Saltar al contenido

Final de Cangrejo negro

Poster for the movie "Cangrejo negro"

Donde ver online

Atención
A continuación se revela como acaba Cangrejo negro

Final de Cangrejo negro explicado

La película sueca de Netflix, “Cangrejo Negro”, es ciertamente eficaz en su intención. Aunque la atmósfera parece ser la de un mundo apocalíptico, en realidad es el resultado de una guerra civil. De este modo, la película nos hace creer que lo segundo acabará conduciendo a lo primero. Incluso el clima se utiliza como elemento temático para subrayar el hecho de que el mundo se ha vuelto frío e impasible, al igual que los humanos que viven en él. Para hacerlo más personal, tenemos a Caroline Edh, para quien cruzar el archipiélago no es tanto una cuestión de entregar los botes como de llegar a su hija, Vanja. Los enemigos se la llevaron hace años, pero al parecer está viva y al otro lado del archipiélago.

Trama de Cangrejo negro

La guerra civil está en marcha. El coronel Raad (David Dencik) ordena a Caroline Edh (Noomi Rapace), junto con otros cinco soldados, el capitán Forsberg, Nylund (Jakob Oftebro), Malik (Dar Salim), Granvik (Erik Enge) y Karimi (Ardalan Esmaili), que entreguen dos botes a través de un archipiélago helado desde Tessenoy hasta Odo que pondrán fin a la guerra. Caroline, lo califica de misión suicida y se muestra reticente cuando Raad le muestra una foto de su hija perdida hace tiempo, Vanja (Stella Klintberg), que parece estar viva y en Odo. Esto es suficiente para obligarla y acepta la misión. Lo que sigue es un viaje inmensamente peligroso a través del archipiélago helado. Durante el viaje descubren que los botes llevan un arma biológica que no sólo acabará con la guerra, sino con el propio mundo. Cuatro de ellos mueren, y Caroline también es alcanzada por una bala.

En un momento dado, Nylund intenta correr con los botes para poder destruirlos. Pero Caroline le dispara porque sólo si entrega los botes al otro bando podrá llegar hasta su hija. O eso parece. Ambos quedan inconscientes en el hielo hasta que son rescatados por los soldados de Odo. Sin embargo, es aquí donde le dicen a Caroline que la foto de su hija era un cebo para que aceptara la misión. Ella nunca estuvo en Odo. Así, una Caroline perdida y enfurecida decide destruir los botes para que su hija, esté donde esté, si es que está viva, pueda vivir su vida. En el sacrificio definitivo, Caroline, con los dos pequeños frascos del arma biológica envueltos en una granada, salta desde un acantilado en la base de Odo, destruyendo así las armas biológicas y suicidándose en el proceso.

No sólo una guerra civil

En medio de una guerra civil, Vanja fue arrebatada a Caroline por los soldados enemigos. Esto lo vemos justo al principio del “Cangrejo Negro”. Así, comienza justo en el punto en el que una madre pierde a su hijo y nos indica que toda la película será su viaje para rescatar a su hija o salir del trauma. Así, también dentro de ella se libra una guerra entre una parte que cree que su hija está viva y otra que piensa que ya no lo está. Y el hecho de que una guerra civil se haga pasar por un acontecimiento apocalíptico es un reflejo de la agonía de Caroline, que es mucho más de lo que parece. Está bien entrenada en el combate y sobre todo en los patines. Conoce el archipiélago como la palma de su mano. Por eso fue elegida en primer lugar. Cuando se lanza al agua helada para salvar a Forsberg, o al menos para recuperar los botes, tenemos una clara muestra de su valentía y de su gran presencia de ánimo, que no permite que su situación actual la desvíe de sus objetivos.

También hay dudas en la mente de Caroline sobre la generosidad de Nylund. Después de todo, fue él quien la dejó morir a mitad de camino mientras la llevaba a la base de operaciones de Tessenoy. Así que aquí tenemos otra “guerra” dentro de ella también, entre confiar en Nylund y no confiar en él, una que podría comprometer su misión por completo. De este modo, la guerra también se hace reflejar en el carácter de Caroline.

El plan de Caroline es llegar hasta su hija. Y los botes son su billete. Por ello, no se detiene ante nada hasta llegar a Odo. Cuando Caroline encuentra a Karimi usando la radio, inmediatamente le apunta con un arma, sospechando que es un espía. Karimi afirma que estaba tratando de conectarse con su novia, que se suponía que estaba en la base F28, una de las bases recientemente bombardeadas. Sólo cuando Nylund, que asume el cargo tras la muerte de Forsberg, les ordena que dejen a Karimi continuar con ellos el viaje, se tranquiliza.

Más tarde, cuando los cinco se refugian en la casa de una pareja de ancianos, un fuego cruzado entre ellos y la pareja de ancianos, que trabajan para el enemigo, mata a Karimi. Al cabo de un tiempo, reciben un mensaje en su radio. Es de la novia de Karimi buscándole, planteando así la verdad de que Karimi no mintió y que se equivocaron al dudar de él. Mientras Granvik se arrepiente de haber considerado a Karimi como un mentiroso, Christine se reafirma en su decisión anterior, la de dudar de Karimi, diciendo que no se puede estar seguro de que la mujer fuera realmente su novia. Ninguno de ellos la conocía. Por lo tanto, la mujer de la radio podría haber sido cualquiera.

Ante el sentimiento de culpa, a menudo nos apoyamos en el lado negativo de las cosas que pueden salvarnos del arrepentimiento. Esto es lo que hace Christine. Sabe que la mujer de la radio era con toda probabilidad la novia de Karimi. Así que para no dejarse a sí misma, y probablemente a los demás, meditar en la culpa y perder un tiempo precioso, menciona que la mujer podría haber sido cualquiera, tal vez incluso el enemigo que podría haber interceptado los mensajes de Karimi. De este modo, intenta que todos vuelvan a la cordura. Pero su dedicación a la misión, que se hace evidente aquí, es una capa, ¿no? Ella entrega los botes sólo porque cree que le ayudará a recuperar a su hija. Lo que establece esto, aún más, son sus sueños y alucinaciones de su hija. ¿Estaría tan dispuesta si no le hubieran hablado de su hija? Probablemente no. Esto se debe a que vimos su reticencia desde el principio, cuando se le habló de la misión.

Nylund sabe lo que hay en el bote, así que pretende destruirlo. De hecho, tal vez esta fue la razón por la que dejó a Caroline en el coche para que la mataran un grupo de vagabundos. Sabe que Caroline tiene la capacidad de cumplir la misión, y si lo hace, el mundo entero perecerá. Probablemente estaba esperando el momento oportuno para escapar con los botes (como vemos más adelante en la película), algo que no consiguió porque Caroline le disparó. Sin embargo, al final, la fe de Nylund se ve recompensada cuando Caroline se da cuenta de la situación general y le ayuda a robar las armas biológicas y a destruirlas.

El personaje de Nylund ha sido utilizado para poner a prueba a Caroline y revelar más sobre ella a los espectadores. Fue él quien dejó a Caroline en el coche para que muriera a manos de los salvajes. Aquí pudimos conocer sus habilidades y su entrenamiento. Más tarde, la ausencia de Nylund en la reunión hizo que Caroline cuestionara su autoridad. Aquí conocimos su gusto por la duda. De nuevo, cuando un herido Nylund intenta convencerla de la realidad de los botes, vemos su carácter inflexible cuando se los lleva y sigue caminando en dirección a Odo.

Mientras que la fe de Nylund es recompensada, la de Caroline no lo es. Y esto es lo que la película pretende mantener. Después de llegar a Odo, herida y débil, descubre que su hija nunca estuvo allí y que fue utilizada como cebo para atraer a Caroline a aceptar la misión. Aquí se enfrenta a un engaño total, del que ella misma es en parte responsable. Se repetía a sí misma que su hija estaba viva, aunque no hubiera ninguna prueba concreta de ello. Ni siquiera se preocupó de escuchar a Nylund cuando le dijo la verdad sobre los botes. Y ahora está indefensa porque no sólo ha perdido la oportunidad de encontrar a su hija, sino que ha puesto en peligro millones de vidas en todo el mundo.

Final de Cangrejo negro

¿Vanja está viva?

La película se construye de manera que nos hace creer, junto con Caroline, que se encontrará con su hija de una manera u otra. Pero no lo hace. No siempre encontramos lo que buscamos. Tal vez, es raro que encontremos lo que buscamos. Aquí se nos hace comprender que la verdad, por dura que sea, es mejor que la incertidumbre. Si supiéramos que Vanja está muerta, empatizaríamos con Caroline. Pero al no revelar si Vanja está viva o muerta, la película parece decirnos que muchas veces las cosas en la vida siguen siendo inciertas, como la vida misma. Y Caroline es el medio a través del cual la película establece esto.

Sin embargo, esto no significa que tengamos que ver el lado negativo de las cosas. La fe es a lo que se agarra Caroline para liberarse de la incertidumbre. No se aferra al lado negativo de las cosas como antes, sino al positivo. Cree que su hija está viva en alguna parte y que la única forma de asegurarse de que sobreviva es destruir los viales del arma biológica. Sin ninguna salida, sacrifica su vida para destruirlos con el pensamiento positivo de que su hija conseguirá vivir su vida como ella quiere.

La última escena de “Cangrejo Negro” muestra a Caroline abrazando a su hija Vanja bajo el agua helada. Esta escena puede interpretarse de dos maneras. O bien es para mostrar que el amor de una madre y su hijo siempre será el mismo, por mucho que el mundo se ahogue en la guerra y el derramamiento de sangre. O también puede ser que Vanja ya está muerta. Y con la muerte de Caroline, ambas se reúnen finalmente en el más allá. Si bien esta última interpretación suena surrealista, también nos permite ver el lado bueno de las cosas, ya sea de este mundo o del que viene después.

 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Valoración: 0)