Final de El Chico (1921)

1 h 08 min

Una mujer londinense, sumamente pobre, se ve en la necesidad de abandonar a su hijo en una casa de millonarios, aunque por una serie de circustancias el niño terminará siendo cuidado por un vagabundo que se convierte así en su padre. Cinco años después, y con la madre convertida en una popular cantante, el destino tratará de separarlos...

Dónde ver la película El Chico online
Final de la película El Chico
ALERTA SPOILER

A continuación, puedes leer el resumen y la explicación de El Chico

Final de El Chico explicado

Con mucha angustia, una madre soltera abandona a su hijo, colocándolo en un costoso automóvil con una nota escrita a mano: “Por favor, ame y cuide a este niño huérfano”. Dos ladrones roban el coche y dejan al bebé en un callejón, donde lo encuentra El Vagabundo. Tras algunos intentos de entregar al niño a varios transeúntes, encuentra la nota y su corazón se derrite. Se lleva al niño a casa, le pone el nombre de John y le arregla los muebles de su casa. Mientras tanto, la madre cambia de opinión y vuelve a por su bebé; cuando se entera de que le han robado el coche, se desmaya.

Pasan cinco años. El Chico y el Vagabundo viven en la misma pequeña habitación; tienen poco dinero pero mucho amor. Se mantienen con una pequeña estratagema: Kid tira piedras para romper las ventanas y así el Vagabundo, que trabaja como vidriero, puede cobrar por repararlas. Mientras tanto, la Madre se ha convertido en una actriz rica y hace caridad haciendo regalos a los niños pobres. Por casualidad, mientras lo hace, la Madre y Kid se cruzan sin saberlo.

Más tarde, Kid se enzarza en una pelea con otro chico de la zona mientras la gente se reúne para ver el espectáculo. El chico gana, provocando la ira del hermano mayor del otro chico, que ataca al vagabundo como resultado. La madre interrumpe la pelea, pero ésta se reanuda cuando ella se marcha y el Vagabundo sigue golpeando al “Hermano Mayor” en la cabeza con un ladrillo entre los golpes hasta que se tambalea.

Poco después, la Madre aconseja al Vagabundo que llame a un médico después de que Kid caiga enfermo. El médico descubre que el Vagabundo no es el padre de Kid y avisa a las autoridades. Dos hombres vienen a llevarse al niño a un orfanato, pero tras una pelea y una persecución, el Vagabundo y el niño se quedan juntos. Cuando la madre vuelve para ver cómo está el niño, se encuentra con el doctor, que le muestra la nota (que le había quitado al Vagabundo); la reconoce como la que dejó con su bebé años atrás.

Ahora fugitivos, el Vagabundo y el niño pasan la noche en una pensión de mala muerte. Su propietario se entera de una recompensa de 1.000 dólares ofrecida por las autoridades y lleva al Niño a la comisaría, mientras el Vagabundo duerme. Mientras la madre llorosa se reúne con su hijo perdido, el vagabundo busca frenéticamente al niño desaparecido. Sin éxito, vuelve a la puerta de su humilde alojamiento, donde se queda dormido, entrando en un “País de los Sueños” donde sus vecinos se han convertido en ángeles y demonios. Un policía lo despierta y lo conduce a una mansión. Allí la puerta es abierta por la Madre y el Niño, que salta a los brazos del Vagabundo, y éste es acogido.

También te puede interesar: