Final de Cenizas del paraíso

El juez Makantasis se precipita desde lo alto del edificio que alberga los juzgados. Al mismo tiempo, la joven Ana Muro aparece asesinada. Los tres hijos del juez y el novio de Ana se declaran culpables del asesinato de la chica. La conexión que hay entre ambas muertes tratará de descubrirla la juez Teller. (FILMAFFINITY)

Dónde ver la película Cenizas del paraíso online
Poster for the movie "Cenizas del paraíso"
ALERTA SPOILER

A continuación, puedes leer el resumen y la explicación de Cenizas del paraíso

Final de Cenizas del paraíso explicado

La película narra la historia de una familia de origen griego, los Makantasis, compuesta por un juez, Costa Makantasis (Héctor Alterio), y sus tres hijos: Nicolás (Daniel Kuzniecka), Pablo (Leonardo Sbaraglia) y Alejandro (Nicolás Abeles).

La película empieza el día 17 de diciembre, cuando mueren tanto el juez Makantasis, en un dudoso suicidi0 tras arrojarse de lo alto del palacio de tribunales, como Ana Muro (Leticia Brédice), la novia de Alejandro y amante de Nicolás y Pablo, apuñalada en la casa de los hermanos.

El hijo mayor, Pablo, es visto arrastrando el cuerpo de la joven y bella Ana Muro por la casa en la que vive con sus dos hermanos menores.

Los líos familiares

Dos jueces diferentes comienzan a investigar las dos muertes. Pronto se asume que Costa Makantasis se ha suicidad0. Sin embargo, el caso de Ana Muro, investigado por Beatriz Teller (Cecilia Roth), se complica porque los tres hijos confiesan el asesinato, afirmando cada uno de ellos que actuó solo y que los otros dos son inocentes; y realmente algunas pruebas hablan en contra de cada uno de ellos. Además, instan a Teller a creer que su padre fue asesinado y que su caso también requiere una investigación. Por otro lado, Teller es presionada por sus superiores para que entregue el caso de los tres hermanos al juez asignado al aparente suicidio de Costa Makantasis. Temiendo que se encubra una verdad oscura detrás del supuesto suicidio, arriesga su carrera al negarse a abandonar el caso.

Se hace evidente que Costa Makantasis había investigado al padre de Ana Muro, el poderoso empresario Francisco Muro (Jorge Marrale), sospechando que estaba involucrado en la corrupción e incluso en el asesinato. Sin saberlo, el hijo menor de Makantasis, Alejandro, y Ana Muro se enamoraron el uno del otro, y Ana se fue a vivir con Alejandro y sus hermanos. Cuando Costa Makantasis se enteró de que Ana era hija de Francisco Muro, se preocupó, pero creyó que sus asuntos privados y los profesionales con la familia Muro debían y podían permanecer separados. Durante un tiempo, todo parecía perfecto: Alejandro y Ana eran una pareja feliz, y la familia Makantasis celebraba el aniversario del padre con una fiesta de lo más divertida.

Sin embargo, pronto surgieron tensiones tanto dentro como fuera de la familia. El segundo hijo, Nicolás (Daniel Kuzniecka), engañó a su hermano con Ana y, más tarde, ésta también intentó coquetear con el hermano mayor, Pablo; éste, que en el pasado le había arrebatado alguna novia a Nicolás, se resistió a los encantos de Ana y se enteró de su infidelidad con Nicolás.

Francisco Muro, por su parte, se enteró de la relación entre su hija y el hijo de su adversario político. El conflicto aumentó, y cuando Costa Makantatis vio que Ana dejaba entrar a empleados de su padre en su casa, él y su hijo mayor le dijeron que dejara de hacerlo y lo explicaron con las sospechas contra su padre.

El día 17 de diciembre

Creyendo en un error, Ana llevó documentos secretos de su padre al despacho de Costa Makantasis para demostrar la inocencia de su padre. Allí, sin embargo, miró con detenimiento los documentos, se dio cuenta de que al menos algunas de las sospechas eran fundadas y se fue del despacho.

Justo después, dos empleados de Muro llegaron y m4taron a Makantasis empujándolo desde la azotea del edificio. Ana Muro acababa de salir del edificio, mientras que los tres hermanos Makantasis acababan de llegar al Palacio de Justicia para llevar a su padre a comer. En el momento del asesinato, Ana Muro miró hacia la azotea y vio que el juez estaba siendo empujado; Pablo observó a Ana Muro mirar hacia arriba y, confundiendo su mirada preocupada, creyó que estaba involucrada en lo que entiende como el asesinato de su padre. Así, cuando Ana abandona la escena, grita a sus hermanos que ella había matado a su padre; cuando Alejandro se opone, Pablo revela que Ana le había engañado con Nicolás. Entonces Pablo siguió a Ana, que corrió hacia Francisco Muro, le lanzó los documentos secretos y le llamó asesino en público. Pablo, al ver la escena, se dio cuenta de que Ana no había participado en el crimen.

Alejandro, sin embargo, había escuchado ahora las acusaciones de Pablo y visto la cara de culpabilidad de Nicolás. Se dirigió a su casa donde arrancó y cortó los adornos que Ana y él habían colocado en su habitación. Cuando Ana llegó a su casa, la afrentó diciéndole que le había engañado y que había matado a su padre. Ana, casi llorando, afirmó ambas cosas, pero añadió que le quería. Cuando Alejandro siguió ofendiéndola, ella se clavó un cuchillo que Alejandro aún tenía en la mano por haber destruido los adornos.

¿Qué pasó realmente?

[read more]

Cenizas del paraíso se desarrolla en un orden no lineal, mostrando fragmentos de la historia desde la perspectiva de cada uno de los personajes principales: Nicolás, Pablo, Alejandro y Ana. Al final de la película, se revela la verdad detrás de las dos muertes.

La perspectiva de Nicolás

Nicolás es el hijo mayor y el más rebelde. Es un fotógrafo que trabaja para una revista sensacionalista y que tiene problemas con las drogas y el alcohol. Se siente despreciado por su padre, que lo considera un fracasado. Tiene una relación sexu4l con Ana, a pesar de saber que es la novia de su hermano Alejandro. También sospecha que Ana tiene algo con Pablo, el hermano del medio.

Nicolás es el primero en confesar el asesinato de Ana. Dice que la mató porque ella lo engañaba con Pablo y porque quería vengarse de su padre, que estaba investigando al padre de Ana, Francisco Muro (Jorge Marrale), un poderoso empresario corrupto y mafioso. Nicolás dice que le clavó un cuchillo a Ana en el pecho y que luego llamó a sus hermanos para que lo ayudaran a deshacerse del cuerpo.

Sin embargo, hay pruebas que contradicen su versión. Por ejemplo, se encuentra ADN de Pablo en las uñas de Ana y se descubre que Nicolás tenía una coartada: estaba con una pr0stituta en un hotel cuando ocurrió el crimen.

La perspectiva de Pablo

Pablo es el hijo del medio y el más inteligente. Es un abogado exitoso que trabaja para una prestigiosa firma. Se siente presionado por su padre, que espera que siga sus pasos como juez. Siente atracción por Ana, pero se resiste a tener algo con ella por respeto a su hermano Alejandro. Sin embargo, una noche cede a la tentación y se acuesta con ella.

Pablo es el segundo en confesar el asesinato de Ana. Dice que la mató porque ella lo chantajeaba con contarle a Alejandro lo suyo y porque quería proteger a su padre, que estaba amenazado por Francisco Muro. Pablo dice que le clavó un cuchillo a Ana en el abdomen y que luego llamó a sus hermanos para que lo ayudaran a deshacerse del cuerpo.

Pero también hay pruebas que contradicen su versión. Se encuentra ADN de Nicolás en el cuchillo y se descubre que Pablo tenía una coartada: estaba en una reunión de trabajo cuando ocurrió el crimen.

La perspectiva de Alejandro

Alejandro es el hijo menor y el más sensible. Es un músico que toca el piano y que sueña con irse a vivir a Grecia, la tierra de sus ancestros. Está profundamente enamorado de Ana, a quien conoce desde la infancia. Ignora que Ana lo engaña con sus hermanos y que es la hija de Francisco Muro, el enemigo de su padre.

Alejandro es el tercero en confesar el asesinato de Ana. Dice que la mató porque ella lo traicionaba con sus hermanos y porque quería vengar a su padre, que se había suicidado por culpa de Francisco Muro. Alejandro dice que le clavó un cuchillo a Ana en el cuello y que luego llamó a sus hermanos para que lo ayudaran a deshacerse del cuerpo.

Por su puesto, también, hay pruebas que contradicen su versión. Se encuentra ADN de Ana en el cuchillo y se descubre que Alejandro tenía una coartada: estaba en un concierto cuando ocurrió el crimen.

La perspectiva de Ana

Ana es la víctima y la clave de todo. Es una joven hermosa y seductora que juega con los sentimientos de los tres hermanos. Es la hija de Francisco Muro, un hombre sin escrúpulos que la usa como cebo para acercarse al juez Makantasis y tratar de sobornarlo o intimidarlo. Ana sabe que su padre está involucrado en negocios sucios y que el juez Makantasis lo está investigando.

Ana es la única que sabe lo que pasó realmente. Ella fue testigo del asesinato del juez Makantasis, que no se suicidó sino que fue empujado por un sicario enviado por Francisco Muro. Ana grabó con su teléfono el momento en que el juez caía al vacío y guardó el video en una caja fuerte. Luego, fue a la casa de los hermanos Makantasis para contarles lo ocurrido y mostrarles la prueba. Sin embargo, al llegar allí, se encontró con una trampa.

Los tres hermanos habían descubierto las infidelidades de Ana y habían planeado matarla entre los tres. Cada uno le clavó un cuchillo en una parte diferente del cuerpo: Nicolás en el pecho, Pablo en el abdomen y Alejandro en el cuello. Luego, llamaron a la policía y confesaron el crimen, cada uno por su lado, para confundir a la justicia y evitar que se descubriera la verdad sobre el asesinato del juez Makantasis.

[/read]

¿Qué significa el final?

El final de la película es poético y simbólico. Se muestra a los tres hermanos encerrados en una celda, mientras escuchan una canción griega que les cantaba su padre cuando eran niños. La canción habla de un paraíso perdido, al que solo se puede acceder después de morir.

El final sugiere que los tres hermanos han perdido todo lo que tenían: su padre, su novia, su libertad, su inocencia y su felicidad. Solo les queda el recuerdo de un pasado mejor, cuando eran una familia unida y feliz. El paraíso al que aspiran es un sueño imposible, al que solo podrán llegar cuando mueran.

El final también implica que la justicia no se ha hecho ya que Francisco Muro no ha sido detenido. La jueza Teller no ha podido resolver el caso ni encontrar la prueba del video de Ana. La corrupción y la impunidad siguen reinando en la sociedad argentina.

 

También te puede interesar: