Final de Guillaume y los chicos, ¡a la mesa!

1 h 25 min

Película biográfica con toques de comedia sobre el cineasta y artista Guillaume Gallienne, centrándose es su relación con su madre y la conexión que tenían ambos. Un recorrido por las emociones, el recuerdo y la familia en una historia real que acompañó día tras día a este joven que pasó a ser adulto al lado de su madre, siempre con una sonrisa en los labios.

Dónde ver la película Guillaume y los chicos, ¡a la mesa! online
Poster for the movie "Guillaume y los chicos, ¡a la mesa!"
ALERTA SPOILER

A continuación, puedes leer el resumen y la explicación de Guillaume y los chicos, ¡a la mesa!

Final de Guillaume y los chicos, ¡a la mesa! explicado

En un teatro, Guillaume cuenta cómo se desarrolló su vida de joven. De joven afeminado, su madre se desentiende de sus travesuras. Cuando pide ir a aprender español, su madre le envía a La Línea de la Concepción. Allí se queda con Paqui, una mujer española que no sabe hablar francés. Mientras intentan comunicarse torpemente, ella le sugiere que le enseñe a bailar sevillanas. Guillaume se convierte en un experto y baila en una fiesta local, pero es objeto de risas. Sin saber por qué, pide a una mujer llamada Pilar que baile con él. Ella se niega amablemente y le explica que baila como una chica. Él le pregunta si cree que se parece a una chica. Ella acepta y él comenta con alegría que su madre estaría encantada.

Fascinado por su madre, Guillaume imita su voz ante la cocinera de la familia y su abuela, Babou. Su padre, sin embargo, no está satisfecho con el comportamiento de su hijo. Tras descubrirlo fingiendo ser Sissi, su padre lo envía a un internado sólo para chicos. Incapaz de soportar las constantes burlas, Guillaume escribe una súplica a su padre. Tras una evaluación psiquiátrica, sus padres deciden trasladarlo a un internado inglés.

Guillaume se deleita en su nuevo colegio, un lugar donde ya no se le juzga por su personalidad. Se siente atraído por un alumno llamado Jeremy, pero se le rompe el corazón cuando descubre que Jeremy tiene relaciones sexuales con una chica. Mientras su madre intenta consolarle, le suelta sin querer que es homosexual, un pensamiento que no se le había ocurrido inicialmente. El joven consigue la exención de su servicio nacional debido a su frágil estado.

Tras una serie de sesiones de psicoterapia, Guillaume decide visitar un balneario bávaro para relajarse. Allí recibe un doloroso masaje deportivo de Raymund y un inesperado colónico de Ingeborg. Su tía le aconseja que experimente con su sexualidad. En su primer intento, se presenta a un hombre llamado Karim en un club nocturno y lo sigue hasta su casa. En el piso de Karim, encuentra a otros dos hombres que le esperan para follar en grupo. Escapa cuando Karim se da cuenta de que no es árabe. En su segundo intento, se encuentra con un hombre bien dotado y entra en pánico.

Finalmente, Guillaume conoce a una mujer llamada Amandine en la cena de un amigo. Se enamora y se compromete. Al abordar el tema con su madre, ésta empieza a cuestionar su sexualidad. Guillaume se da cuenta de que a ella le cuesta aceptarlo porque teme perderlo por otra mujer.