Final de El desorden que dejas

Raquel, una joven profesora de literatura, acepta el puesto de suplente que le ofrecen en el instituto de Novariz, pueblo al que pertenece su marido. Cuando llega se entera de que Elvira, la profesora a la que está sustituyendo se suicidó. Eso la extraña pero las cosas se ponen peor cuando al finalizar las clases encuentra una nota en su bolso en la que pone: ¿Y tú cuánto vas a tardar en matarte?. Raquel se empieza a hacer preguntas y decidida, empieza a investigar sobre la antigua profesora para averiguar qué le pasó. Durante la investigación que lleva a cabo por su cuenta, sin contarle a nadie lo que le pasa por puro miedo, sigue recibiendo notas de ese estilo.

Dónde ver la película El desorden que dejas online
Poster for the movie "El desorden que dejas"
ALERTA SPOILER

A continuación, puedes leer el resumen y la explicación de El desorden que dejas

Final de El desorden que dejas explicado

Creada por Carlos Montero para Netflix, El desorden que dejas es una serie original de Netflix basada en la novela El desorden que dejas que escribió el propio Carlos. Por lo tanto, aquí está el escritor que te presenta, su maravillosa pieza de ficción. El desorden que dejas es un drama de suspenso limitado que termina en 8 episodios de 40 minutos. Toda la serie está en idioma español y los subtítulos serán tu único acompañante para entender esta compleja narración. Aquí vamos a simplificar los bits para usted y explicar por qué y cómo cuenta una historia deslumbrante.

Resumen de ‘El desorden que dejas’

La serie comienza con una apasionante escena en la que una mujer, preocupada y asustada, está copiando archivos en su ordenador portátil. El caos que reina en su interior se ve amplificado por la fuerte llamada a la puerta de un hombre que le ofrece ayuda. Pero la mujer se resiste y se niega a abrir la puerta. La escena termina cuando ella se derrumba emocionalmente, en el suelo.

Tras los títulos, se presenta la protagonista, Raquel Valero (Inma Cuesta), que lleva flores para su madre, sólo para descubrir que ya está muerta. Raquel se despierta del inquietante sueño. Está traumatizada por la muerte de su madre y sigue reproduciendo el mismo incidente una y otra vez, intentando superar la tragedia. Raquel y su marido, Germán (Tamar Novas), se trasladan a la ciudad natal de Germán, Galicia, en España. Germán es optimista y cree que el cambio de lugar aliviará el trauma de Raquel, que incluso ha conseguido un trabajo de profesora en un colegio de Galicia.

La narración vuelve a retratar a la mujer temida y asustada de la primera escena. Se llama Elvira Ferreiro Martínez “Viruca” (Bárbara Lennie). Viruca es la profesora de literatura a la que Raquel va a sustituir, sin embargo, la narración va barajando a Viruca y a Raquel, sugiriendo que en algún momento sus vidas se van a cruzar. Afortunadamente, así es, pero Viruca se suicida tres semanas antes de que Raquel llegue al pueblo y así es como va a sustituirla y hacerse cargo de su clase. De hecho, sus vidas se cruzan, sólo que de forma surrealista.

Viruca fue encontrada muerta en la orilla y se especuló que se ahogó. Raquel, con el paso del tiempo, se obsesiona con la muerte de Viruca ya que comienza a perseguirla y emprende una persecución para descubrir lo que realmente sucedió con Viruca. Así, los siguientes episodios la llevan a un complejo viaje para descubrir la verdad de la muerte de Viruca y el papel de Raquel en ella.

Narrativa entrecruzada

El desorden que dejas divide la narración en dos mitades. Una mitad trata de Viruca y sus propios conflictos en la escuela y en su vida personal. La historia de Viruca no está narrada de forma lineal, por lo que es difícil percibir la cronología de los acontecimientos. Toda la secuencia de flashbacks transcurre desde el punto de vista de Viruca pero en un estado muy onírico. Destaca el carácter de Viruca atrapada en un complejo laberinto, donde a veces es querida por sus alumnos y a veces es odiada sin piedad. Un punto importante a destacar es que la narración oculta la información. La mayor parte de las veces la niega. Crea una sombra de Viruca en lugar de mostrar su realidad. En cierto modo, nos vemos obligados a crear una serie de opiniones sobre esta mujer. A veces la odiamos por ser demasiado grosera y despiadada, mientras que otras veces sentimos empatía por ella, cuestionando lo que la llevó a la muerte.

Las mismas ironías y confusiones sobre Viruca las experimenta el personaje central de la otra mitad de la narración, es decir, Raquel. Algunos momentos de la serie reflejan los personajes de Viruca-Raquel, para hacer creer que Raquel va a acabar como Viruca, si se deja llevar.

La narrativa de El desorden que dejas es apasionante, pero no es asombrosa. Sigue alimentando tu atención con nueva información y drama, sin embargo, no hay ningún momento de “rayo de esperanza”. Este es el único defecto que la descalifica de ser un gran drama. Además, los dramas españoles, en general, evitan mostrar cualquier mensaje junto con la narrativa. Básicamente tratan de seres humanos comunes y sus vidas comunes y nada cambia mucho después o antes de los acontecimientos dramáticos. De manera sencilla, los personajes no provocan un cambio en el gran lienzo, salvo en su propia vida, lo cual no es un defecto en general, pero para algunos espectadores, como yo, resta importancia histórica o memorable al arte.

Explicación del final de “El desorden que dejas”

Al principio de la serie, El lío que dejas atrás, vemos a Viruca copiando unos archivos en un dispositivo de almacenamiento externo. Este dispositivo de almacenamiento, que luego encuentra Raquel, contiene imágenes de Iago. Iago, su padre Tomás y Viruca están interconectados. Viruca comparte una relación sexual con el hijo y con el padre, pero cuando Iago se enamora de Viruca, comparte el secreto más oscuro de su padre, por lo que Viruca deja a su padre.

Raquel descubre que Tomás y su socio en el crimen, Acebedo han montado toda una red de prostitución masculina en Galicia. Traían chicos de todas partes y hasta Iago entró a formar parte de ella, ya que era explotado desde pequeño. Cuando las imágenes llegan a Viruca, Tomás consigue que la maten y lo mismo estuvo a punto de ocurrir con Raquel, pero se salvó, afortunadamente.

La serie termina con la detención de Tomás y de las personas relacionadas con él, acabando con su imperio negro.