Final de El último duelo

Ambientada en Francia, en 1386, cuenta el enfrentamiento entre el caballero Jean de Carrouges y el escudero Jacques LeGris , al acusar el primero al segundo de abusar de su esposa, Marguerite de Carrouges. El Rey Carlos VI decide que la mejor forma de solucionar el conflicto es un duelo a muerte. El que venza será el ganador, sin embargo, si lo hace el escudero, la esposa del caballero será quemada como castigo por falsas acusaciones.

Dónde ver la película El último duelo online
Poster for the movie "El último duelo"
ALERTA SPOILER

A continuación, puedes leer el resumen y la explicación de El último duelo

Final de El último duelo explicado

“El último duelo” está protagonizada por Jodie Comer, Matt Damon y Adam Driver como tres personas que cambiaron el curso de la historia de Francia. La sinopsis de la película expone las bases de lo que sería el último duelo de la historia de Francia, pero como en la mayoría de las historias “reales”, siempre hay lagunas entre la realidad y la ficción.

[amazon bestseller=”proyector casa” grid=”3″ items=”3″ orderby=”price” order=”desc”]

La película sigue la historia de Marguerite de Carrouges, que afirma haber sido violada por Jacques Le Gris, el amigo y escudero de su marido Jean. Para demostrar la veracidad de sus declaraciones, el Jean de Matt Damon desafía a Le Gris a una batalla. Por supuesto, hay más cosas en la película que el duelo al igual que la historia real, si tienes alguna duda sobre el final de la película El último duelo, ¡sigue leyendo!

Tras una gran parte de la película El último duelo dedicada a los puntos de vista de Jean y Jacques. El tercer acto se ocupa de la Marguerite de Jodie Comer y, como sugiere la película, su punto de vista es la “verdad” de los tres. Marguerite fue violada por Jacques y se lo contó a su marido, Jean, pero su decisión de retar a Jacques a un duelo se debió en parte a que éste consideraba a su mujer de su propiedad y también a que él y Jacques estaban juntos. se confundieron hace años.

Marguerite declara ante el tribunal sobre la violación y se revela que está embarazada, ya que ella y Jean llevan tiempo intentando concebir. Es posible que Marguerite esté embarazada de Jacques, pero este detalle nunca se explora en El último duelo. A medida que Marguerite habla, recibe las reacciones de las mujeres de su vida. La madre de Jean revela que ella también fue violada, pero que decidió no decir nada para seguir viva. La mejor amiga de Marguerite, Marie, no la cree y aporta al tribunal que Marguerite había expresado su creencia en la belleza de Jacques antes del incidente.

Se decide que John y James lucharán hasta la muerte para que Dios decida quién tiene razón. Si Jean muere en el combate, Marguerite será quemada viva y su hijo quedará huérfano para castigarla por mentir. Si Jacques muere en el combate, Jean y Marguerite de Carrouges podrán seguir formando una familia. Tras una cruenta batalla, Jean mata a Jacques y se hace justicia. El cuerpo de Jacques es arrastrado por el barro y colgado en la plaza del pueblo, mientras que Marguerite por fin hace realidad su objetivo y deseo de criar un hijo. Jean muere en combate unos años después y se dice que Marguerite no volverá a casarse.

¿Qué debemos entender realmente del final?

El director Ridley Scott concluye El último duelo en un escenario tranquilo en el que Marguerite observa a su hijo en crecimiento. La cámara enfoca el rostro de Marguerite antes de que la película se vuelva negra, y aunque la escena puede ser objeto de interpretación, lo que muestra y lo que no muestra es ciertamente notable dado el énfasis de la película en la perspectiva.

Los elementos clave de la escena son la ubicación de Marguerite y la notable ausencia de Jean de Carrouges. Así, esta escena ofrece a Marguerite un momento de descanso de los papeles opresivos que la política, las normas sociales y los hombres han desempeñado en su vida hasta ese momento. Esta idea se ve subrayada por las cartas de presentación que siguen, que revelan que Jean de Carrouges murió en combate unos años después del duelo y que Marguerite nunca volvió a casarse.

En efecto, la película se distingue de otras epopeyas medievales por una nueva perspectiva que utiliza su historia para arrojar luz sobre las cuestiones de la violación y la misoginia. Lo hace, en primer lugar, gracias a su singular estructura en tres puntos, que reserva hábilmente la historia de Margarita de Carrouges para el final. Mientras que los documentos históricos contienen mucha información sobre Jean de Carrouges y Jacques le Gris, la historia de Marguerite está mucho menos desarrollada, lo que refuerza aún más el concepto de mujeres secundarias de la época. El último duelo da por fin voz a Marguerite, que hace un retrato muy duro y preciso de los hombres de su vida.

También aporta matices a su historia que, a diferencia de muchas otras películas ambientadas en la época medieval, ofrece un relato preciso y estimulante de cómo se trataba a las mujeres entonces, pero también hoy. La estructura de El último duelo también habla de los tiempos modernos y del hecho de que incluso hoy en día las mujeres se enfrentan a una ardua batalla para ser escuchadas cuando se trata de acusaciones de violación y acoso sexual. De hecho, sigue siendo increíblemente difícil para las mujeres contar que han sido violadas o agredidas sexualmente.

La estructura de la película también ilustra cómo, incluso hoy en día, en cualquier escenario de “él dice / él dice”, la tendencia es cuestionar la historia de las mujeres pero tomar más en serio a los hombres. En la mente del Sr. de Carrouges, él cree que es un marido cariñoso y un hombre honorable que defiende a Marguerite cuando ella lo necesita. En realidad, no la cree de inmediato y, aun así, sólo lo ve como una afrenta por parte de Le Gris. El Gris se ve a sí mismo como una figura muy deseable. Le Gris incluso menciona sus “protestas habituales” más adelante en la película, pero su opinión hace que parezca que Marguerite estaba enviando señales contradictorias.

El punto de vista de Marguerite da la vuelta a todas las ilusiones y se centra en su lucha y en el maltrato que sufre en un mundo dominado por los hombres. El encuadre de la triple perspectiva ilustra cómo los hombres de todas las épocas justifican acciones atroces y cómo la carga de la prueba sigue recayendo en las mujeres, así como los efectos de la misoginia interiorizada. Esperemos que El último duelo inspire a futuras películas a ser también reflexivas.

También te puede interesar: