Final de Iluminados por el fuego

1 h 40 min

"Iluminados por el fuego" narra los recuerdos de Esteban Leguizamón, un hombre de 40 años que, en 1982, cuando tenía sólo 18, fue llevado como soldado recluta a combatir a las Islas Malvinas. A partir del intento de suicidio de uno de sus ex-compañeros, Esteban se sumerge en los recuerdos de esa guerra que compartió con otros dos jóvenes reclutas: Vargas, el suicida, y Juan, muerto en combate. Allí aparecen no sólo los horrores propios de la guerra y el padecimiento del frío y del hambre, sino también las historias de amistad y compañerismo. Desde la mirada de Esteban, la película pone en evidencia la lenta y gradual inmersión de sus frágiles vidas en el corazón de la muerte misma. A los 20 años de la guerra, Esteban decide volver a las Islas para reencontrarse con su pasado y cerrar sus viejas heridas.

Dónde ver la película Iluminados por el fuego online
Final de la película Iluminados por el fuego
ALERTA SPOILER

A continuación, puedes leer el resumen y la explicación de Iluminados por el fuego

Final de Iluminados por el fuego explicado

La historia se centra en dos jóvenes que son enviados a luchar en la guerra de 1982 en las Islas Malvinas y que vuelven a casa con las brutales cicatrices de la guerra. Veinte años después del final de la guerra, el periodista Esteban Leguizamón es informado de que Alberto Vargas, uno de los hombres con los que sirvió, ha intentado suicidarse tras sufrir años de depresión provocada por sus experiencias en la guerra. Esteban visita a Vargas en coma en el hospital y, en una serie de extensos flashbacks, vuelve a visitar el escenario de la “guerra imposible de ganar” de Argentina.

La película muestra a Esteban y a sus compañeros Vargas y Juan, que viven en trincheras en las remotas Malvinas azotadas por el viento, luchando contra el hambre, el aburrimiento, los abusos y las privaciones de la guerra mientras esperan la llegada de las fuerzas británicas. Se suceden una serie de desgarradoras escenas de combate con las fuerzas británicas, y los argentinos se dan cuenta de la inutilidad y la violencia de su misión. Son carne de cañón, peones en un juego político inútil.

De vuelta al presente, Esteban regresa a las Malvinas para reconciliarse consigo mismo y con el pasado. Las emotivas escenas finales se rodaron en las Malvinas, por primera vez en el cine argentino. Cuando Esteban contempla los campos de batalla, todavía fuera de los límites, llenos de minas, munición viva y equipo militar oxidado, la inutilidad de la guerra queda muy clara.

También te puede interesar: