Saltar al contenido

Final de Family Man

Final de la película
Final de la película

Family Man (2000 )

7 121 min - Comedia, Drama, Romance, Fantasía

Jack Campbell es un egocéntrico broker de Wall Street cuya única obsesión es el trabajo y una vida llena de lujo. Tras un incidente en una tienda el día de Nochebuena, se despierta viviendo otra vida: es un humilde vendedor de neumáticos de Nueva Jersey, casado con su antigua novia Kate, a la que había abandonado hacía años para que no obstaculizara su carrera en el mundo de las finanzas.


Director:   Brett Ratner

Donde ver online

Atención
A continuación se revela como acaba Family Man

Final de Family Man explicado

Jack y Kate, que llevan juntos desde la universidad, se encuentran en el aeropuerto JFK, donde Jack está a punto de marcharse para realizar unas prácticas de doce meses en Barclays, en Londres. Kate teme que la separación sea perjudicial para su relación y le pide que no se vaya, pero él la tranquiliza diciendo que su amor es lo suficientemente fuerte como para durar, y vuela.

Trece años después, Jack es ahora un soltero que vive una vida despreocupada como ejecutivo de Wall Street en la ciudad de Nueva York. En el trabajo, está preparando una fusión multimillonaria y ha ordenado una reunión de emergencia el día de Navidad. En su oficina, el día de Nochebuena, recibe un mensaje para que se ponga en contacto con Kate, pero, aunque se acuerda de ella, lo desestima, aparentemente sin interés.

De camino a casa, Jack se encuentra en una tienda cuando un joven, Cash, entra afirmando tener un billete de lotería premiado por valor de 238 dólares, pero el dependiente le rechaza diciendo que el billete es falso. Cash saca una pistola y le amenaza, por lo que Jack se ofrece a comprar el billete y Cash acaba accediendo. Fuera, Jack intenta ayudar a Cash, a lo que éste responde preguntándole si le falta algo en su vida. Jack dice que tiene todo lo que necesita, a lo que Cash comenta enigmáticamente que Jack se ha buscado lo que va a pasar ahora, y se marcha. Un desconcertado Jack vuelve a su ático y duerme.

El día de Navidad, Jack se despierta en una habitación de los suburbios de Nueva Jersey con Kate y dos niños. Sale corriendo hacia su apartamento y su oficina en Nueva York, pero los dos porteros le niegan la entrada y no le reconocen. Jack sale corriendo a la calle y se encuentra con Cash conduciendo el Ferrari de Jack. Aunque Cash se ofrece a explicarle lo que está ocurriendo, todo lo que dice es una vaga referencia a “La Organización” y que Jack está recibiendo “un vistazo” que le ayudará a averiguar por sí mismo de qué se trata.

Jack se da cuenta poco a poco de que está viviendo el tipo de vida que podría haber tenido si se hubiera quedado en Estados Unidos con Kate, como ella le había pedido. Tiene una vida familiar modesta, en la que él es vendedor de neumáticos para el padre de Kate y ésta es una abogada sin ánimo de lucro. La joven hija de Jack, Annie, cree que es un extraterrestre, pero amistoso, y le ayuda a adaptarse a su nueva vida. Con algunos contratiempos, Jack empieza a tener éxito, estableciendo vínculos con sus hijos, enamorándose de su mujer y trabajando duro en su empleo.

Aprovechando un encuentro fortuito cuando su antiguo jefe, el presidente Peter Lassiter, acude a que le arreglen un neumático, le impresiona con su habilidad para los negocios y Lassiter le invita a su oficina, donde Jack trabajaba en su “otra” vida. Allí, tras una breve entrevista, Lassiter le ofrece un puesto. Mientras él está entusiasmado por el posible salario y otras ventajas, Kate argumenta que son muy felices y que deberían estar agradecidos por la vida que tienen.

Habiendo decidido que le gusta esta “otra” vida, Jack vuelve a ver a Cash, ahora empleado de una tienda. Exige quedarse en esta vida, pero Cash le dice que no hay opción: “un vistazo”, por definición, es algo impermanente. Esa noche, Jack intenta mantenerse despierto, pero no lo consigue y se despierta al “día siguiente”, el día de Navidad, para encontrarse en su vida original. Renuncia a cerrar el trato de adquisición para interceptar a Kate, y la encuentra mudándose de una lujosa casa adosada antes de volar a París. Al igual que Jack, ella se ha centrado en su carrera, y se ha convertido en una abogada corporativa muy rica. Ella sólo le había llamado para devolverle una caja con sus antiguas posesiones. Él la persigue hasta el aeropuerto y, en un esfuerzo por evitar que se vaya, le describe con detalle la vida de sus hijos y de su familia que había visto. Intrigada, ella acaba aceptando ir con él a tomar un café. Desde la distancia, se les ve hablando de forma inaudible y riendo mientras toman el café.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Valoración: 0)