close
Películas

El final de El sexto día

Ir a Spoiler
Poster for the movie “”
Poster for the movie ""

El sexto día (2000 )

12 123 min - Misterio, Ciencia ficción, Acción

Un mundo futuro, utópico, libre de enfermedades, libre del hambre; un mundo donde la clonación es una de las primeras industrias, gracias a la cual, entre otros beneficios, los seres humanos disfrutan de bancos de órganos listos para serles transplantados ante una posible necesidad. Pero hay un límite: se trata de la Ley del Sexto Día, basada en la Biblia, que no permite la clonación humana, es decir, la creación artificial de hombres por el mismo hombre. Pero esa regla va a ser violada por una ambiciosa empresa de genética. El clonado es Adam Gibson (Arnold Schwarzenegger), un sencillo padre de familia condecorado en el pasado como piloto de guerra, quien, una noche al regresar a casa del trabajo, se encuentra con que ha sido reemplazado por alguien idéntico a él (su clon). Para que la clonación no se descubra, la empresa deberá eliminar al original.


Director:   Roger Spottiswoode

Atención
A continuación se revela como acaba El sexto día

El final de El sexto día explicado

Arnold Schwarzenegger interpreta a Adam Gibson, piloto de una agencia de viajes de aventura que detesta los clones. En el mundo presentado en la película, los clones de animales son algo muy normal, copiándose de manera que nadie nota la diferencia respecto a la versión original de la mascota clonada. Cuando Adam se cruza en el camino de un grupo de científicos relacionados con la clonación su vida se trastoca de manera radical.

Adam tiene un clon. Los dos Adams se reúnen y trazan un plan para introducirse en las instalaciones de clonación y destruirlas. El Adam que creíamos que era el original se revela como el clon. Mientras el confirmado clon distrae a sus enemigos, el original entra en las instalaciones y rescata a su familia. En la confrontación Drucker recibe un impacto e intenta clonarse, saliendo las cosas bastante mal paradas.

Con la instalación llena de explosivos y a punto de explotar, los dos Adams se las apañan para salir airosos de la batalla. Drucker, por su parte, se mata a sí mismo, como le había recomendado uno de los protagonistas. Con la explosión, la fábrica de clones se destruye y el segundo Adam se convierte en el último clon humano vivo.

Al día siguiente el clon de Adam, que se ha realizado unos análisis para comprobar su buen estado de salud, visita a su familia por última vez y les regala el gato de Hank. Después se despide de su original y se marcha a Argentina para abrir su propia empresa de viajes de aventura.

Tags : usa