Final de El Páramo

Una familia que vive aislada de la civilización en un paraje desértico es acosada por una misteriosa bestia.

Dónde ver la película El Páramo online
Poster for the movie "El Páramo"
ALERTA SPOILER

A continuación, puedes leer el resumen y la explicación de El Páramo

Final de El Páramo explicado

El Páramo es ese tipo de película en la que los horrores se originan a partir del miedo y la inquietud que están arraigados en tu subconsciente, en lugar de encarnarlos. No se puede dejar de admirar el diseño de producción, que contribuye a la atmósfera morosa y sombría y crea un mundo carente de cualquier color o luminosidad. La ambientación de una tierra estéril y una casa en ruinas, hace que te sientas inquieto e incómodo. Cuando digo que la casa estaba en estado ruinoso, no quiero decir que estuviera en mal estado arquitectónico. La casa era totalmente funcional, pero daba esa sensación de podredumbre y decadencia. Daba la sensación de que el lugar había sido desgastado por todo el calor del mundo.

Balter Gallart, el diseñador de producción, y el director artístico, Marc Pau, han creado irónicamente un miedo metafísico a través de la realidad material. Es similar al miedo que el mundo entero sintió durante la pandemia.

Trama de “El Páramo”

Salvador (Roberto Álamo) vive con su mujer, Lucía (Inma Cuesta) y su hijo pequeño, Diego (Asier Flores), en una casa de campo aislada y desolada. Salvador tiene reglas estrictas, y no seguirlas puede tener graves consecuencias. Hay unos límites que nadie puede traspasar. Diego es curioso la mayor parte del tiempo y suele preguntar a sus padres por qué no puede ir más allá de las fronteras. Salvador le dice que una bestia habita más allá de los pilares de madera que ha puesto para marcar los límites seguros. Salvador quiere que su hijo esté preparado para los retos. Es el típico hombre que lo hace. Lucía discute con su marido para que adopte un enfoque más tierno. A menudo le corta en seco cuando siente que las lecciones de la vida se están volviendo demasiado reales y horribles para el inocente niño.

Un visitante imprevisto llega flotando en una barca por la masa de agua cercana. Este visitante ensangrentado yace inconsciente, y Salvador lo lleva a su refugio para curar sus heridas. Su cuerpo se cura en poco tiempo, pero su mente sigue marcada y ha perdido por completo las ganas de vivir. Se dispara, y Salvador se siente moralmente obligado a ir a buscar a su familia y darles la noticia. Lucía y Diego quedan abandonados a su suerte. Creen que Salvador volverá en un par de días, pero las cosas no salen como habían planeado.

¿Era real la bestia?

El Páramo es una película de combustión lenta y el director, David Casademunt, quiere que sintamos la transición en la que una mujer que siempre tuvo una actitud despreocupada, aunque sólo fuera en lo ulterior, empieza a perturbarse internamente cada día que pasa. La espera se apodera de ella. Diego ve cómo se produce este cambio. Cree en su madre pero, en el fondo, sabe que se está convirtiendo en su propia enemiga. La vulnerabilidad de su madre le empuja a un estado de dilema. En un momento se impone su sensatez, pero en otro momento su prudencia se ve arrastrada por el cariño y el amor que siente por su madre.

Lucía acaba disparando varias veces con su escopeta al ver que una bestia le acecha. Diego nunca la ve en el arranque. Dudaba del hecho de que su madre estuviera viendo realmente algo o todo fuera un producto de la imaginación creado por su mente inestable.

La bestia que vio la familia era en realidad una personificación del miedo y la ansiedad que tenía el individuo. Diego nunca la vio en un principio porque no se dejó llevar por la ansiedad, mientras que Lucía sí, debido a que Salvador no regresó a tiempo. Pero poco a poco, Diego también empezó a sentir la presencia de una criatura sobrenatural sólo porque creía en su madre. Todavía estaba en una edad en la que se le podía obligar a creer en algo. Y esto no era extraño, era su propia madre la que lo influenciaba. Así que las acciones de ella acabaron por crear esa aprensión en su mente.

Explicación del final de “El Páramo”

¿Sigue viva la bestia?

Según la historia que se cuenta en la película, la hermana de Salvador también vio a esta bestia, por lo que se suicidó. Diego temía lo mismo para su madre. Pero también se revela que la hermana fue maltratada por sus padres. La hermana de Salvador estaba siempre deprimida. Se insinúa que fue su estado mental el que la llevó a suicidarse y no un monstruo.

Diego experimenta un sentimiento de consternación al ver que el estado de su madre se deprecia cada día que pasa. La ve caminar hacia la muerte. Se siente impotente y tampoco está preparado para enfrentarse al mundo por sí mismo.

En la escena final, le vemos de pie, solo, en el río y sumergiendo el cadáver de su madre. Es un espectáculo estremecedor ver a un niño pequeño haciendo eso. Por el reflejo de sus ojos brillantes, vemos que la bestia sigue de pie cerca de Diego. Se mira las manos para encontrar cicatrices similares a las que tenía su padre. Quizás Salvador siempre vio a la bestia pero sabía que no podía ceder al miedo y dejar que se apoderara de su vida. Diego, siguiendo las huellas de su padre, vuelve a su casa.

 

También te puede interesar: