El final de “Ciudades de papel”

Quentin Jacobsen ha pasado toda su vida amando en secreto a la aventurera Margo Roth Spiegelman. Así que cuando ella rompe una ventana y entra en su vida disfrazada de ninja y reclutándole para una misión de venganza, él le sigue sin dudar. Después de que la noche que han pasado juntos termine y el día comience, Q llega al colegio para descubrir que Margo, que siempre ha sido un enigma, ahora es un completo misterio. Pero Q descubre que hay pistas y que son para él. Andando por un camino sin conexión, cuanto más cerca está, menos ve de la chica que él creía que conocía.

Dónde ver la película Ciudades de papel online
Poster for the movie "Ciudades de papel"
ALERTA SPOILER

A continuación, puedes leer el resumen y la explicación de Ciudades de papel

Final de Ciudades de papel explicado

Al examinar la última pista de Margo (Cara Delevingne) – un mapa de los EE. UU. – en la tienda de souvenirs abandonada con Ben (Austin Abrams), Marcus (Justice Smith) y Lacey (Halston Sage), Quentin (Nat Wolff) descubre que el sendero que trazó termina en el estado de Nueva York en lo que parece ser el medio de la nada.

[naaa asin=”8415594283″]

Después de que Marcus confirme en su teléfono los nombres de las ciudades cercanas, Quentin le pregunta si alguno de ellos es una ciudad de papel, y Marcus descubre en el sitio web de Omnictionary que Agloe es una de esas ciudades, y una foto adjunta muestra un granero abandonado. Además, un mensaje debajo dice que la población del pueblo ahora es 1.

Quentin se da cuenta de que Margo publicó ese mensaje y, por lo tanto, debe estar allí. Ben le dice que tiene que ir allí de inmediato, pero Quentin dice que no quiere ir, ya que está muy lejos de Orlando, Ben dice que debe hacer el viaje porque ella es su verdadero amor.

Quentin admite que está enamorado de ella, por lo que decide ir, y Ben, Marcus y Lacey le acompañan. Sin embargo, Marcus deja muy claro que necesitan estar de vuelta a tiempo para la fiesta de graduación, además de que tiene que hacer una parada primero.

Lo llevan a la casa de su novia, Angela (Jaz Sinclair), donde la sube al coche y se la lleva al viaje improvisado.

Cuando se ven obligados a hacer una parada, Lacey le pide a Ben que sea su cita en la fiesta de graduación, y Marcus y Angela renuncian a su decisión de esperar hasta el baile para consumar su relación y hacen el amor allí mismo.

Llegan al granero abandonado que marca Agloe, pero no encuentran nada.

Después de una discusión con los demás sobre cómo regresar a tiempo para la fiesta de graduación y cuestionar si Margo aparecerá, Quentin les tira las llaves de su camioneta y les dice que vuelvan a Orlando sin él, entonces se van.

Con el paso del tiempo, Quentin acepta que Margo no va a aparecer y va hasta Roscoe, donde compra un billete de autobús para volver a casa.

Mientras está comprando algo para comer durante el viaje, ve a Margo pasar y la llama.

La abrazarla, pero se queda en shock cuando ella le dice que está sorprendida de verlo.

A continuación, saca la colección de pistas que ella le dejó, y ella le dice que esas pistas eran solo para hacerle saber que estaba bien, que no eran una invitación para que él la siguiera.

Él se le declara, le dice que ha estado enamorado de ella desde que eran niños, pero ella responde que en ni siquiera la conoce, y que ella tampoco se conoce a sí misma, razón por la cual está allí.

Se sientan y hablan un poco más, le explica que quería irse de Orlando un tiempo y iba a volver después de la graduación, pero cambió de idea cuando descubrió que su novio Jason (Griffin Freeman) estaba acostandose con Rebecca (Caitlin Carver). Sintió que había perdido su “identidad” y se volvió tan “papel” como Orlando.

Quentin le pregunta dónde encaja él en todo esto, yMargo dice que quería que fuera su primer y último cómplice con las bromas que hizo antes de irse. Luego se disculpa por las pistas, por no ser una buena mejor amiga y por arruinar sus últimas semanas en el instituto, pero él le dice que terminaron siendo las mejores semanas de su vida.

Se despiden en la estación de autobuses. Quentin vuelve a Orlando para ir al baile con sus amigos.

Con el paso de el tiempo, Quentin y sus amigos siguieron juntos después de la graduación y durante el verano, antes de que todos se separaran para ir a sus respectivas universidades.

Quentin narra que estaba equivocado sobre muchas cosas, especialmente con cómo calificó a Margo como algo más que una niña. Todavía piensa que todo el mundo tiene un milagro, sin embargo, y ahora entendió que su milagro era divertirse con sus amigos en la fiesta de graduación.

Añade que, si bien es posible que no todos experimentemos un milagro, aún podemos vivir aventuras increíbles, conocer gente excepcional y conseguir recuerdos imborrables; el truco es valorarlo antes de que sea demasiado tarde.

Dice que ha escuchado rumores diferentes sobre lo que Margo ha estado haciendo desde la última vez que la vio, pero no los cree, porque sabe que, donde sea que esté o lo que esté haciendo, debe ser algo genial.

También te puede interesar: