Saltar al contenido

Final de El pasado

Final de la película El pasado
Final de la película El pasado

El pasado (2013 )

130 min - Drama, Misterio

Después de cuatro duros años de separación, Ahmad regresa a París desde Teherán, a petición de Marie, su esposa francesa, para empezar con los trámites de su divorcio. Durante su breve estancia, Ahmad descubre la relación conflictiva que Marie tiene con su hija, Lucía. Ahmad intentará con todas sus fuerzas mejorar esta relación pero también dará a conocer el pasado secreto que ha escondido durante todos estos años. La película dirigida por Asghar Farhadi ha sido seleccionada para competir por la Palma de Oro en el Festival de Cine de Cannes 2013.


Director:   Asghar Farhadi

Donde ver online

Atención
A continuación se revela como acaba El pasado

Final de El pasado explicado

Ahmad, un iraní, regresa a Francia después de cuatro años para finalizar el divorcio con su esposa Marie. De camino a su casa, se entera de que ella ha iniciado una relación con Samir, el propietario de una tintorería, y que él va a compartir habitación con Fouad, el hijo de Samir. A petición de Marie, habla con su hija de un matrimonio anterior, Lucie, sobre su reciente comportamiento problemático. Lucie desaprueba la nueva relación de Marie.

Ahmad y Marie acuden al juzgado para completar su divorcio. Justo antes de la reunión con los funcionarios, ella le dice que está embarazada de Samir. Ahmad sigue aconsejando a Lucie, con la esperanza de reconciliarla con la situación. Le revela que Samir sigue casado y que su mujer está en coma tras un intento de suicidio, provocado por la revelación de que Samir y Marie tenían una aventura. Samir le dice a Ahmad que su mujer sufría de depresión y que el intento de suicidio fue causado por un incidente con un cliente en su tienda. Su mujer no estaba al corriente de su aventura y organiza un encuentro con Lucie de Naïma, su empleada, que fue testigo tanto del intento de suicidio como del incidente en la tienda.

Tras escuchar la historia de Naïma, Lucie se angustia y confiesa que reenvió la correspondencia electrónica de Marie y Samir a la esposa de éste el día antes de que intentara suicidarse, tras llamarla a la tintorería. Lucie desaparece y Ahmad y Samir la buscan. Ahmad encuentra a Lucie, que se ha quedado en casa de un amigo, e intenta convencerla de que le cuente a Marie lo que hizo, diciendo que Marie tiene derecho a saberlo, ahora que está embarazada de Samir. Lucie lo hace y Marie se enfurece y le dice a Lucie que se vaya, lo que hace. Ahmad calma la situación y Marie va tras Lucie, pidiéndole que vuelva, lo que hace.

Después de cuestionar los sentimientos que aún pueda tener por su esposa, Marie le cuenta a Samir lo que hizo Lucie. A Samir le cuesta aceptarlo y le pregunta a Naïma sobre los acontecimientos que condujeron al intento de suicidio de su mujer. Naïma afirma que su mujer ni siquiera estaba en la tienda el día que Lucie dijo que había llamado. Después de que Marie acuse a Lucie de mentir, ésta mantiene su versión de los hechos diciendo que habló por teléfono con una mujer con acento. Samir se da cuenta de que en realidad habló con Naïma, quien le dio a Lucie la dirección de correo electrónico de su esposa. Se enfrenta a Naïma, que confiesa y explica que su mujer siempre ha estado celosa de ella y que ha intentado que la despidan o la deporten de Francia y ha iniciado el enfrentamiento con el cliente. Sin embargo, Naïma cree que su mujer nunca leyó los correos electrónicos, porque entró en la tienda y optó por beber lejía delante de ella, en lugar de hacerlo delante de Samir o Marie.

Samir y Marie discuten los acontecimientos y su relación. Samir decide que deben centrarse en su futuro, mientras que Marie se muestra confusa. Ahmad se prepara para volver a Irán. Se despide de los niños e intenta hablar con Marie sobre el fin de su matrimonio, pero ésta no le deja, afirmando que no necesita saber esas cosas ahora. Mientras tanto, Samir visita a su mujer en el hospital con una selección de perfumes, que los médicos le han recomendado para que reaccione. Se rocía en el cuello un poco de su colonia y se inclina sobre ella, que yace comatosa en la cama del hospital. Con su cara cerca de la de su mujer, le susurra que le apriete la mano si puede olerla. Una lágrima rueda por su cara, pero ella sigue en coma, y él mira su mano, que puede o no estar sosteniendo la suya. En la escena final no está claro si ella responde o no.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Valoración: 0)