Final de El hijo de la novia

A los 42, Rafael Belvedere está pasando una crisis. Vive a la sombra de su padre, se siente culpable porque rara vez visita a su anciana madre, su ex esposa dice que no pasa suficiente tiempo con su hija y aún tiene que adquirir un compromiso con su novia. En su punto más bajo, un pequeño ataque cardiaco lo reúne con Juan Carlos, un amigo de la infancia que le ayuda a reconstruir su pasado.

Dónde ver la película El hijo de la novia online
Final de la película El hijo de la novia
ALERTA SPOILER

A continuación, puedes leer el resumen y la explicación de El hijo de la novia

Final de El hijo de la novia explicado

La madre de Rafael Belvedere (Ricardo Darín), Norma (Norma Aleandro), padece la enfermedad de Alzheimer y hace un año que no la ve. Rafael ve a su padre Nino (Héctor Alterio) con frecuencia, pero a sus amigos rara vez. Recibe ofertas para vender el restaurante que regenta en Buenos Aires, pero cambia de opinión porque lo pusieron en marcha su madre y su padre y lleva años en la familia. Su amigo de la infancia Juan Carlos (Eduardo Blanco), al que no ve desde hace veinte años, se pasa por el restaurante y renueva su vieja amistad, demostrando que se ha convertido en actor.

Un día, Rafael sufre un infarto y, mientras se recupera en la unidad de cuidados intensivos, se ve obligado a reevaluar su vida y determinar sus prioridades. Ahora quiere vender el restaurante y trasladarse al sur de México para criar caballos. Al mismo tiempo, su padre quiere volver a casar a su mujer porque nunca se casaron por la Iglesia católica y ella siempre quiso una boda por la iglesia. Rafael se opone a la renovación de los votos porque su madre enferma no podrá participar mucho, debido a su Alzheimer. Como parte de su nueva vida, le dice a su novia Nati, mucho más joven, que quiere algo de espacio y libertad. Al principio, ella se siente dolida y le dice que él no es Albert Einstein, Bill Gates o incluso Dick Watson (Rafael está desconcertado sobre la identidad de Dick Watson, y se convierte en una broma recurrente. Los créditos finales aclaran que se refiere a un personaje de una película porno). Aunque Rafael intenta que ella entienda su perspectiva, ella rompe su relación. Rafael trata de lidiar con sus luchas con estas relaciones y con el hecho de que la Iglesia no puede volver a casarlos debido a la ley canónica, y acaba vendiendo el restaurante y haciendo que Juan Carlos haga el papel de sacerdote en la segunda boda de sus padres.

La película termina después de la boda, con Rafael abriendo un nuevo restaurante -un local en mal estado frente al antiguo Belvedere- y pidiendo disculpas a Nati; ella le perdona con alegría. Juan Carlos se interesa mucho por la ex mujer de Rafael y aparece acercando una silla, interponiéndose entre ella y su novio, y charlando animadamente.

También te puede interesar: