Final de Biker Boyz

1 h 30 min

Smoke -Fishburne- es el presidente de un club de motoristas de color, además de un legendario corredor de carreras de motos. Los retos se le presentan continuamente, pero ninguno tan insistente como el de Kid -Luke-, el mejor amigo del hijo de Smoke.

Dónde ver la película Biker Boyz online
Final de la película Biker Boyz
ALERTA SPOILER

A continuación, puedes leer el resumen y la explicación de Biker Boyz

Final de Biker Boyz explicado

En el mundo de las carreras clandestinas de motocicletas, el fenómeno invicto conocido como Smoke (Laurence Fishburne) es el indiscutible “Rey de Cali” que se defiende de los retadores que están decididos a ganar la “corona” de Smoke y obtener el codiciado título.

Kid (Derek Luke), un piloto novato y “prospecto” del club de motos, ha estado ayudando a su padre, el mecánico Slick Will (Eriq La Salle), mientras preparan la moto de Smoke para una noche de carreras. En la narración, Kid cita a su padre diciendo que “la diferencia entre los hombres y los niños son las lecciones que aprenden” y añade que su padre le enseñó mucho.

Kid practica acrobacias en el plató y conoce a Tina (Meagan Good), mientras que un ansioso motorista local lanza un reto a Smoke, que acepta. Smoke, utilizando casualmente la “visión de túnel”, gana la carrera, pero el retador pierde el control cuando su moto sufre una avería en el sistema hidráulico a más de 100 MPH y se estrella contra una fila de motos aparcadas. La motocicleta sale despedida por los aires, golpeando a Slick Will y lanzándolo a través de un escaparate de chapa. Ambos hombres mueren al instante. En el funeral de Slick Will, Smoke lidera a docenas de moteros de los “Black Knights”, para ofrecer personalmente sus condolencias a la viuda de Slick Will, Anita (Vanessa Bell Calloway), y deja caer una bandera firmada por los Black Knights en su tumba. Kid no se impresiona con el gesto y se dispara.

Seis meses más tarde, Kid es ahora un piloto capaz con su propia moto personalizada. Al ganar su primera “carrera” interfiriendo peligrosamente en un desafío entre un motero borracho y el motorista Donny (Tyson Beckford), Kid muestra su velocidad y habilidad, realizando con éxito las acrobacias insinuadas anteriormente. Al público le encanta, para insatisfacción de Smoke. Kid llama a Smoke para que lo desafíe, pero éste lo desestima y le dice al joven inexperto que primero consiga más experiencia y garra.

En una cafetería, Kid se encuentra con el corredor “borracho” Stuntman (Brendan Fehr), donde se revela que los dos son socios secretos de estafa y se reparten las ganancias. Para cubrir sus huellas, su compañero motero Primo (Rick González) sugiere que el trío forme un club de motos y, tras un poco de persuasión, aceptan. Kid también localiza a Tina, una artista del tatuaje, y ambos comienzan un romance.

Kid se reconcilia con el jurado de moteros, compuesto por 10 líderes de las bandas de moteros más poderosas. Se disculpa por su falta de respeto, en concreto hacia su presidente, Smoke, y aceptan verificar el nuevo club con el trío que se hace llamar “Biker Boyz”. En un evento local de recaudación de fondos, el trío se convierte en un quinteto. Smoke corteja a un viejo amor y, más tarde, es retado por el líder de los Strays y rival desde hace tiempo, Dogg (Kid Rock), y los dos apuestan miles, sus tapas (cascos) y el título.

El día de la carrera, Smoke vence al agresivo Dogg sin problemas y después, de forma tardía pero con mucho ritmo, llegan los Biker Boyz. Kid habla mal de Motherland (Djimon Hounsou) en un movimiento improvisado para provocar a Smoke. A Smoke no le hace ninguna gracia el intento de Kid de “hacer una entrada” y los Black Knights se marchan. Motherland y Kid corren hasta que la policía llega a la línea de meta y el joven corredor es detenido. El resto de los motoristas consiguen escapar. Un abogado de los Caballeros Negros paga la fianza de Kid y Anita se enfrenta a él, amenazando con desalojar a Kid de su casa si vuelve a correr.

La noche del baile anual de los Black Knights, Kid es retado por un apoderado a correr contra Dogg y acepta tras una disputa con el hermano de Tina y mecánico de Strays (Larenz Tate) Wood. Habiendo escuchado, Anita encuentra a Smoke antes de la carrera y le exige que la detenga. Smoke y Anita discuten hasta que ella cede, diciéndole a Smoke que Kid es en realidad su hijo y no el de Slick Will. Incrédulo, Smoke se ve movido a actuar y consigue arrastrar a Kid a un altercado. Kid ataca a Smoke, pero el veterano confisca las llaves de Kid y lo deja inconsciente, evitando así la carrera.

Recuperado en su casa, Kid se enfrenta a Anita, que le confiesa verdades de hace décadas. Enfurecido y apenado, Kid abandona su casa y se muda con su novia Tina. Kid opta por volverse rebelde y, tras conseguir más seguidores para su club, reúne a su equipo, declarando “vamos a ganar más tapas que cualquier equipo del plató y vamos a superar a todos los equipos del plató” e indica en la reinvención: “Los Biker Boyz establecen sus propias reglas”.

Los Biker Boyz consiguen su propio lugar de reunión y comienzan a timar a varias carreras, pero cuando Stuntman logra timar al sobrino de un peligroso motorista, él y Primo son emboscados en una fiesta. Kid acude al rescate, pero rápidamente es dominado por el líder del otro club, que saca una pistola. Smoke y un grupo de Caballeros Negros intervienen para arreglar las cosas y convencer a los vengativos moteros de que se retiren. Smoke y Kid se sientan en el local de los Biker Boyz, pero Kid se muestra más despectivo y enfadado que nunca. Agravado, Smoke finalmente acepta competir con Kid, bajo la condición de que quien pierda no volverá a competir nunca más; pero primero Smoke tiene que permitir que Kid compita con Dogg en el próximo evento del circuito. Poco después, Kid se reconcilia con Anita.

En el circuito, Kid y su equipo se enfrentan a los Strays con Smoke y los Black Knights vigilando desde las gradas. Dogg y Kid corren por la pista hasta que Dogg hace un “bump and run” haciendo que Kid “deje la moto” en un accidente. Aunque Kid sale ileso, su moto queda destrozada. Más tarde, ese mismo día, Smoke informa a Kid de que las autoridades van a cerrar la pista, debido a la cantidad de choques, pero que ha conseguido alquilar una granja a las afueras de la ciudad, asegurando su carrera. Kid acepta llegar al día siguiente.

Más tarde, esa misma noche, Kid, Primo y Stuntman intentan sin éxito arreglar la moto de Kid cuando los Strays llegan para enfrentarse a ellos. Wood confirma que los daños son demasiado graves para repararlos a tiempo para la carrera. Dogg reconoce que sólo sus motos son tan fuertes y rápidas como la de Smoke. Como ofrenda de paz, Dogg le presta su moto a Kid, dándole al joven una oportunidad viable de ganar.

Al día siguiente, los Black Knights y los Biker Boyz llegan y se alinean en formación opuesta en el campo abierto, como en un viejo enfrentamiento del oeste. Smoke pide una carrera justa, sin sistema de óxido nitroso; Kid quiere que Tina dé la salida. Smoke y Kid corren por un camino de tierra detrás de la granja y Kid adopta la “visión de túnel” de Smoke con la línea de meta a la vista. A punto de ganar, Smoke se llena repentinamente de emociones y en su lugar frena para dejar que su hijo gane, dando paso a que Kid se convierta en el nuevo “Rey de Cali”.

Smoke, impresionado y orgulloso, cede la corona a un humilde y respetuoso Kid que le dice a Smoke que se quede con su casco. Los dos hombres reconcilian sus diferencias y disfrutan de un abrazo. Kid observa cómo su padre se aleja hacia el atardecer y, en la narración, repite en todo su contexto la frase de Slick Will de que “la diferencia entre los hombres y los niños son las lecciones que aprenden” y añade que su padre le enseñó mucho.

 

También te puede interesar: