Final de El custodio

1 h 35 min

Rubén es el custodio de un ministro. La película es acerca de un trabajo que consiste en reemplazar la vida de uno por la de otro, acerca de la presión que ésto implica y acerca de cómo esa presión finalmente estalla.

Dónde ver la película El custodio online
Final de la película El custodio
ALERTA SPOILER

A continuación, puedes leer el resumen y la explicación de El custodio

Final de El custodio explicado

Rubén (Chávez) es excelente en su trabajo, pero en medio de una crisis existencial, comienza a sufrir el vacío de su vida. Ha jurado proteger a Artemio (Núñez), un hombre que apenas reconoce su presencia o mérito. De hecho, tienen poco diálogo o contacto a lo largo de la película, incluso cuando comparten pantalla la mayor parte del tiempo.

La falta de vida privada y las relaciones insatisfactorias

Rubén también tiene una vida privada casi inexistente: su hermana está hecha un desastre, su hija consentida; visita prostitutas en su tiempo libre y no es apreciado por quienes lo rodean en el trabajo. Su única relación real es con el conductor de Artemio, Salinas (Adrian Andrade), cuya simplicidad no es suficiente para Rubén.

Eventualmente, Rubén estalla: cansado de la infidelidad de su jefe hacia su esposa, su hipocresía flagrante y su trato despectivo hacia él, frecuenta a un traficante de armas ilegales y compra un arma con silenciador. Cuando su jefe sufre un ataque al corazón, Rubén queda a cargo de él y, en un momento dado, dispara a Artemio a quemarropa, la única persona que se supone que lo protege de una amenaza invisible en la película. Luego huye a Mar del Plata, donde la última escena muestra a Rubén contemplando el mar en el que nunca nadó (anunciado previamente durante una visita a la ciudad).

El análisis de la complejidad emocional de Rubén

La historia de Rubén es un estudio profundo de la complejidad emocional y existencial de un hombre que se siente atrapado en una vida vacía y sin sentido. Su papel como protector de Artemio contrasta con su propia falta de protección y aprecio en su entorno personal y laboral.

La ruptura y sus consecuencias

La ruptura emocional de Rubén y su acto final de violencia representan su búsqueda desesperada de liberación y venganza contra las injusticias que ha soportado. Sin embargo, también refleja su propia incapacidad para encontrar una solución más constructiva y satisfactoria a su angustia interior.

La escena final en Mar del Plata, donde Rubén se enfrenta al mar que nunca pudo disfrutar, simboliza su anhelo de libertad y nuevas experiencias que quedaron insatisfechas en su vida anterior. Es un final abierto que invita a la reflexión sobre las consecuencias de nuestras elecciones y la búsqueda de significado en un mundo complejo y desafiante.

También te puede interesar: