Final de iBoy

Tom (Bill Milner) es un adolescente de 16 años como tantos otros, pero un día su vida cambia completamente cuando, tras un violento encuentro con una banda de jóvenes matones, le dejan en coma con pequeños fragmentos de su smartphone incrustados en su cerebro. Tom se despertará en el hospital, descubriendo que ha desarrollado un extraño conjunto de superpoderes. Con estas nuevas habilidades se dispondrá a buscar venganza a la banda que le atacó, y que también asaltó a su mejor amiga Lucy

Dónde ver la película iBoy online
Poster for the movie "iBoy"
ALERTA SPOILER

A continuación, puedes leer el resumen y la explicación de iBoy

Final de iBoy explicado

Tom Harvey, de 16 años, vive en una zona de Londres plagada de bandas y lucha por salir adelante. Su mejor amigo, Danny, le regala un teléfono nuevo y le anima a perseguir a su amiga y vecina Lucy. Lucy le pide a Tom que la ayude a estudiar para los exámenes, a lo que él accede con gusto. Al llegar a su piso esa noche, Tom ve al hermano de Lucy inconsciente y a un grupo de matones enmascarados saliendo de la habitación de Lucy, tras haberla violado y grabado el suceso. Tom huye e intenta llamar a la policía, pero recibe un disparo en la cabeza y queda inconsciente.

Tom se despierta días después. Su médico le informa de que la metralla de su teléfono está incrustada en su cabeza. Más tarde, ese mismo día, Tom comienza a escuchar las transmisiones telefónicas y puede visualizar las señales digitales. Usando sus nuevas habilidades, Tom se da cuenta de quién atacó a Lucy. Comienza a vengarse de los atacantes, uno por uno. Mientras tanto, Lucy se ha encerrado en sí misma y Tom es su única fuente de esperanza. Disfrutan de una comida juntos al aire libre por primera vez desde el incidente. Después de un enfrentamiento, la venganza de Tom crece y sigue la pista de los que dieron las órdenes de hacer daño a Lucy. Asalta la casa de su líder, dañando sus aparatos electrónicos y robando su alijo de cocaína, que Tom planta a los atacantes antes de avisar a la policía.

En su afán de vigilancia, Tom adopta el alias de “iBoy”. Le envía un mensaje a Lucy diciendo que tiene la intención de arreglar las cosas para ella. Publica sus actos en Internet y se esfuerza por acabar con más drogas que están entrando. Durante otra redada, Tom se ve atrapado por la banda y recibe una fuerte paliza, logrando escapar a duras penas. Vuelve a casa a trompicones, pero se desmaya en un parque por el camino, perdiendo sus exámenes y rompiendo una promesa a Lucy. Cuando vuelve a casa, la abuela de Tom es retenida a punta de pistola y el jefe del crimen conocido como Ellman al que ha intentado frustrar exige a Tom que devuelva el dinero que ha robado a cambio de la seguridad de Lucy y su abuela. Tom acepta a regañadientes y comienza a utilizar sus poderes tanto para Ellman como para rastrear y ayudar a Lucy, que ha sido secuestrada por quienes la asaltaron antes.

Tom es conducido al lugar del secuestro, donde consigue llamar a la policía, pero ésta no consigue encontrar nada allí. Lucy es capaz de arrebatar un arma a los secuestradores, pero no consigue escapar antes de que lleguen Tom y Ellman. A pesar de que sus poderes estaban disminuidos debido a su paliza, Tom es capaz de sobrecargar los teléfonos móviles de todos para que exploten, sin embargo, Ellman tira el suyo y huye al exterior. Tom intenta someterlo con ayuda de Lucy, pero ambos son incapaces de hacerlo hasta que Tom desata un pulso de su cerebro; dejándolos a todos fuera de combate. Tom despierta más tarde en el hospital con su abuela a su lado.

Al volver a casa, Tom ve a Danny (que le traicionó ante Ellman). Danny dice que quiere pagarle a Tom por su maltrato. Tom lo rechaza, diciendo que nunca eliminó a la persona que grabó el ataque de Lucy, sugiriendo que fue Danny. Tom se encuentra con Lucy en la azotea de su edificio, que ha preparado un picnic para los dos. Comparten un beso mientras miran el horizonte y sin resolver si el pulso de Tom le quitó sus poderes.

También te puede interesar: