Saltar al contenido

Final de Grandes esperanzas

Final de la película Grandes esperanzas

Donde ver online

Atención
A continuación se revela como acaba Grandes esperanzas

Final de Grandes esperanzas explicado

Finnegan “Finn” Bell, un niño de diez años, huérfano criado por su hermana mayor Maggie y el novio de ésta, Joe, es dominado por un preso fugado mientras juega en una playa de la costa del Golfo. Finn le lleva comida, medicinas y cizallas para quitarle los grilletes de hierro de la pierna, y es tomado como rehén. El convicto intenta escapar a México, pero la policía se apodera de su pequeña embarcación. El convicto se esconde en una boya y la policía remolca a Finn hasta tierra. Finn ve en las noticias que el convicto ahora recapturado era el mafioso Arthur Lustig, que había escapado del corredor de la muerte.

Joe es llamado para hacer labores de jardinería en “Paradiso Perduto” (“Paraíso Perdido” en italiano), la mansión de la mujer más rica de Florida, Nora Dinsmoor, que vive recluida desde que su prometido la dejó en el altar años atrás. Finn acompaña a Joe y se encuentra con la joven sobrina de Dinsmoor, la bella Estella. Dinsmoor invita a Finn a volver y jugar con Estella. Ella se comporta con altanería en la primera visita de Finn, pero su tía la obliga a sentarse para un retrato improvisado por Finn. Dinsmoor advierte a Finn que se enamorará de Estella y le romperá el corazón.

Pasan varios años. Maggie se escapa de casa y Joe cría solo a Finn. Finn va a Paradiso Perduto todos los sábados y se convierte en un pintor de talento. Aunque Estella es a veces coqueta, e incluso intenta seducir a Finn en un momento dado, se marcha a estudiar a Europa sin decírselo. Con el corazón roto, Finn abandona la pintura y sus visitas a Paradiso Perduto.

Siete años después, un abogado le dice a Finn que un galerista de Nueva York quiere exponer su obra. Finn se queda perplejo pero acepta ir. Allí se encuentra con Estella en el parque. Ella mantiene una relación con un rico hombre de negocios, Walter. Ella retoma su comportamiento coqueto hacia Finn, posando desnuda en su apartamento y despertando los celos de Walter.

Finalmente, Finn, frustrado por las evasivas de Estella, la aleja de Walter y ambos tienen relaciones sexuales. Ella le dice que va a visitar a su tía brevemente, pero que volverá para el estreno del espectáculo de Finn. Pero la noche del estreno no se presenta. Pero el tío Joe sí lo hace, y sin quererlo avergüenza a Finn con su crudeza. Finn va a la casa de Estella en Nueva York, con la esperanza de encontrarla, pero en su lugar encuentra a la señora Dinsmoor, que le revela que ha venido a Nueva York para asistir a la boda de Estella con Walter, lo que molesta a Finn. Entonces le dice que Estella le estaba utilizando para dar celos a Walter y convencerle de que se casara con ella. Cuando se da cuenta de lo mucho que le ha molestado, se arrepiente y se disculpa por su manipulación, pero ya es demasiado tarde.

De vuelta a su estudio, Finn encuentra a un extraño hombre con barba que quiere verle. Es Arthur Lustig. Finn se muestra primero incrédulo y luego incómodo con su presencia. Cuando Lustig se marcha, sus comentarios hacen que Finn se dé cuenta de que es él, y no la acaudalada señora Dinsmoor, quien ha sido el benefactor de Finn durante toda su estancia en Nueva York. Finn va con él a la estación de metro.

Esperando un tren, Lustig ve a tres conocidos desagradables en el andén de enfrente. Finn y Lustig los superan y suben al tren. Creen que están a salvo, pero uno de ellos atraviesa el vagón y apuñala brutalmente a Lustig. Mientras se desangra en los brazos de Finn, éste le revela que ha sido el benefactor de Finn a cambio de la amabilidad que éste le mostró de niño.

Devastado, Finn lo deja todo, se va a París a estudiar arte, y llega a tener éxito. Regresa a Florida para visitar a su tío Joe. La señora Dinsmoor ha muerto, pero él visita su casa de todos modos. Sentado en el jardín, cree ver una aparición de Estella cuando era niña. Siguiendo a la niña hasta el muelle trasero, encuentra a su madre, que resulta ser Estella, ahora divorciada. Ella admite que ha pensado a menudo en él, y le pide que la perdone, cosa que él hace. Se cogen de la mano mirando al mar.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Valoración: 0)