Final de Frequency

John (James Caviezel) vive obsesionado con la muerte de su padre, un bombero (Dennis Quaid), que pereció 30 años antes durante un incendio. Un día, un extraño fenómeno meteorológico le permite hablar con él, a través de un viejo equipo de radioaficionado con el que se comunica con el pasado: John informa a su padre de los errores cometidos en aquel incendio y así evita su muerte. Sin embargo, de este vuelco del destino se derivarán otros trágicos acontecimientos.

Dónde ver la película Frequency online
Final de la película Frequency
ALERTA SPOILER

A continuación, puedes leer el resumen y la explicación de Frequency

Final de Frequency explicado

John Sullivan es un detective de la policía de Nueva York que vive en la casa de su infancia. Su novia Samantha le deja por estar emocionalmente apagado, lo que se da a entender que es el resultado de que John perdiera a su padre, el bombero Frank, en un incendio cuando tenía seis años. Gordo, un amigo de toda la vida y vecino de John, pasa por allí y encuentra una radio de radioaficionado Heathkit de banda lateral única que una vez perteneció a Frank, pero no consigue hacerla funcionar.

La noche anterior al aniversario de la muerte de su padre, John se sorprende al ver que la radio funciona durante una aparición especialmente intensa de la aurora boreal, y mantiene una breve conversación con otro hombre sobre las Series Mundiales de 1969, que John es capaz de relatar con todo detalle. A partir de este y otros detalles se da cuenta de que se está comunicando con su padre en la misma fecha de 1969, y le advierte del error que le llevó a la muerte. Frank se alarma y se niega a creerlo, pero al día siguiente, mientras rescata a un niño de un almacén en llamas, recuerda la advertencia de John y sobrevive al incendio.

En 1999, John se encuentra con nuevos recuerdos de su padre, que sobrevivió hasta los años 80 hasta su muerte por cáncer de pulmón. Se reencuentra con Frank, que ahora le cree.

John descubre que su presente ha cambiado de otras formas inesperadas. Sin darse cuenta, ha evitado la muerte del “Ruiseñor”, un asesino en serie que en un principio asesinó a tres enfermeras en los años 60 y nunca fue capturado. Ahora el asesino ha matado a 10 mujeres, entre ellas la propia madre de John, Julia. Para salvarla a ella y a las demás víctimas futuras, John solicita la ayuda de Frank para detener al Ruiseñor antes de que pueda volver a matar.

Tras recibir información de John sobre los asesinatos, Frank consigue salvar a la primera víctima, pero cuando intenta rescatar a la segunda, el Ruiseñor lo somete, le roba el carné de conducir y se lo coloca a la víctima para inculpar a Frank del asesinato.

Cuando Frank comparte su experiencia con su hijo, John se da cuenta de que la cartera de Frank tiene las huellas del Ruiseñor. John le pide a su padre que esconda la cartera en algún lugar de la casa donde John pueda encontrarla 30 años después. Utilizando las huellas dactilares conservadas de la cartera, John identifica al Ruiseñor como Jack Shepard, un antiguo detective.

En 1969, el detective Satch DeLeon, amigo íntimo de Frank (y futuro jefe de John), detiene a Frank como sospechoso de asesinato; éste se resiste y la radio es derribada y dañada. En la comisaría, Frank intenta demostrar su inocencia a Satch al ser capaz de predecir con exactitud varios aspectos de las Series Mundiales de 1969, incluido el famoso “incidente del betún” del quinto partido. Frank escapa de la comisaría y entra en el apartamento de Shepard, donde encuentra pruebas de sus asesinatos. Shepard llega y ataca a Frank, que se defiende de él y parece matar a Shepard. Satch, tras darse cuenta de que Frank decía la verdad, llega y encuentra las joyas de las víctimas, exonerando a Frank.

Frank vuelve a casa y arregla la radio. Opta por dejar de fumar, tras ser advertido por John de que acabará muriendo de cáncer de pulmón. Mientras hablan por la radio, tanto Frank como John son atacados por las versiones de Shepard de 1969 y 1999. Frank le vuela la mano a Shepard y éste huye. En 1999, mientras John lucha contra Shepard, la casa cambia rápidamente a su alrededor. Un anciano Frank aparece y mata a Shepard con la misma escopeta. Él y John se abrazan con lágrimas en los ojos.

La película concluye con un partido de softball en el que participan John, Samantha (ahora su esposa y que espera un bebé), el hijo pequeño de John, Frank, Julia, Satch y Gordo, que se ha hecho rico gracias a los consejos sobre acciones que le dio John en el pasado.

También te puede interesar: