Final de Cuatro hermanos

Después del asesinato de su madre adoptiva en un atraco, los hermanos Mercer -el impulsivo Bobby (Mark Wahlberg), el seductor Angel (Tyrese Gibson), el padre de familia y hombre de negocios Jeremiah (André Benjamin) y el roquero duro Jack (Garrett Hedlund) - se reúnen de nuevo para aclarar su muerte. Ya en la pista del asesino, no tardan en darse cuenta de que su habitual comportamiento tiene nuevas consecuencias. En este drama de acción basado en la fuerza de los personajes dirigido por John Singleton (Los chicos del barrio, 2 Fast 2 Furious/A todo gas 2) y producido por Lorenzo di Bonaventura (Constantine), cuatro hermanos descubren que les une algo mucho más poderoso que la sangre.

Dónde ver la película Cuatro hermanos online
Poster for the movie "Cuatro hermanos"
ALERTA SPOILER

A continuación, puedes leer el resumen y la explicación de Cuatro hermanos

Final de Cuatro hermanos explicado

El asesinato aparentemente aleatorio de su madre adoptiva, Evelyn Mercer (Fionnula Flanagan), en una tienda de Highland Park, Michigan, hace que cuatro hermanos vuelvan a casa, a Detroit, Michigan, para averiguar qué ha pasado. El mayor es un degenerado de toda la vida, Bobby (Wahlberg), el tercero es un ex estafador y ex marine estadounidense, Angel (Gibson), el segundo es un hombre de familia y trabajador de la construcción del sindicato, Jeremiah (Benjamin), y el más joven es un aspirante a músico de rock, Jack (Hedlund). En un principio, los hermanos pensaban que el crimen era un simple robo que había salido mal, pero persiguen e interrogan a un falso testigo de la policía, tras lo cual descubren que el robo era una tapadera para un asesinato de Evelyn. Los hermanos localizan al par de sicarios que dispararon y mataron a Evelyn, y tras negarse a dar información, los dos sicarios son ejecutados sin contemplaciones por los enfurecidos Bobby y Angel.

Al día siguiente, el teniente de la policía de Detroit Green (Terrence Howard) y el detective Fowler (Josh Charles) se enfrentan a los hermanos por los asesinatos. El teniente Green advierte a los hermanos de que su intromisión en el caso de Evelyn es desacertada y que acabará por ponerlos en apuros. Después de confrontar a Jeremiah sobre la revelación de su negocio en quiebra y de beneficiarse del seguro de vida de Evelyn, los hermanos reciben una versión algo diferente de los hechos. Jeremiah informa a sus hermanos de que su empresa de construcción estaba fracasando precisamente porque no se involucraba con el señor de la banda Victor Sweet (Chiwetel Ejiofor), y que para que un proyecto tuviera éxito tenía que pagar a la gente adecuada, cosa que inicialmente no hizo. En su esfuerzo por restablecer su negocio y aliviar la presión sobre sí mismo, intentó pagar a los secuaces de Sweet. En cuanto al seguro de vida, Jeremiah explica que el dinero fue directamente a él para sus hijas, porque pagó todas las facturas de Evelyn mientras sus otros hermanos no estaban. Los hombres de Sweet atacan a los hermanos y Jack resulta herido de muerte durante el ataque y el posterior tiroteo. Bobby y Angel consiguen rechazar y matar a los pistoleros con la escopeta de Bobby y Angel usando dos pistolas. Bobby encuentra a uno de los pistoleros aún con vida y le interroga sobre quién les ha enviado. Casi perdona al pistolero, pero se ofende y se enfada cuando el pistolero murmura “Gracias a Dios” y le dispara y mata de todos modos. Cuando llega el teniente Green, les dice a los hermanos que no se preocupen por las ramificaciones legales, asegurándoles que se considerará defensa propia dadas las circunstancias. También informa a los hermanos de que Evelyn presentó un informe policial sobre Victor Sweet y su implicación en los asuntos de Jeremiah, y que su compañero, el detective Fowler, pasó ese informe a Sweet. Green advierte a los hermanos que no se metan en el asunto y que le dejen a él ocuparse de Fowler y luego trabajarán juntos en el caso de Sweet. Más tarde, en un bar, Green se enfrenta a Fowler, le golpea y le ordena que entregue su placa. Después de salir del bar, Fowler dispara y mata a Green y lo llama a la central diciendo que dos asaltantes habían disparado a Green.

Los hermanos restantes idean un plan para comprar a Victor Sweet con los 400.000 dólares del seguro de vida de su madre. Cuando Sweet acepta, Ángel parte hacia Fowler’s. Al llegar a casa de Fowler, lo somete. Jeremiah va entonces a reunirse con Sweet, mientras que Sofi, la novia de Ángel, se dirige a la comisaría de policía, donde le dice a la policía que Ángel está planeando matar a un oficial de policía. Al oír las sirenas en la distancia, Fowler cree que vienen a por Ángel, hasta que éste abre su chaqueta revelando un cable. Ángel afirma que toda la conversación fue grabada, incluyendo la admisión de Fowler de que mató a Green. La policía llega a casa de Fowler con toda su fuerza, momento en el que Fowler se impone a Ángel. Con su arma apuntando a la cabeza de Ángel, Fowler les dice a los agentes que están fuera que se retiren, y a pesar de sus súplicas de que en realidad están allí para rescatarlo, Fowler decide que su destino está sellado, y abre fuego contra los agentes que devuelven el fuego, matándolo.

Mientras tanto, en el congelado lago St. Clair, Jeremiah se reúne con Sweet, quien le revela que tiene la intención de matarlo. Entonces, Jeremiah revela que los 400.000 dólares son para pagar a los secuaces de Sweet, que ya están amargados con él por su flagrante maltrato hacia ellos, a cambio de matar a Sweet. Sweet exige airadamente saber quién será el encargado de matarlo justo cuando aparece Bobby. Bobby y Sweet se enzarzan en una pelea en la que Bobby utiliza sus habilidades para jugar al hockey y deja a Sweet inconsciente. Sus antiguos secuaces sellan su destino, dejándolo caer en un agujero excavado en el hielo.

Los tres hermanos, llevados a la custodia policial, son golpeados en un intento de hacerles confesar el asesinato de Victor Sweet, pero no renuncian a nada. De vuelta a casa, se disponen a reparar la casa de su madre y a continuar su vida juntos.

 

También te puede interesar: