Final de Cold Souls

A un actor muy inseguro (Paul Giamatti), su papel en la obra teatral "El tío Vania" de Chejov le produce una enorme ansiedad. Cuando, en un estado de bloqueo total, lee un artículo del New Yorker en el que una empresa de alta tecnología ofrece aliviar los sufrimientos por medio de la congelación del alma, Paul decide someterse a la prueba.

Dónde ver la película Cold Souls online
Final de la película Cold Souls
ALERTA SPOILER

A continuación, puedes leer el resumen y la explicación de Cold Souls

Final de Cold Souls explicado

Paul (Paul Giamatti) se entera por Nina (Dina Korzun) de que su alma ha sido tomada por la esposa del jefe ruso (ella tiene la impresión de que le han dado el alma de Al Pacino en su lugar). Acompaña a Nina a Rusia, donde acaban realizando el cambio de alma (la mujer del jefe está de fiesta una noche y se desmaya; Paul y Nina la llevan al laboratorio y realizan rápidamente el procedimiento de trasplante de alma). Mientras está allí, también se entera de que el alma que había alquilado anteriormente pertenecía a una mujer llamada Olga, que se ha suicidado recientemente; esa alma parece haber sido absorbida por él cuando Paul recupera su propia alma.

Paul regresa a su casa en Nueva York, sólo para enterarse de que el negocio de almacenamiento de almas está siendo prácticamente cerrado por las investigaciones de Seguridad Nacional. Habla con un agente para recuperar el alma original de Nina, pero el agente le dice que ya tiene demasiados fragmentos de almas ajenas (de su época de “mula”) dentro de ella como para volver a tener la suya propia. Desanimado, Paul recorre las calles de Nueva York por la noche, deteniéndose finalmente en la orilla al atardecer. La última imagen de la película es su silueta contra la puesta de sol, que se funde lentamente con la de una mujer (¿Nina? ¿Olga? No está claro a propósito), y la pantalla se desvanece en negro.

También te puede interesar: