Final de El caso Collini

Un abogado (M’Barek) decide llevar la defensa de un hombre al que se acusa de haber asesinado a un respetable hombre de negocios de avanzada edad. A medida que profundiza en la investigación del caso, el abogado destapa uno de los mayores escándalos judiciales de la historia de Alemania.

Dónde ver la película El caso Collini online
Final de la película El caso Collini
ALERTA SPOILER

A continuación, puedes leer el resumen y la explicación de El caso Collini

Final de El caso Collini explicado

Una película de arrepentimiento sobre los crímenes nazis. Película dramática sobre la lucha por la justicia, la doble moral y el cumplimiento de la ley.

Resumen de El caso Collini

Se produce un asesinato a sangre fría en un hotel de lujo. Un hombre de pelo gris que se presentó como periodista ha disparado y matado al trabajador de la fábrica Jean-Baptiste Meyer, interpretado por Manfred Zapatka. El asesino ensangrentado no es un fugitivo de la justicia.

El joven abogado Caspar Leinen (Elias EmBarek) se convierte en el defensor de Collini (Franco Nero). Está un poco inquieto, tratando de ocultar su confusión, este es su primer caso. El hombre no logra establecer contacto con Fabrizio, que no pronuncia palabra.

En una conversación con sus colegas, Linen descubre que el hombre asesinado era su tutor, pero que conocía a la víctima con otro nombre. Por la noche, Kaspar recibe la visita de Johanna Meyer (Alexandra Maria Lara). Apoya a la inconsolable nieta del magnate y admite que ha sido designado abogado del agresor. La mujer se marcha enfadada.

En el juzgado, el hombre conoce al profesor de derecho Richard Mattinger (Heiner Lauterbach), una leyenda en el mundo jurídico. El profesor es coacusado en un caso de gran repercusión. Convence al antiguo alumno para que no se retire del juicio. Linen quiere averiguar el motivo y parte de nuevo al encuentro del italiano. La respuesta a todas las preguntas es el silencio.

Kaspar llega para el funeral a la lujosa mansión que se ha convertido en su hogar. Le atormentan los recuerdos de su infancia feliz y del terrible accidente en el que murieron los hijos y el nieto del magnate. Leinen tuvo una relación romántica con Johanna en su juventud. En una cena conmemorativa ve a su propio padre Bernhard (Peter Prager), que ha abandonado la familia. El padre intenta hacer las paces, pero el joven se muestra poco amistoso.

El juicio no augura nada bueno para la defensa. En otra entrevista, el abogado desesperado pronuncia un emotivo discurso sobre cómo el hombre asesinado ha sustituido a su padre. Por primera vez, el huraño anciano muestra interés: dice que es imposible olvidar al verdadero padre. El protagonista busca un vínculo entre la víctima y el acusado. Mattinger propone un trato: el asesino se declara culpable y se cambian los cargos. El delincuente no acepta la oferta.

La heroína Alexandra María Lara visita a Lino y pasan la noche juntos. En el tribunal, el abogado defensor se da cuenta de un hecho interesante: una pistola de una marca poco común, y recuerda que Hans tenía un arma similar. Pide al juez un aplazamiento para aclarar el descubrimiento. La mujer le da cuatro días.

El abogado contrata a una chica extravagante, mensajera de un café, como intérprete. Viajan a la patria chica de los italianos. El hombre ordena a Bernard que estudie 1.500 páginas de datos de archivo. En Montecatini, el protector y su acompañante encuentran a un conocido de Collini que le cuenta los terribles sucesos de julio de 1944.

Herr Richard visita al turco y le ofrece mantener en secreto la nueva información a cambio de un trabajo prometedor. Hanna se une a la pelea y surge una disputa entre los jóvenes.

Durante la vista se descubre que la víctima era un oficial de las SS. Un testigo, Claudio Lucchesi, describió un cuadro terrible: el asesinato de dos soldados de la Wehrmacht condujo a la ejecución de 20 aldeanos. Collini padre estaba entre los capturados, y el joven Fabrizio se apresuró a defenderlo. El oficial hizo que el niño viera cómo los verdugos acababan con la vida de los civiles y de su padre.

Tras una pausa, el personaje de Lautenbach tomó la palabra e informó a la audiencia de que las acciones punitivas tuvieron lugar en la guerra, pero que tales incidentes fueron tratados por un consejo de guerra. El acusado y su hermana demandaron a Jean-Baptiste Meyer, pero se les denegó el caso.

El abogado está confuso y desanimado, pero al acusado no le preocupa su propia suerte. Anhela que se haga justicia y se pregunta: “¿En virtud de qué ley ha escapado el villano a su responsabilidad?”. Con su equipo, Lynen levanta los archivos y descubre un curioso documento.

En una vista judicial, el personaje de Elias M’Barek interroga a Richard como experto. El jurista se comporta de forma desafiante, burlándose del abogado inexperto. Con preguntas inocentes, el turco llega a la ley de Edouard Dreyer, en cuya aprobación ha participado el aprendiz Mattinger. Según las enmiendas, las ejecuciones de civiles se encuadraban en el artículo “homicidio involuntario” y el plazo de prescripción de estos casos ha expirado. El insistente hombre obliga al profesor a admitir que la legislación era errónea; el fascista debería haber sido condenado por atrocidades. El anciano italiano se emociona y da las gracias al defensa.

Al día siguiente, el juez angustia a los presentes con la trágica noticia de que el acusado se ha suicidado.

Caspar abre su propio despacho. Vuela al funeral de Collini. Tras despedirse, el abogado se sienta en un café al aire libre. Ve alejarse al joven Fabrizio y a su padre.

El significado de El caso Collini

La obra del director Marco Kreuzpainter planteó un tema extremadamente doloroso, tocando no sólo las espeluznantes atrocidades de los nazis, sino también el delito legal. La Ley Dreyer permitió a los sádicos y a sus secuaces vivir sus días en libertad. Los Juicios de Nuremberg sólo recompensaron a los dirigentes nazis, mientras que los títeres que ejecutaron las órdenes inhumanas no recibieron ningún castigo.

La película es una prueba de fuego, que revela duplicidades a gran escala, tragedias reveladoras y personajes individuales. Los héroes del drama son individuos anodinos, con textura, que defienden ferozmente su rectitud. Lo notable es la rivalidad entre los dos abogados, la inexperiencia frente a la experiencia, el frío cálculo frente a la sensualidad, el verdadero servicio a la ley frente a la sustitución de conceptos. Pero no se puede decir que sea una lucha del bien contra el mal, en blanco y negro, la trama está llena de medios tonos, y los personajes están llenos de contradicciones. El joven no llega a un acuerdo, sino que, por sentido del deber, representa los intereses del asesino de una persona cercana. Su oponente, un astuto hombre de negocios, oculta la incómoda verdad sobre el pasado del influyente alemán, y no escatima presiones y sobornos, pero no puede engañar, distorsionando el verdadero propósito de la justicia.

Características de los personajes

Kaspar es un hombre enérgico, de mente flexible, persistente y meticuloso. Es un hombre enérgico con una actitud ágil, persistente y meticulosa. Es incorruptible y no teme las dificultades. Es un hombre indulgente e indulgente, que hace las paces con su padre y no guarda rencor a Hanna, que le dijo algunas cosas bastante desagradables en un arrebato de rabietas. El personaje de EmBarek no se deja intimidar por un rival con autoridad y, aunque respeta sus méritos, no se congracia ni se doblega.

Fabrizio Collini es un hombre que ha perdido la fe. Vengó la muerte de su progenitor tras infructuosos intentos de llevarlo ante la justicia. El anciano ha perdido el interés por la vida, se siente solo, lo único que le importa es el triunfo de la justicia. Lamenta haber causado problemas a su defensor y no confía en él desde hace mucho tiempo.

Richard Mattinger es un hábil “maestro” de la ciencia jurídica. Astuto, carismático, tiene una forma de ganárselo. Arrogante, confuso cuando es inmovilizado por un oponente inexperto. Sinceramente convencido de que lo más importante es respetar la ley y el derecho, pero la difícil posguerra exigía decisiones difíciles. Encontró la fuerza para admitir el error.

Hannah es una mujer insegura. Va en contra de sus deseos, trabaja en la empresa de su abuelo pero ha soñado con la fotografía. Casada, pero su marido no la apoyó en su momento de necesidad, no acudiendo al entierro de un familiar. Impulsivo, fácilmente presionable por un coprotagonista designado. El amor ardiente por Jean-Baptiste pesa más que la voz de la razón.

Hans Meyer tiene sangre fría y es cruel, no sólo organizando un tiroteo ejemplar, sino también burlándose del niño. Crió al pobre turco como a su propio nieto y no escatimó en regalos caros. En los últimos momentos de su vida se arrepintió de lo que había hecho.

Conclusión sobre El caso Collini

Una película que toca la fibra sensible y una decisión controvertida: ¿culpable o inocente?

La película de Kreuzpainter expone lenta y metódicamente un antiestético hito de la historia alemana. Se mantiene al público en la oscuridad, no se responde a los interminables “por qué”, las “migas de pan” aparecen a trozos. La brillante interpretación del reparto evoca una amplia gama de emociones: indignación, arrepentimiento, amargura y sed de venganza. Franco Nero está ensimismado durante gran parte de la pantalla, pero su silencio es más expresivo que sus ardientes discursos. Elias EmBarek es todo lo contrario, su elocuencia, naturaleza activa y vivacidad cautivan y deleitan.

A pesar de la falta de efectos especiales y de dinamismo, la imagen no parece descolorida, los guiños al pasado son apropiados y sucintos. Los efectos visuales van acompañados de la banda sonora de Ben Lucas Boysen, que refuerza la sobremarcha emocional.

En el lado negativo, hay una trama sin resolver entre el clan Meyer y el nuevo miembro de la familia; se desconoce el motivo para hacerse con la custodia del niño.

La conmovedora aparición del padre y el hijo inocentemente asesinados en las secuencias finales es un bálsamo para los atormentados corazones del espectador. El suicidio del italiano es incomprensible: se ha quitado la vida, tras conseguir la censura del verdugo, y está a un paso del veredicto. El público seguirá sin conocer el veredicto del tribunal.

 

También te puede interesar: