Final de Capturing the Friedmans

1 h 47 min

A primera vista, los Friedman (Arnold Friedman, Elaine Friedman, David Friedman, Seth Friedman y Jesse Friedman) parecen una típica familia americana. Judíos de clase media-alta, él es un reconocido profesor, ella es ama de casa, y viven con sus tres hijos en Great Neck (Long Island). Un Día de Acción de Gracias, mientras la familia se prepara para la cena, la Policía irrumpe en su casa, la registra de arriba abajo y detiene a Arnold, el padre, y a su hijo de 18 años, Jesse. Ambos salen de casa esposados entre una nube de periodistas, focos, cámaras y camiones apostados en su jardín. Padre e hijo son acusados de pederastia. La familia proclama su inocencia, pero los Friedman se convierten en blanco de la ira de sus vecinos. Capturing the Friedmans es un documental que analiza la naturaleza escurridiza de la verdad a través del prisma de uno de los casos criminales más extraños de la historia americana.

Dónde ver la película Capturing the Friedmans online
Poster for the movie "Capturing the Friedmans"
ALERTA SPOILER

A continuación, puedes leer el resumen y la explicación de Capturing the Friedmans

Final de Capturing the Friedmans explicado

La investigación sobre la vida de Arnold Friedman comenzó en 1984, cuando el Servicio Postal de Estados Unidos interceptó una revista de pornografía infantil que le habían enviado desde los Países Bajos. En 1987, los investigadores registraron su casa en Great Neck, Nueva York, y encontraron una colección de pornografía infantil. Al enterarse de que Arnold impartía clases de informática para niños preadolescentes en su casa, las autoridades entrevistaron a los alumnos, algunos de los cuales alegaron haber sido objeto de abusos físicos y sexuales a manos de Arnold y de su hijo menor, Jesse, un joven adulto que ayudaba a Arnold en las clases. Los dos hombres fueron detenidos y acusados de cometer cientos de delitos, lo que sumió a la comunidad en la confusión. Finalmente consiguieron salir en libertad bajo fianza y volvieron a casa para prepararse para el juicio, cifrando sus esperanzas de absolución en la falta de pruebas físicas contra ellos y en los informes sobre las tácticas coercitivas y las preguntas capciosas que se habían utilizado para interrogar a los estudiantes.

Por aquel entonces, David, el hijo mayor de Arnold, se hizo con una videocámara y grabó horas de vídeos caseros durante ese periodo. Los vídeos no se hicieron con la intención de mostrarlos al público, pero la película incorpora algunas de estas imágenes, que consisten en cenas familiares, conversaciones y discusiones. Aunque los tres hijos de Arnold (Seth, el mediano, decidió no participar en el documental) creían que Arnold y Jesse eran inocentes, Elaine, la esposa de Arnold y madre de los niños, no estaba segura de la inocencia de su marido, y animó a Arnold a confesar, con la esperanza de que eso ayudara de algún modo al caso de Jesse. Arnold se declaró culpable de múltiples cargos de sodomía y abuso sexual y fue condenado a prisión. Jesse también se declaró culpable más tarde; sus cargos no se redujeron después de la declaración de su padre, pero dijo que su padre había abusado de él cuando era niño para tratar de conseguir una sentencia menos severa (Jesse ha declarado desde entonces que esto era sólo una estratagema legal).

Después de sus declaraciones, tanto Arnold como Jesse dijeron que no se había producido ningún abuso durante las clases de informática, pero consideraron que, dada la cobertura mediática del caso y el clima que reinaba en Great Neck en ese momento, habrían sido condenados y se les habrían impuesto penas más severas si hubieran ido a juicio. Sin embargo, en un documento que Arnold escribió mientras estaba en arresto domiciliario tras salir de la cárcel, afirmó que, cuando tenía 13 años, abusó sexualmente de su hermano menor, Howard, que tenía ocho años en ese momento (Howard es entrevistado en la película y dice que no recuerda haber sido abusado por su hermano), y admitió, ya de adulto, haber abusado de dos niños que no eran sus alumnos (el abogado de Jesse, Peter Panaro, que visitó a Arnold en una prisión federal de Wisconsin, es entrevistado en la película y dice que Arnold también admitió esto ante él). Jesse, en una declaración posterior a la película, dijo que su padre también les dijo a él y a sus hermanos que había abusado sexualmente de Howard.

Arnold Friedman murió en la cárcel en 1995 tras tomar una sobredosis de antidepresivos, dejando un seguro de vida de 250.000 dólares a Jesse. Jesse Friedman salió del correccional Clinton de Nueva York en 2001, tras cumplir 13 años de su condena. En la actualidad, dirige un negocio de venta de libros por Internet.

También te puede interesar: