Poster for the movie "Dog"
ALERTA SPOILER

A continuación, puedes leer el resumen y la explicación de Dog

Final de Dog explicado

Jackson Briggs (Channing Tatum) es un Ranger del Ejército que sufre de TEPT. Actualmente trabaja en una tienda de delicatessen pero intenta solicitar una rotación en Pakistán, pero debido a sus condiciones, no puede ser enviado allí. Intenta pedir favores, pero no tiene suerte.

Briggs recibe una llamada en la que se le informa de que su antiguo compañero de escuadrón Riley Rodríguez (Eric Urbiztondo) ha muerto en combate. Va a tomar unas copas con sus compañeros rangers, pero cuando intenta pedir a uno de ellos una recomendación para la rotación, es rechazado.

Más tarde, Briggs es llamado a Fort Lewis para escoltar a Lulu, la perra de Riley, una belga malinois, a su funeral en Nogales, AZ, tras lo cual Briggs debe llevar a Lulu a una base donde será sacrificada, ya que Lulu tiene un historial de comportamiento agresivo con otros adiestradores, y nadie más estaría dispuesto a acogerla. Cuando Briggs intenta acogerla, Lulú se abalanza sobre él porque le ha tocado las orejas, donde es sensible.

De camino a Arizona, Briggs se detiene en un campo de tiro y le quita el bozal a Lulu. Ella se escapa de su jaula y rompe la tela de los asientos del coche de Briggs. A continuación, éste compra una salchicha y la rellena de pastillas para que Lulú se duerma. Mientras ella se desmaya, Briggs conduce hasta Oregón y se detiene en un bar donde intenta ligar con varias mujeres, pero su comportamiento y conducta resultan poco atractivos para todas ellas.

Mientras Briggs se prepara para seguir conduciendo, comprueba cómo está Lulú y es visto por dos amigas, Bella (Emmy Raver-Lampman) y Zoe (Nicole LaLiberte), que también tienen sus propios perros. Ellas admiran a Lulú e invitan a Briggs a su casa, donde comienzan a hacer un trío. Lulú se queda en el coche y ladra con fuerza, lo que lleva a un vecino a comprobarlo y a pensar que Lulú está retenida allí como medio de maltrato. Briggs va a comprobar cómo está Lulú y ve que el hombre lanza una piedra al parabrisas trasero para sacar a Lulú, pero ella sale corriendo y ataca al hombre hasta que Briggs saca a Lulú de allí. Bella y Zoe están mortificadas y no dejan que Briggs se quede.

De vuelta a la carretera, Briggs habla con Lulu y recuerda cómo solía ser amable cuando Riley estaba vivo. Lulu empieza a salir de la parte trasera del coche, lo que hace que Briggs se desvíe de la carretera. Persigue a Lulu, que acaba corriendo hacia una casa. Cuando Briggs la sigue, el dueño de la casa, Gus (Kevin Nash), le dispara con un tranquilizante. Pensando que Briggs es un intruso, lo mantiene atado. Briggs se libera y se prepara para atacar a Gus hasta que ve a la esposa de éste, Tamara (Jane Adams), cuidando de Lulú, ya que tiene un pie roto. Ella le da a Briggs un alimento mientras atiende a Lulú. Briggs y Gus hablan sobre el malentendido y miran un folleto que Briggs lleva con información sobre Lulu, incluyendo fotos de su estancia en Oriente Medio. Después de que Lulú sea tratada, Tamara le da a Briggs ayahuasca, y su discusión revela que Briggs tiene una hija de tres años llamada Sam (Jacqueline Seaman) a la que no ha visto desde hace tiempo.

Briggs vuelve a la carretera y se detiene en un hotel, donde finge ser un veterano ciego con Lulú como su perro lazarillo, y consigue una habitación gratis. Se toma el tiempo de bañar a Lulú aunque ella lo odia. De camino al vestíbulo, Briggs coquetea con la mujer del mostrador de facturación, pero Lulú ve a un hombre de Oriente Medio, el Dr. Al-Farid (Junes Zahdi), y corre a atacarle mientras Briggs corre tras ella. Consigue apartar a Lulu de ella, pero la detienen y él es arrestado. En la comisaría, se enfrenta a un agente (Bill Burr) que hace comentarios racistas sobre Al-Farid y cree que Briggs se ha librado de que Lulu le ataque. Briggs es puesto en una rueda de reconocimiento pero se explica ante Al-Farid, disculpándose con él por lo que hizo Lulu, pero señala que Lulu sólo se dejó llevar por sus instintos porque, desgraciadamente, fue entrenada para atacar a los hombres que se parecen a Al-Farid. Éste perdona a Briggs y acepta no presentar cargos (aunque insta a Briggs a buscar un tratamiento adecuado de salud mental), lo que permite que Briggs y Lulu queden libres.

Briggs establece un vínculo con Lulu y hace algunas paradas para disfrutar del sol. En un momento dado, Briggs intenta ver a Sam y a su madre Niki (Q’orianka Kilcher). Entra con una muñeca para ella pero vuelve a salir después de apenas un minuto con la muñeca, lo que indica que Niki no quiere a Briggs en la vida de su hija. Briggs entonces va a ver al dueño del hermano gemelo de Lulu, Duke, un hombre llamado Noah (Ethan Suplee). Se acuerda de Lulu y le resulta más fácil conseguir que Lulu sea amable con él y le dé un “abrazo de Lulu”. Tras prepararse para salir, Briggs descubre que alguien ha entrado en su coche y ha robado sus pertenencias y las de Lulu, así como el uniforme de Riley. Briggs y Noah utilizan a Lulu y a Duke para localizar a los ladrones y son llevados a un muelle lleno de drogadictos sin hogar. Los chicos encuentran al hombre que robó las cosas de Briggs, y éste le quita la chaqueta a Riley y recupera la mayoría de sus cosas, menos las medicinas de Briggs.

Después de despedirse de Noah, el coche de Briggs se avería en la carretera mientras empieza a llover a cántaros. Lleva a Lulú a un granero desocupado, pero Lulú empieza a comportarse de forma brusca de nuevo y hace que Briggs se enfade, gritándole que vaya tras él. Ella se calma y se tumba en un sofá. Después de que Briggs se relaje, pone la televisión para poner “Anatomía de Grey” ya que Lulú disfrutaba viéndola con Riley.

A la mañana siguiente, es el día del funeral. Sin coche y con pocas horas para llegar, Briggs y Lulu hacen autostop y los dejan justo en el funeral. Lulu va a acostarse junto a la foto de Riley. Briggs se queda con ella y la ayuda a relajarse cuando los otros guardabosques hacen el saludo con el rifle. Briggs entrega las pertenencias de Riley a sus padres.

Briggs arregla su coche y empieza a conducir hacia la base. Se detiene en un motel para pasar la noche, donde sufre un ataque de pánico en mitad de la noche. Le cuesta levantarse en el baño y Lulu va a su lado para ayudarle a calmarse.

Briggs llega a la base y también se entera de que su situación en la rotación está siendo considerada. Se despide de Lulú y le pone el bozal. Sin embargo, cuando empieza a conducir, ve que ella se debate en el miedo. Briggs devuelve el coche y decide llevarse a Lulú con él.

Una voz en off de Briggs dice un mensaje a Lulu, que se muestra sobre un montaje. Está haciendo los preparativos para adoptar legalmente a Lulu, y también vuelve a visitar a Noah y Duke, así como a pasar más tiempo con Niki y Sam. Briggs termina su mensaje diciéndole a Lulu que ella lo salvó.

También te puede interesar: