Final de Doña Clara

2 h 20 min

Clara, una ex-crítica musical de Recife de 65 años, vive retirada en un edificio particular, el Aquarius, construido en la década de 1940 sobre la chic Avenida Boa Viagem, que bordea el océano. Un importante promotor ha comprado todos los apartamentos, pero ella se niega a vender el suyo y emprende una guerra fría contra la empresa que la acosa. La estresante situación le perturba y le lleva a pensar en su vida, en su pasado, en sus seres queridos.

Dónde ver la película Doña Clara online
Poster for the movie "Doña Clara"
ALERTA SPOILER

A continuación, puedes leer el resumen y la explicación de Doña Clara

Final de Doña Clara explicado

En 1980, Clara (Bárbara Colen) y su familia celebran el cumpleaños de su tía en el edificio de apartamentos Aquarius, en Recife, tras superar un cáncer de mama que le costó el pecho derecho. En el presente, Clara (Sônia Braga), ahora periodista y escritora jubilada, sigue viviendo en el mismo apartamento, pero sola, ya que su marido murió 17 años antes y sus tres hijos se han mudado. Su única compañía constante es su criada Ladjane (Zoraide Coleto).

Se niega a aceptar la compra por parte de Geraldo (Fernando Teixeira), jefe de Bonfim, y de una empresa promotora que desea recuperar su apartamento para sustituir el antiguo edificio por otro más grande y homónimo, a pesar de que todos los demás apartamentos ya están vacíos y de los consejos de sus propios hijos para que acepte la oferta.

Los promotores, especialmente el nieto del propietario, Diego (Humberto Carrão), diseñador educado en EE.UU. y jefe del nuevo proyecto Aquarius, se frustran ante la resistencia de Clara e intentan molestarla por diversos medios, como organizar fiestas en el apartamento justo encima del suyo y quemar colchones en el aparcamiento. Al final, en una discusión abierta, le reprocha a Diego que la educación sin decencia no sirve de nada.

Clara empieza a investigar sobre Bonfim a través de sus contactos. Además, se entera por dos antiguos empleados de la empresa de que Diego ordenó instalar nidos de termitas en los apartamentos vacíos para obligar a Clara a marcharse. Con la ayuda de sus amigos Roberval (Irandhir Santos), un socorrista, y Cleide Vieira (Carla Ribas), una abogada, irrumpe en algunos apartamentos y confirma que están plagados de termitas.

Acompañada de su hermano Antonio (Buda Lira), de su sobrino Tomás (Pedro Queiroz) y de Cleide, se dirige a Bonfim para enfrentarse a Diego y Geraldo por los tejemanejes y las termitas.

También te puede interesar: