Bacurau mientras evadía la aplicación de la ley y al que Pacote acaba convenciendo de que se una a sus esfuerzos para luchar contra la amenaza que tienen delante. Los habitantes del pueblo comienzan a armarse y se preparan para defender su ciudad con todo su corazón. Mientras los habitantes del pueblo desentierran un depósito de armas, uno de los estadounidenses mata a un niño de nueve años en las afueras del pueblo. A continuación, cortan la electricidad del pueblo para provocar el pánico.

A la mañana siguiente, cuando los americanos salen de caza, son poco a poco dominados y asesinados por los lugareños, a excepción de Michael (Udo Kier), que acaba siendo capturado. Durante la batalla, uno de los americanos entra en el museo del centro del pueblo y se lleva una reliquia expuesta. Cree que es superior y que su cultura no tiene valor. Lo que no se da cuenta es que los artículos de periódico y los artefactos del museo retratan revoluciones que el pueblo de Bacurau ha ganado contra colonizadores similares. No son débiles y dóciles como los americanos creen que son, un error fatal. Sólo empieza a darse cuenta de que quizá no sean tan fáciles de matar cuando ve que faltan todas las armas, aunque sigue bromeando sobre lo anticuadas que están. El pueblo de Bacurau se une contra los americanos y tiene mucho éxito. Poco después de la batalla, Tony Junior, que ya es persona non grata en Bacurau, llega al pueblo para recoger a los americanos en un minibús de lujo, pero luego intenta negar conocerlos. El capturado Michael le grita, dejando claro que sí tenían acuerdos previos. El alcalde es enviado a morir al desierto, semidesnudo y atado a un burro, mientras Michael es enterrado vivo en una celda subterránea mientras grita que “esto es sólo el principio”.

También te puede interesar: