Final de Crimen ferpecto

Rafael (Willy Toledo) es un tipo seductor y ambicioso al que le gustan las mujeres guapas, la ropa elegante y el ambiente selecto. Trabaja en unos grandes almacenes y quiere convertirse en el nuevo Jefe de planta. Su único rival es don Antonio, al cual mata en una acalorada discusión. La única testigo es Lourdes (Mónica Cervera), quién decide chantajearla para convertirle en su amante primero y en su marido después.

Dónde ver la película Crimen ferpecto online
Poster for the movie "Crimen ferpecto"
ALERTA SPOILER

A continuación, puedes leer el resumen y la explicación de Crimen ferpecto

Final de Crimen ferpecto explicado

Rafael es un dependiente de ropa de mujer en unos grandes almacenes de Madrid, Yeyo’s.

Su departamento está lleno de bellas y atractivas jóvenes a las que Rafael seduce habitualmente. Cuando Rafael compite por un puesto de dirección con Don Antonio, un dependiente de ropa de hombre al que Rafael desprecia, una casualidad hace que Don Antonio gane el ascenso. Éste despide a Rafael y se produce una pelea en la que Rafael mata accidentalmente a Don Antonio.

Lourdes, una fea y modesta empleada de la tienda, es testigo del resultado de la pelea, ayuda a Rafael a incinerar el cadáver y proporciona una coartada a la policía. Rafael consigue su ansiado ascenso, pero a un precio terrible: Lourdes chantajea a Rafael con una relación no deseada. Se ve obligado a despedir a sus numerosas amantes anteriores, a casarse con Lourdes (ella le propone matrimonio en un programa de telerrealidad en directo) y a mantener la ropa femenina de payaso que ella ha diseñado.

Rafael se deprime tanto que empieza a alucinar, viendo el fantasma de Don Antonio que le sugiere a Rafael que mate a Lourdes. Como la policía vuelve a presionarle, provoca un incendio en los grandes almacenes y finge su muerte, delante de su mujer y de un policía.

Cinco años más tarde, él (con una identidad falsa) tiene un pequeño negocio de venta de corbatas y calcetines, pero la ropa de payaso de Lourdes es un éxito y ella se hace millonaria, terminando la película con Rafael boquiabierto ante un desfile de moda de payasos y la pasarela de Lourdes, haciendo un paneo hacia una enorme valla publicitaria digital que dice “Nuestro amor es para siempre”.

También te puede interesar: