Final de Cegados por el sol

2 h 05 min

Libre remake de “La piscina” (Jacques Deray, 1969), centrado en el complejo y progresivamente siniestro juego de relaciones que forman una estrella de rock recuperándose de una operación a orillas del Mediterráneo junto a su pareja, su antiguo representante y su joven hija Penélope.

Dónde ver la película Cegados por el sol online
Final de la película Cegados por el sol
ALERTA SPOILER

A continuación, puedes leer el resumen y la explicación de Cegados por el sol

Final de Cegados por el sol explicado

En una villa aislada en la pequeña isla italiana de Pantelleria, la mundialmente famosa cantante de rock Marianne Lane está de vacaciones con su amante cineasta Paul De Smedt. Ella se está recuperando de una operación y ha perdido la voz, comunicándose sólo por señas y susurros ocasionales. Él se está recuperando de su adicción al alcohol y de un intento de suicidio. Ninguno de los dos habla italiano y su soledad se ve interrumpida por un avión procedente de Roma que trae visitantes no deseados.

Harry Hawkes es un extrovertido productor musical que fue amante de Marianne hasta que se la pasó a su protegido, Paul. Con él está Penelope “Pen” Lanier, una hija suya hasta ahora desconocida que dice tener 22 años. Al mudarse a la villa, Harry empieza a invitar a sus amigos como si fuera su casa y a llevarlos a todos a diversos lugares de interés y festividades. Su arrogancia aburre a Pen y molesta a Paul, pero Marianne empieza a caer de nuevo bajo su hechizo; sin embargo, cuando Harry y Marianne empiezan a intimar a solas, Marianne detiene a Harry. Le dice que lo ama, pero que no puede estar con él y que está con Paul. La seductora Pen se lanza entonces a por el infeliz Paul; no se muestra, pero sí se da a entender, que Paul sucumbe a las insinuaciones de Pen.

Después de beber por su cuenta, Harry vuelve muy tarde y comienza una pelea junto a la piscina con Paul. Ambos caen al agua y la pelea continúa. Paul mantiene a Harry bajo el agua demasiado tiempo y éste se ahoga. Al darse cuenta de su error, Paul saca a Harry a la superficie e intenta reanimarlo, pero no lo consigue y deja a Harry a la deriva en el fondo de la piscina. Por la mañana, su cadáver es visto por la criada, que llama a la policía. La policía tiene asuntos más urgentes con los refugiados que llegan del norte de África, algunos de los cuales flotan en la orilla muertos, pero se lleva a los ocupantes de la villa para interrogarlos. Marianne les convence con la verdad de que estaba durmiendo, y sugiere que el asesino fue un intruso. Paul miente, diciendo que se acostó antes de la hora de la muerte, y le creen. Pen revela que sabe hablar perfectamente el italiano, pero prefiere dejar que sus anfitriones se esfuercen, y su pasaporte revela que sólo tiene 17 años. A Paul le preocupa que Pen pueda haber presenciado su pelea con Harry en la piscina, pero es incapaz de determinar cuánto sabe ella, si es que sabe algo. Paul admite con lágrimas en los ojos a Marianne que mató a Harry pero que intentó salvarlo. Al llevarla al aeropuerto, en la puerta de embarque, Pen hace una declaración que hace referencia a algo que Marianne le dijo una vez a Harry. Visiblemente alterada, Marianne abofetea a Pen. Pen mantiene la compostura hasta que se muestra subiendo al avión llorando sin ser vista por Marianne y Paul que parten en su coche. En el trayecto de vuelta a la villa, son detenidos por la policía. Es el oficial de investigación, pero en lugar de seguir el caso se revela como un fan de Marianne y quiere que ella le autografíe un CD. Ella accede y vuelve al coche donde ella y Paul comparten su alivio y se alejan.

También te puede interesar: