Saltar al contenido

Final de Huida a medianoche

Final de la película Huida a medianoche
Final de la película Huida a medianoche

Huida a medianoche (1988 )

125 min - Aventura, Comedia, Crimen, Acción

Un ex-policía de Chicago, que se dedica a capturar forajidos, recibe una oferta de cien mil dólares a cambio de encontrar a un contable que se ha fugado con dinero de la mafia. A primera vista, parece un trabajo sencillo, pero resulta que hay otro cazador de recompensas que busca al mismo individuo.


Director:   Martin Brest

Donde ver online

Atención
A continuación se revela como acaba Huida a medianoche

Final de Huida a medianoche explicado

El cazador de recompensas Jack Walsh es reclutado por el agente de fianzas Eddie Moscone para traer de vuelta a Los Ángeles al contable Jonathan “El Duque” Mardukas. El contable había malversado 15 millones de dólares del jefe de la mafia de Chicago, Jimmy Serrano, antes de saltarse la fianza de 450.000 dólares que Moscone había depositado para él. Walsh debe traer a Mardukas de vuelta en un plazo de cinco días, o Moscone incumple la fianza. Moscone dice que el trabajo es fácil, una “carrera de medianoche”, pero Walsh exige 100.000 dólares. Walsh es abordado entonces por el agente del FBI Alonzo Mosely, que quiere que Mardukas sea testigo contra Serrano y le ordena a Walsh que se mantenga alejado de Mardukas. Walsh no hace caso de esto y, en cambio, roba la identificación de Mosely, que utiliza para hacerse pasar por un agente del FBI a lo largo de su viaje. Los secuaces de Serrano, Tony y Joey, ofrecen a Walsh un millón de dólares para que les entregue a Mardukas, pero éste lo rechaza.

Walsh captura a Mardukas en Nueva York y llama a Moscone desde el aeropuerto, sin saber que la línea de Moscone está intervenida por el FBI y que su ayudante Jerry está avisando en secreto a los hombres de Serrano. Sin embargo, Mardukas finge un ataque de pánico en el avión, lo que obliga a los dos hombres a viajar en tren. Cuando Walsh y Mardukas no se presentan en Los Ángeles a tiempo, Moscone llama al cazarrecompensas rival Marvin Dorfler para que los encuentre. Dorfler les sigue la pista hasta el tren e intenta arrebatarle El Duque a Walsh, pero éste se le adelanta y abandona el tren. Sin embargo, cuando intenta comprar los billetes de autobús con una tarjeta de crédito, descubre que Dorfler ha cancelado la tarjeta.

Sin fondos, se ve obligado a recurrir a otros medios para cruzar el país, incluyendo el robo de coches, el préstamo del coche de su ex mujer en Chicago y el autostop. Mientras tanto, la noticia de la escaramuza en el tren llega a oídos de Mosely y éste dirige un grupo de trabajo para encontrar a Walsh y Mardukas.

Walsh acaba revelando que, diez años antes, era un agente encubierto en Chicago que intentaba acercarse a un traficante de drogas que tenía en nómina a casi todo el cuerpo de policía. Al final, justo cuando Walsh iba a atrapar al traficante, policías corruptos le plantaron heroína en su casa. Para evitar ir a la cárcel o trabajar para el traficante, Walsh dimitió del cuerpo, abandonó Chicago y se convirtió en cazador de recompensas, mientras su mujer se divorciaba de él y se casaba con un teniente corrupto. Desde entonces, sin embargo, Walsh se aferra a la vana esperanza de reunirse algún día con su ex mujer. Más tarde, Mardukas se entera de que el narcotraficante era Serrano.

En Arizona, Dorfler aleja a Mardukas de Walsh, que es encontrado por Mosely. Mientras discute con Moscone por teléfono, Walsh se da cuenta de que Dorfler pretende entregar a Mardukas a Serrano por 2 millones de dólares. Sin embargo, Dorfler revela accidentalmente a los hombres de Serrano dónde tiene a Mardukas y queda inconsciente por los hombres de Serrano, que van a por Mardukas.

Walsh llama a los hombres de Serrano y les dice que tiene discos de ordenador creados por Mardukas con suficiente información para encerrar a Serrano, pero promete entregar los discos si Serrano le devuelve a Mardukas ileso. Entonces hace un trato para entregar a Serrano al FBI a cambio de que le permita recuperar a Mardukas. Walsh se reúne con Serrano mientras lleva un micrófono y es vigilado por el FBI. Dorfler descubre a Mardukas e interrumpe el intercambio, desactivando el micrófono sin saberlo. Después de que Serrano se lleve los discos, el FBI se acerca y detiene a Serrano y a sus secuaces.

Mosely entrega a Mardukas a Walsh con tiempo suficiente para devolverlo a Los Ángeles antes de la fecha límite. Sin embargo, Walsh se da cuenta de que no puede enviar a Mardukas a la cárcel y lo deja ir. Antes de separarse, Walsh le da a Mardukas un reloj que le regaló su mujer antes de casarse, simbolizando que por fin la ha dejado marchar. A cambio, Mardukas le da a Walsh 300.000 dólares en un cinturón de dinero que había estado escondiendo, aclarando que es un regalo (y no un soborno), ya que Walsh ya lo dejó ir. Walsh hace señas a un taxi y le pregunta al conductor si tiene cambio para un billete de 1.000 dólares, pero el taxi se aleja, por lo que se dirige a casa a pie.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Valoración: 0)