Final de Ahí os quedáis

1 h 43 min

La muerte del patriarca de la familia congrega por primera vez en años al clan de los Foxman. Judd, está de luto doble, no sólo ha muerto su padre, tambien lo ha hecho su matrimonio. Jen, su mujer, tiene un romance con su jefe que está en boca de todos.

Dónde ver la película Ahí os quedáis online
Final de la película Ahí os quedáis
ALERTA SPOILER

A continuación, puedes leer el resumen y la explicación de Ahí os quedáis

Final de Ahí os quedáis explicado

Judd Altman (Jason Bateman) trabaja en una emisora de radio para el popular presentador Wade Beaufort (Dax Shepard). Después del trabajo, Judd compra una tarta para el cumpleaños de su esposa Quinn (Abigail Spencer), sólo para llegar a casa y encontrarla teniendo sexo en su cama con Wade. Judd le pregunta cuánto tiempo ha estado sucediendo esto, y Quinn dice que un año. Aquí es donde Judd la deja.

Judd se queda en otro lugar, dejándose crecer una triste barba e ignorando las llamadas de Quinn. Su hermana Wendy (Tina Fey) le llama para decirle que su padre Mort acaba de morir. Está en la habitación del hospital con su madre Hillary (Jane Fonda), que intenta montar a su marido muerto.

Los Altman se reúnen para el funeral. Allí, Judd ve a Barry (Aaron Lazar), el marido de Wendy, que está demasiado ocupado con su teléfono para darse cuenta del mundo que le rodea. Judd también se reúne con su hermano mayor Paul (Corey Stoll) y su esposa Annie (Kathryn Hahn). El amigo de la infancia de los Altman, Charles Grodner, alias Boner (Ben Schwartz), es el rabino que habla en el funeral. En medio de su panegírico, el menor de los Altman, Phillip (Adam Driver), entra a todo volumen con una canción de DMX y entra corriendo en el servicio para abrazar a su madre y a sus hermanos.

Después del funeral, Boner les dice a los Altman que su padre quería que hicieran shiva, lo que significa que deben permanecer una semana entera entre ellos. Phillip recibe una llamada telefónica y sale a la calle para llevar a una mujer al interior. Se llama Tracy (Connie Britton) y es su terapeuta. Es una fan de Hillary, ya que ésta es conocida por haber escrito un libro revelador llamado “Cradle and All”, en el que se cuenta mucho de la infancia de los hermanos, como que Wendy era sexualmente activa y Paul se masturbaba. El hijo de Wendy, Cole (Cade Lappin), entra a hacer caca en su inodoro de entrenamiento y le tira la caca a su padre (que sigue hablando por teléfono). Él y Wendy discuten y los demás se van.

Llegan los invitados y los Altman cuentan a todos lo que han hecho desde entonces. Paul y Annie llevan un tiempo intentando concebir, y se revela que Annie fue novia de Judd en el instituto. Además, sólo Wendy sabe lo del divorcio de Judd, aunque él sigue diciendo que ella no está allí porque tiene un disco abultado.

Judd se dirige a la tienda de artículos deportivos de su familia. Allí encuentra a Horry Callen (Timothy Olyphant), un ex novio de Wendy que ha sufrido una lesión cerebral, lo que le obliga a quedarse en casa con su madre Linda (Debra Monk). Judd también se reencuentra con Penny Moore (Rose Byrne), una chica que solía estar enamorada de él. Judd lleva a Horry a su casa.

A la mañana siguiente, Judd se despierta y escucha cómo Paul y Phillip discuten sobre el reparto de la tienda de deportes. Paul cree que tiene derecho a la mayor parte de la tajada, mientras que Phillip piensa que debe ser todo a partes iguales. Los dos se enzarzan en una pelea física que empuja a Judd contra una vitrina, clavándole unos cristales en la cabeza.

Más tarde, la familia cena y comparte sus historias favoritas de Mort. Wendy cuenta una de cuando tuvo la regla por primera vez. A Judd no se le ocurre ningún recuerdo que compartir. Llega entonces la hora del Shiva y Wendy no deja de insistir a Judd para que diga la verdad sobre Quinn. Discuten hasta que una señora le pregunta a Judd sobre Quinn, y él admite en voz alta que la engañó y que se va a divorciar de ella. Además, Tracy se da cuenta de que Phillip está hablando con una exnovia más joven, lo que la hace sentirse cuestionada.

Los hermanos siguen uniendo sus fuerzas a regañadientes, entre ir de copas y juntarse con Penny, y tener que hacer shiva. Phillips lleva a Judd en su coche y se lamenta de ser visto como el desastre de la familia. Conduce de forma temeraria, poniendo nervioso a Judd. Phillip le deja en el centro de patinaje donde trabaja Penny. Juntos, ella y Judd patinan al ritmo de “Time After Time” de Cyndi Lauper.

Judd se sorprende cuando Quinn aparece ya que no responde a sus llamadas. Ella empieza a sentirse mal y va a vomitar. Admite que está embarazada y que Judd es el padre. Sabe que no es Wade porque es estéril. Están preocupados porque Quinn ya ha tenido un aborto. Phillip también se entera del embarazo. Más tarde, Judd va a casa de Penny para hablar y acaba acostándose con ella.

Phillip revela el embarazo durante el desayuno, para disgusto de Judd. Annie rompe airadamente un plato, molesta por no tener aún hijos.

La familia va al templo para un servicio. Judd y Phillip se escabullen para fumar porros. Paul se une a ellos más tarde. Juntos, los hermanos por fin pasan tiempo y se ríen juntos sin pelearse. Entonces los aspersores se disparan y se empapan. Boner regaña a los hermanos por esto, pero ellos sólo se burlan de él.

Annie baja a buscar a Judd para que intente dejarla embarazada. Él se niega. Sale y pasa junto a Wendy y Barry discutiendo. Por la noche, se reúne con Judd en el tejado de la casa para expresarle su remordimiento por haber causado el accidente que provocó la lesión cerebral de Horry y que nunca amará a Barry como amaba a Horry.

Durante otra sesión de shiva, la familia escucha en el monitor del bebé el sonido de Paul y Annie teniendo sexo. Phillip deja que siga sonando hasta que Linda saca la batería de reserva.

Judd tiene una cita con Penny y recibe una llamada de Quinn, que le dice que está sangrando. Esto obliga a Judd a admitir a Penny que Quinn está embarazada. Ella le deja ir con ella, pero está disgustada.

Judd llega al hospital para estar con Quinn, sólo para que Wade aparezca momentos después. La enfermera es capaz de encontrar el latido del bebé después de que a Quinn le dijeran que no se podía encontrar. Fuera, en la sala de espera, Judd se enfrenta a Wade por el hecho de que Quinn se acueste con él, lo que hace que casi se peleen físicamente. Los guardias de seguridad los separan hasta que Wendy entra y arregla todo. Incluso golpea a Wade en la cara. En el exterior, Judd ve el coche de Wade y consigue que un grupo de chicos de la fraternidad empuje el coche boca abajo después de decir que Wade se acostó con su mujer. Wade sale y ve el coche. Admite que Judd era uno de sus pocos amigos, aunque Judd no lo veía como un amigo.

Tracy le pregunta a Judd si cree que Phillip se ha acostado con su ex novia desde que llegaron a casa. Judd dice que no y que es agradable que Tracy parezca preocuparse por Phillip. Judd entonces intenta ir a ver a Penny y hablar con ella sobre su situación con Quinn, pero ella le deja para ir a trabajar.

Annie va a hablar con Judd, sintiéndose mal por su situación, cuando Paul los sorprende hablando juntos. Confunde esto con que Judd está tratando de acostarse con Annie, lo que lleva a Paul a perseguirlo afuera donde comienzan a pelear. Wendy le dice a Phillip que se separe, pero él opta por mirar. Hillary se acerca a Linda y se besan apasionadamente. Esto hace que todos se callen. Hillary les dice a sus hijos que Linda ha estado ahí para ella últimamente, e incluso Horry lo sabía.

Judd intenta arreglar un circuito eléctrico en el sótano, pero se electrocuta ligeramente. Mientras se desmaya, tiene un flashback de cuando su padre le enseñaba a montar en bicicleta. Mort le consoló después de que se cayera y apretó su frente contra la de Judd (algo que hacía con todos sus hijos). Hillary baja a buscar a Judd. Éste se pone a llorar porque finalmente echa de menos a su padre.

Judd encuentra a Penny en el centro de patinaje. Se disculpa por no haber sido sincero y promete volver a llamarla pronto. Ella acepta y se abrazan.

Wendy y su familia se van y se despiden de sus hermanos y de su madre. Pasa por la casa de Horry y se despide de él con lágrimas en los ojos. Los hermanos han hecho las paces y Paul les ofrece trabajo a Judd y a Phillip. El resto de la familia va a comer, pero Judd decide escabullirse discretamente. Phillip lo atrapa y se abrazan. Judd y Hillary comparten mientras ella lo observa desde la ventana. Antes de marcharse, Judd decide entonces coger el coche de Phillip (después de que éste dejara las llaves dentro) e ir a dar un paseo él solo.

También te puede interesar: