Saltar al contenido

Final de Cuando llama un extraño

Poster for the movie "Cuando llama un extraño"
Poster for the movie "Cuando llama un extraño"

Cuando llama un extraño (2006 )

87 min - Terror
Título original:  When a Stranger Calls

En una remota casa en lo alto de una colina, la estudiante de segunda enseñanza Jill Jonson se prepara para una rutinaria noche de canguro. Con los niños profundamente dormidos y una bonita casa para inspeccionar, cierra la puerta con llave y conecta la alarma. Pero tras una serie de inquietantes llamadas telefónicas en las que un extraño insiste en que “vaya a ver a los niños” Jill empieza a angustiarse. El miedo va en aumento hasta convertirse en terror cuando le informan que las llamadas proceden del interior de la casa. Jill debe reunir todas sus fuerzas si pretende defenderse y lograr salir de la casa con vida.


Director:   Simon West

Ver online Cuando llama un extraño

Atención
A continuación se revela como acaba Cuando llama un extraño

🚨 Final de Cuando llama un extraño explicado

Simon West, de «Con Air», protagoniza un oscuro y ambiental thriller de invasión de hogares en «When A Stranger Calls», de 2006. La película basa su historia en los primeros minutos del clásico de culto de terror de Fred Walton del mismo nombre, que a su vez se basa en la popular leyenda urbana de «la niñera y el hombre de arriba».

La película sigue a Jill Johnson, una niñera adolescente que es presa de un vil desconocido cuando éste la llama para recordarle que debe controlar a los niños. Debido a su repetida evocación en la cultura popular, puede que la historia no resulte original, pero la película es una visión bastante fresca del viejo material. El final es tenso, y el desenlace no es todo flores y sol. Si las preguntas le asaltan mientras los créditos bajan por la pantalla, ahí es donde entramos nosotros.

Trama de Cuando llama un extraño

En el prólogo, una emocionante feria ilumina el pequeño municipio de Burford. La niñera Stacy busca a los niños, que aparentemente han desaparecido. Más tarde, el inspector local Hines acude a la escena del crimen donde la niñera y los tres niños han muerto, y la visión de la masacre es demasiado para el inspector. En otro lugar de Elan Valley, Jill Johnson tiene dificultades para concentrarse en su práctica de atletismo. El novio de Jill, Bobby, la ha engañado con su mejor amiga, Tiffany, y aunque fue «sólo un beso», según Bobby, a Jill le parece mejor ignorarlo durante un tiempo.

Mientras tanto, Jill ha gastado su asignación de teléfono, y sus padres no la dejan ir a la salvaje fiesta de la hoguera a la que asisten todos sus amigos. En su lugar, Jill cuida de la familia Mandrakis, que es muy rica, mientras sus padres se van de la ciudad para asistir a un concierto de música de cámara barroca. Kelly Mandrakis le da a Jill un rápido recorrido por la residencia para ponerla al corriente del sistema de alarma, los números de emergencia y una cocina cargada de suministros. También le hablan a Jill de la criada de la casa, Rosa, que tiene una madre enferma, y de Todd, el hijastro de Kelly, que estudia en la universidad y que a veces ocupa la casa de invitados contigua a la villa.

Poco después de que el matrimonio Mandrakis abandone la casa, Jill recibe extrañas llamadas telefónicas. La persona que está al otro lado del teléfono no tiene mucho que decir, y Jill cree que es Bobby. La alarma se dispara sola y Jill la desactiva. Se ve a Rosa por un momento alimentando a los peces hasta que desaparece. Tiffany se cuela en la casa sin ser vista, y Jill descubre que la puerta del garaje está abierta. Tiffany espera reconciliarse con Jill y llevarla a la fiesta de la hoguera durante unas horas, pero sólo está bromeando. Mientras sale de la casa, Tiffany es atacada por una amenaza invisible. Después de algunas llamadas telefónicas más, Jill se da cuenta de que el extraño la está espiando, y que también puede estar en la casa.

Final de Cuando llama un extraño

¿Está Tiffany viva o muerta?

En la primera mitad de la historia, Tiffany, la mejor amiga de la infancia de Jill, la visita mientras ésta está ocupada cuidando a los niños. Jill no entiende cómo ha podido entrar Tiffany ya que las puertas estaban cerradas, pero Tiffany le revela que la puerta del garaje está abierta. Su amistad ha sufrido una mala racha tras el beso de Tiffany con Bobby, pero Tiffany está relativamente tranquila al respecto. Razona que estaba borracha mientras besaba a Bobby y descubre una botella de tequila en el minibar de los Mandrakis.

Mientras que Tiffany está característicamente emocionada por abrir la botella, Jill la disuade con éxito. También le propone a Jill que se tome las cosas con calma y que se escabulla con ella a la fiesta de la hoguera, pero no lo dice en serio. Tiffany se va, pero como la lluvia le nubla la vista, tiene dificultades para abrir el coche. Se le caen las llaves y, al oír pasos cerca, se apresura a recuperarlas de debajo del vehículo. Sin embargo, al llegar a la puerta, descubre que un árbol caído ha cerrado la salida. Justo en ese momento, alguien la ataca, pero como la escena cambia a Jill, no llegamos a comprender el incidente en su totalidad.

Jill recibe una llamada desde el identificador de Tiffany, pero habla una voz masculina. Mientras tanto, Jill entra en pánico e informa a la policía sobre las extrañas llamadas telefónicas. Ve la ventana de la casa de huéspedes iluminada y a una persona moviéndose detrás de la cortina. Al entrar en la casa de huéspedes, la encuentra vacía, pero mientras tanto se ilumina una habitación de la villa. Asustada, Jill regresa, entra en el baño y encuentra a Tiffany muerta. Parece que el asesino ha llegado a Tiffany antes que Jill, y lo más seguro es que ya haya estirado la pata. Pero no muere en vano, y la botella de tequila que dejó en el suelo le sirve de mucho.

¿Quién es el desconocido? ¿Cómo entra?

El asesino sigue siendo un misterio hasta el minuto final, ya que una voz en off dice que la policía no ha conseguido identificar al asesino. Sin embargo, nos enteramos de que el asesino se ha cobrado 15 vidas hasta el momento y que su objetivo son las niñeras en sus noches de trabajo. La película crea su ambiente melancólico ocultando el rostro del asesino hasta el final. Sin embargo, por asociación causal, estamos casi seguros de que se trata del mismo asesino en serie que acabó con la vida de la niñera y de tres niños en el primer incidente. El actor de origen escocés Tommy Flanagan interpreta el papel del invasor, mientras que Lance Henriksen, de la franquicia «Alien», pone la voz al teléfono.

En el final, el asesino y Jill se enzarzan en una persecución del gato y el ratón, y el asesino casi atrapa a Jill. Sin embargo, Jill rompe la botella de tequila (apunta a la cabeza del asesino pero falla) y enciende la chimenea para distraer al asaltante. Justo en ese momento, le clava la mano al asaltante con el atizador de la chimenea, y la policía llega a la escena en el momento justo. El rostro del asesino sale a la luz mientras el vehículo policial lo escolta, y vemos una terrorífica cicatriz en su mejilla izquierda.

Sus ojos desprenden una clara vibración psicopática, y queda claro que el asesino no tiene ningún motivo ulterior más que desatar el caos y cobrarse vidas inocentes por diversión. Sin embargo, cabe preguntarse cómo entra el asesino en la casa. Probablemente haya vigilado la casa desde antes, esperando la oportunidad perfecta para atacar. Lo más probable es que se haya colado por la puerta del garaje, al igual que Tiffany tras él.

¿Está Jill a salvo?

Tras el incidente, el asesino es capturado por la policía. La presencia mental de Jill resulta decisiva para capturar al agresor. El asesino es detenido, mientras que Jill acaba en un hospital tras el traumático curso de los acontecimientos. En la escena final, Jill oye sonar un teléfono en el hospital. El teléfono deja de sonar, Jill cierra la puerta y el asesino intenta estrangularla por la espalda. En la siguiente toma, Jill se despierta en la cama del hospital gritando y los asistentes se apresuran a calmarla.

El público puede preguntarse si el asesino realmente visita a Jill para desatar la violencia y vengarse en el hospital. Sin embargo, es más probable que Jill esté sufriendo un inicio agudo de trastorno de estrés postraumático. En este trastorno psicológico, las víctimas tienen enormes dificultades para recuperarse de un momento traumático. Se quedan atrapados en el momento traumático, ya que el recuerdo vuelve y les persigue. Afortunadamente, Jill está viva tras el terrible encuentro con el desconocido, pero el incidente parece hacer mella en su salud mental.