Saltar al contenido

Final de Infierno de cobardes

Final de la película Infierno de cobardes
Final de la película Infierno de cobardes

Infierno de cobardes (1973 )

105 min - Western, Drama, Misterio

En 1870 un Forastero pasa a caballo ante la tumba de un antiguo Sheriff, Jim Duncan, en la ciudad fronteriza de Lago en el Sudoeste de Estados Unidos. Los propietarios de la compañía minera de Lago, Dave Drake y Morgan Allen obtienen el apoyo de los vecinos de la pequeña ciudad para contratar al Forastero. Debe proteger a la comunidad contra tres pistoleros, cuya llegada se hace inminente al haber sido liberados tras cumplir condena por acusaciones falsas de la compañía minera Drake-Allen. El Forastero acepta el contrato a condición de llevarlo a cabo con los tres forajidos y, entre otras cosas, pide que pinten el pueblo entero de color rojo vivo y que le cambien el nombre y pasa a llamarse "Infierno".


Director:   Clint Eastwood

Donde ver online

Atención
A continuación se revela como acaba Infierno de cobardes

Final de Infierno de cobardes explicado

Un misterioso forastero sin nombre sale del desierto, con un plumero y un sombrero negro, y entra en el aislado pueblo minero de Lago, en el Viejo Oeste americano. Tres pistoleros contratados por la “seguridad del pueblo” se burlan de él y le amenazan; él mata a los tres sin apenas esfuerzo. Cuando la atractiva y rubia mujer del pueblo, Callie Travers, le insulta coquetamente, la viola en la caballeriza. Esa noche, en su habitación de hotel, el Forastero sueña que Jim Duncan, un alguacil federal, es azotado hasta la muerte por los forajidos Stacey Bridges y los hermanos Dan y Cole Carlin, mientras los ciudadanos de Lago observan en silencio.

Al día siguiente, los funcionarios de Lago ofrecen al Forastero “todo lo que quiera” para proteger al pueblo de Bridges y los Carlin, que pronto saldrán de la cárcel. Poco a poco se revela que la gente del pueblo contrató a estos “forajidos” para que asesinaran a Duncan cuando éste descubrió que la mina de oro local estaba ilegalmente en tierras del gobierno y tendría que ser cerrada, destruyendo el sustento del pueblo. Los habitantes del pueblo entregaron entonces a los forajidos bajo falsos cargos de robo para evitar pagarles, y éstos han jurado vengarse.

El Forastero acepta el trabajo y aprovecha al máximo el trato: nombra a un enano oprimido llamado Mordecai como sheriff y alcalde a la vez, proporciona a un nativo americano y a sus hijos mantas y caramelos, cuando el tendero se niega a servirles, consigue una silla de montar y unas botas nuevas, y obliga a la taberna a servir a todos bebidas gratis. Más tarde ordena a los propietarios del hotel, Lewis y Sarah Belding, y a todos los demás clientes que desalojen el local, dejándole a él como único ocupante.

Callie y varios hombres conspiran para matar al Forastero. Después de tener sexo con él en su habitación, ella se escapa mientras tres hombres entran. Mientras golpean sin saberlo a un muñeco en la cama, el Forastero lanza un cartucho de dinamita en la habitación, destruyendo la mayor parte del hotel, y luego mata a tiros a 2 de sus atacantes, mientras Morgan huye herido. El Forastero arrastra a Sarah, pateando y gritando, a su dormitorio (la única habitación del hotel que no está dañada) donde tienen sexo. A la mañana siguiente, Sarah le dice al Forastero que Duncan no puede descansar en paz porque el pueblo lo enterró en una tumba sin nombre.

El Forastero reúne a un grupo de ciudadanos para defender el pueblo, pero pronto se da cuenta de que ninguno tiene las habilidades necesarias para “disparar”. Ordena que todos los edificios del pueblo se pinten de rojo sangre. A continuación, sale del pueblo sin dar explicaciones, siguiendo a Morgan, que está herido. Mientras se marcha, pinta sobre el cartel del pueblo una sola palabra: “Infierno”.

El Forastero encuentra a Bridges y a los Carlin, que acaban de “rematar” a Morgan, y los acosa con dinamita y disparos de rifle, lo que hace creer a los forajidos que los responsables son los habitantes del pueblo. Al volver a Lago, el Forastero inspecciona los preparativos -todo el pueblo pintado de rojo, hombres armados en los tejados, mesas de picnic cargadas de comida y bebida, y una gran pancarta de “BIENVENIDOS A CASA, CHICOS”- y vuelve a marcharse en silencio. Los forajidos llegan y vencen fácilmente la resistencia novata de los habitantes del pueblo; todos los defensores son asesinados, mientras que los supervivientes son acorralados en la taberna. El Forastero atrae a uno de los hermanos Carlin hacia el exterior y lo mata a latigazos, y luego mata a los forajidos restantes de uno en uno. Belding, apuntando con una escopeta a la espalda del Forastero, es abatido por Mordecai. A la mañana siguiente, mientras el Forastero pasa junto a Mordecai en el cementerio. “Sabes”, dice Mardoqueo, “nunca supe tu nombre”. El Forastero responde: “Sí, lo sabes”. Mientras el Forastero se adentra en el desierto, un perplejo Mardoqueo se sitúa junto a la lápida que acaba de grabar “Mariscal Jim Duncan, descanse en paz”.

 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Valoración: 0)