Saltar al contenido

Final de El secreto: Atrévete a soñar

Poster for the movie "El secreto: Atrévete a soñar"
Poster for the movie "El secreto: Atrévete a soñar"

El secreto: Atrévete a soñar (2020 )

107 min - Drama, Romance
Título original:  The Secret: Dare to Dream

Una joven viuda con tres hijos contrata a un hombre para arreglar su casa después de una terrible tormenta. A medida que el hombre se acerca a la familia, comparte su filosofía de creer en el poder del pensamiento para conseguir lo que queremos, pero la viuda pronto se da cuenta de que tiene una conexión secreta con su pasado.


Director:   Andy Tennant

Ver online El secreto: Atrévete a soñar

Atención
A continuación se revela como acaba El secreto: Atrévete a soñar

🚨 Final de El secreto: Atrévete a soñar explicado

Bray Johnson se queda un poco más y ayuda a la familia a arreglar todos los daños que un huracán causa en su casa. Pero pronto resulta que Bray, también, no es tan perfecto como parece. Aunque su optimismo ante la vida es contagioso, no le dice a Miranda por qué está realmente allí. En la fiesta de cumpleaños de su hija, Miranda se da cuenta de que Bray presentó el invento de su difunto marido al resto del mundo y asume que lo robó. Para aclarar las cosas, Bray explica que fue el único superviviente del accidente de avión que mató a su marido. El incidente cambió su vida, y desde entonces, empezó a creer que incluso los peores momentos de la vida pueden llevarle a un futuro mejor.

Al final, después de probar que sólo estaba ayudando a su marido con su invento, Bray le da a Miranda su parte de los beneficios obtenidos por él. La primera cuota de estos beneficios resulta ser suficiente para que Miranda pague todas sus deudas. En adelante, la vida de Miranda sólo mejora, y ella se encarga de tomar la propiedad total de la misma. En lugar de manifestar pensamientos negativos, toma su vida por los cuernos e incluso cancela su compromiso con Tuck. Entonces encuentra un nuevo hogar para sus hijos e incluso decide volver a la universidad para continuar su educación. Ahora, llena de un nuevo sentido de propósito, se da cuenta de que Tuck sólo le dio una falsa sensación de seguridad. Pero Bray es el hombre que la hizo sentir cálida, cómoda y segura de sí misma. Así que finalmente decide perseguir otro sueño y conduce hasta la casa de Bray. Coincidentemente, resulta que Bray hizo lo mismo. Mientras regresan a sus respectivos hogares, la pareja se encuentra en la autopista y todo termina perfectamente para ellos.

Aunque un poco exagerado, el final de la película pretende mostrar lo poderosos que pueden ser los pensamientos positivos de uno. Miranda estaba tan metida en sus problemas que no se dio cuenta de cómo se adentraba intencionadamente en su espiral descendente. Por ejemplo, siempre supo que algo no estaba del todo bien en su relación con Tuck, pero aún así lo perseguía porque Tuck la hacía sentir segura sobre su futuro. Pero Bray hace que ella y su familia se den cuenta de que todo lo que tiene que hacer es estar abierta a algunos cambios positivos en su vida, y el resto caerá mágicamente en su lugar.