Final de El Greco

1 h 59 min

Corre el año 1566. Tras huir de la ocupación veneciana de Creta, su isla natal, el pintor Domenicos Theotocopoulos (Nick Ashton) llega a Venecia y comienza a trabajar en el estudio de Tiziano, donde pronto destaca sobre el resto de los artistas. Allí es descubierto por el Niño de Guevara (Juan Diego Botto), un sacerdote español con el que mantiene una extraña relación. Años después, el pintor se traslada a Madrid y se enamora de Jerónima de las Cuevas (Laia Marull), hija de un noble militar, con la que tiene un hijo. La pareja se establece en Toledo, ciudad en la que El Greco triunfa como artista. Su privilegiada posición le lleva a rodearse de las más altas esferas políticas y religiosas, incluyendo a su antiguo amigo Niño de Guevara, ahora convertido en el Gran Inquisidor. Aunque el profundo rechazo que el artista siente por la Inquisición pronto le llevará a enfrentarse abiertamente con él.

Dónde ver la película El Greco online
Final de la película El Greco
ALERTA SPOILER

A continuación, puedes leer el resumen y la explicación de El Greco

Final de El Greco explicado

La película cuenta una historia ficticia de Domenicos Theotokopoulos, más conocido como El Greco, un gran artista griego del siglo XVI de carácter intransigente, que parte de su tierra natal, Creta, y se dirige a Venecia y finalmente a Toledo, en busca de libertad y amor. Allí se enfrenta a su mayor adversario, la Inquisición española, pero su conciencia creativa y su poder le hacen destacar y superar la barbarie y la ignorancia.

Encarcelado y a la espera de ser ejecutado por la Inquisición española, Domenicos (Nick Ashdon) escribe su historia, por lo que partes de su vida se desarrollan en extensos flashbacks. Nacido en la isla de Creta, que entonces formaba parte de la República de Venecia, se enamora de Francesca (Dimitra Matsouka), hija del gobernador veneciano de Creta. Pero su padre prepara una rebelión política y, como consecuencia, Domenicos abandona la isla y se traslada a Venecia, lejos de la joven. Allí conoce al famoso pintor Tiziano (Sotiris Moustakas) y al sacerdote español Fernando Niño de Guevara (Juan Diego Botto). Guevara muestra de inmediato un confuso interés por Doménico y, cuando se enreda[aclaración necesaria] con el griego -y luchando contra sus demonios personales- llama a Doménico ante la Inquisición, donde debe defenderse de las acusaciones de herejía. Hay que subrayar que toda la historia es ficticia, El Greco nunca fue procesado por la Inquisición, sino que recibió encargos bien pagados de altos dirigentes de la Inquisición, como Fernando Niño de Guevara, Gran Inquisidor de España de 1600 a 1602.

También te puede interesar: