Saltar al contenido

Final de Intrusión

Poster for the movie "Intrusión"
Poster for the movie "Intrusión"

Intrusión (2021 )

93 min - Suspense

Un matrimonio se muda a un pueblecito y un allanamiento de morada deja traumatizada a la mujer, que sospecha que quienes la rodean podrían no ser lo que parecen.


Director:   Adam Salky

Atención
A continuación se revela como acaba Intrusión

🚨 Final de Intrusión explicado

¿Hasta qué punto conoces a tus allegados? Dirigida por Adam Salky y basada en un guión escrito por Chris Sparling, “Intrusión” es una película de suspense de invasión de hogares, de combustión lenta y aterradora, que da un giro al género, al tiempo que intenta plantear esta pregunta esencial. La historia gira en torno a un matrimonio aparentemente perfecto que se muda a una exuberante villa en medio de la nada. Un incidente de robo estropea parte de la paz de su serena morada. Tras indagar en el misterio, la esposa descubre que la casa desentierra algunos oscuros y profundos secretos.

Con una cinematografía muy bien articulada, una trama aleccionadora y una actuación estelar por parte de Logan Marshall-Green y Freida Pinto (de “Slumdog Millionaire”), la película tiene suficientes giros para atraer a los aficionados al género. Si quieres volver a ver el devastador final de la película, volvamos a la escena de la intrusión.

Trama de Intrusión

Henry y Meera viven en una villa de última generación en medio de un vasto paisaje montañoso en Corrales, Nuevo México. Se han trasladado desde Boston, Massachusetts, donde Henry trabajaba como arquitecto. Ha diseñado su propia casa. Por otro lado, Meera es terapeuta de profesión, aunque tiene que resolver su propio trauma como víctima del cáncer. Henry lleva a Meera a cenar una noche, pero al volver a casa descubren que ha habido un robo.

El incidente infunde miedo a Meera. Como un marido cariñoso, Henry refuerza un mecanismo de seguridad en todas las entradas con un punto de acceso centralizado: puede bloquear y desbloquear las puertas pulsando la aplicación de su teléfono móvil. Sin embargo, las medidas no son suficientes para disuadir a los intrusos, y se abren paso en la casa en plena noche. Henry parece estar preparado para este momento, ya que tiene una pistola escondida en un jarrón. Saca la pistola y se arma de valor para enfrentarse a los matones.

Suelta a Meera con una cuerda y la insta a escapar. Mientras Meera huye, los delincuentes parecen haber capturado a Henry. Pero Henry sale vivo del enigma, matando a todos los intrusos en el proceso, excepto a uno. Meera se enfada al ver que su marido se muestra indiferente ante los asesinatos, pero se encuentra con otra devastadora sorpresa sobre Henry. La revelación hace que Meera se replantee su aparentemente perfecta relación.

Final de Intrusión

¿Qué pasó con Christine Cobb?

Cuando la policía se embarca en la investigación del incidente del robo, encuentra un patrón sospechoso. Todos los invasores pertenecen a la misma familia: todos son hermanos de Christine Cobb, una chica de la localidad que lleva tiempo desaparecida. La familia en cuestión es de la zona de Eagle Point, una zona pobre de la ciudad. La revelación suscita preguntas en la mente de Meera, como lo haría en el sentido de cualquier ser racional. Meera no quiere que la fiesta de inauguración de la casa tenga lugar después del incidente, ya que está traumatizada por la ira de Henry contra los intrusos.

Los intrusos han muerto en el encuentro, salvo uno que aún lucha por su vida en el hospital. Sin embargo, Henry piensa que la fiesta de inauguración de la casa les vendría bien, y Meera podría apartar su mente del aparente robo. El domingo por la noche, Henry sale con la excusa de comprar suministros para la fiesta, y tras intentar llamar a Henry, Meera le sigue con su coche. Ve a Henry desviarse de la carretera hacia el hospital, y a la mañana siguiente, el sheriff le da la noticia de la muerte del último intruso.

Esta coincidencia hace que Meera se embarque en una misión para descubrir la verdad. El tropo del allanamiento de morada da un giro cuando Meera se da cuenta de que la amenaza está mucho más cerca de la casa. Registrando el despacho de Henry, Meera encuentra un sobre con el sello de Henry dirigido a un tal Dylan Cobb. También activa el dispositivo de rastreo para descubrir que Henry ha visitado ocasionalmente Eagle Point, el barrio donde Christine Cobb vivió una vez con sus hermanos ya fallecidos. Meera acude a la misma comunidad, donde es amenazada por un hombre que figuraba entre los sospechosos del robo. Siguiendo la pista de Dylan Cobb, recupera una videocámara. Pero tras el encuentro con el hombre, la cámara sufre algunos daños.

De vuelta a casa, Meera mira el vídeo, que es una confesión de Dylan Cobb. Sin embargo, no puede escuchar mucho ya que la videocámara está dañada. Se toma la molestia de comprar otra videocámara para escuchar el vídeo. En la confesión, Dylan afirma conocer la identidad del secuestrador de su hija, a pesar de lo que puedan pensar los demás. Conmocionada y desesperada por saber la verdad, Meera va al despacho de Henry y encuentra un pen drive. El disco contiene los planos e imágenes de la construcción de la casa. Al revisar el montón de documentos, Meera encuentra una foto de Dylan Cobb. Dylan era un trabajador que ayudó en la construcción de la casa. Tras una noche inquieta, Meera se enfrenta a Henry por los hallazgos.

Henry le argumenta que ha demostrado falsamente a sus superiores que él mismo hizo la casa. Según Henry, esta postura le ahorró mucho dinero que, de otro modo, se gastaría en pagar a los trabajadores. Aunque Henry le hace creer a Meera que el caso se trata de un agravio de la clase trabajadora contra un empleador acomodado, Meera no está convencida. Sin embargo, se da cuenta de su error y da su consentimiento para la fiesta. Pero en la fiesta, Meera retoma su investigación tras escuchar la confesión completa de Dylan Cobb.

Dylan dice que su chica está en el despacho de Henry, y no parece una afirmación descabellada en ese momento. Rebuscando en los armarios del despacho de su maridito, Meera recupera el plano de la casa y descubre un pasaje oculto. En una dramática revelación, Meera baja las escaleras secretas para ver cómo se hace realidad su peor temor. El calabozo alberga a Christine Cobb. Henry ha construido el complejo subterráneo a medida para mantener cautiva a la gente (léase pobres chicas adolescentes). Con algo de ayuda de Meera, Christine huye de la escena al final, mientras Henry recibe su merecido.

¿Está Henry vivo o muerto? ¿Es un psicópata?

Henry es un personaje frío y sereno que recuerda a las amenazantes excentricidades de Patrick Bateman en “American Psycho”. Las similitudes son inequívocas, con algunos planos clásicos que recuerdan directamente a la película anterior (considere el ominoso plano de seguimiento desde la parte trasera). A primera vista, Henry se muestra empático y comprensivo, es decir, un perfecto caballero. Sin embargo, a medida que la historia avanza, las grietas y fisuras de su carácter se hacen visibles.

En la confrontación final, Henry admite que su naturaleza sádica es una enfermedad, al igual que el cáncer de Meera. En esta asociación, nos damos cuenta de que Henry está desprovisto de cualquier emoción humana. Henry utiliza la batalla de Meera contra el cáncer como excusa para su secuestro y abuso de Christine. Como Meera estaba enferma, Henry parece haber pasado por mucho y por eso eligió secuestrar adolescentes como un pasatiempo secundario.

Christine le cuenta a Meera que Henry viene de vez en cuando al calabozo y se sienta en la silla ante Christine con un bate de béisbol. Sólo dice una frase: “Yo decido cuándo”. Hay algo en su carácter que no sienta bien al público desde el principio, y más tarde llegamos a saber que su naturaleza de “marido cariñoso” es una fachada. Bajo el velo de marido cariñoso, se muestra como una personalidad sádica, errática y aberrante.

Aunque intenta normalizar sus acciones, el público no puede simpatizar con sus deseos reprimidos. Sin embargo, en el enfrentamiento final, Henry recibe su merecido, que tarda en llegar. Meera golpea a Henry en la cabeza con su recuerdo de Boston y, en la escena final, se vuelve inanimado. Aunque no se dice explícitamente, la finalidad sugiere que Henry está muerto. Tras la muerte de Henry, Meera vende la propiedad y se aleja en el horizonte.

funko tony stark

Funko Pop: Avengers Endgame, Tony Stark

Ver más