Final de Dos vidas en un instante

Una joven (Paltrow), el mismo día que pierde su trabajo, descubre la infidelidad de su novio. La posibilidad de que una circunstancia nimia - perder el metro- le depare un destino completamente diferente origina esta curiosa historia sobre el azar y la fuerza del destino.

Dónde ver la película Dos vidas en un instante online
Final de la película Dos vidas en un instante
ALERTA SPOILER

A continuación, puedes leer el resumen y la explicación de Dos vidas en un instante

Final de Dos vidas en un instante explicado

Helen Quilley es despedida de su trabajo de relaciones públicas. Al salir del edificio de oficinas, se le cae un pendiente en el ascensor y un hombre se lo recoge. Corre hacia su tren en el metro de Londres, pero lo pierde al cerrarse las puertas. La película rebobina y se repite la escena, con la diferencia de que ahora consigue subir al tren. La película continúa, alternando entre las dos líneas argumentales en las que se suceden acontecimientos diferentes (pero con ocasionales intersecciones de ambas).

En la historia en la que sube al tren, Helen se sienta junto a James (el hombre del ascensor) en el metro y entablan conversación. Al llegar a casa, encuentra a su novio, Gerry, en la cama con su egocéntrica ex novia americana, Lydia. Helen le deja y se va a vivir con su amiga Anna, y, por sugerencia de ésta, se cambia el peinado para empezar de cero.

James sigue apareciendo por casualidad en la vida de Helen, animándola y animándola a crear su propia empresa de relaciones públicas. Ella y James se enamoran a pesar de las reservas de ella sobre empezar otra relación tan pronto después de su fea ruptura con Gerry. Finalmente, Helen descubre que está embarazada. Creyendo que es hijo de James, va a verle a su oficina. Se queda atónita cuando la secretaria de James le dice que está casado. James la encuentra en un puente y le explica que estuvo casado pero que ahora está separado y planea divorciarse, pero que él y su mujer mantienen la apariencia de un matrimonio feliz por el bien de su madre enferma. Después de que ella y James se declaren su amor, Helen sale a la carretera y es atropellada por una furgoneta.

En la historia en la que Helen pierde el tren, los servicios posteriores se retrasan, por lo que sale de la estación y llama a un taxi. Un hombre intenta arrebatarle el bolso y la hiere, por lo que Helen acude al hospital. Llega a casa después de que Lydia se haya marchado y sigue sin enterarse de la infidelidad de Gerry. Incapaz de encontrar otro trabajo de relaciones públicas, acepta dos empleos a tiempo parcial para pagar las facturas. Gerry sigue haciendo malabarismos con las dos mujeres de su vida. Lydia, que quiere a Gerry para ella sola, recurre a dar pistas a Helen sobre su aventura. Helen sospecha de la infidelidad de Gerry, pero más tarde descubre que está embarazada. Recibe una llamada telefónica, supuestamente para una entrevista de trabajo en una empresa internacional de relaciones públicas. Le comunica la noticia a Gerry, pero no llega a hablarle de su embarazo. Lydia llama a Gerry a su apartamento, aparentemente para romper. Creyendo que Helen está en su entrevista, Gerry va a ver a Lydia. Mientras está en casa de Lydia, Gerry contesta al timbre y ve a Helen de pie en la puerta, siendo su entrevista con Lydia, habiendo concertado ambos encuentros para la misma hora para exponer su romance. Helen se queda atónita al ver a Gerry, y Lydia les suelta a ambos la noticia de su propio embarazo. Helen sale corriendo y se cae por las escaleras.

En ambas historias, Helen es llevada al hospital y pierde a su bebé.

En la historia en la que sube al tren y conoce a su nuevo amor, James, muere en sus brazos, justo después de que él le diga que la hará muy feliz.

Cuando Helen pierde el tren, se recupera y le dice a Gerry que se marche para siempre. Mientras tanto, Lydia, arrepentida de sus actos, decide también poner fin a su relación con Gerry y regresar a Estados Unidos. Justo cuando Helen entra en el ascensor para abandonar el hospital tras recuperarse, se le cae un pendiente. Como en su breve encuentro al principio de la película, James recoge el pendiente y se lo da, y entonces empieza la misma broma de ánimo que cuando se conocieron en la otra historia. Pero esta vez, Helen pronuncia correctamente el chiste, y ambos se vuelven y se miran.

También te puede interesar: