Final de Jersey Boys

  Información  
Final de la película Jersey Boys

Jersey Boys (2014 )

134 min - Música, Drama

Sinópsis:   Se centra en la carrera de Frankie Valli, el líder de la banda 'Four Seasons', cuyos éxitos más sonados fueron 'Big Girls Don't Cry', 'Grease' o 'Can't take my eyes off you'. La vida de Valli estuvo llena de polémica y mantuvo siempre una relación fluida con la mafia, hecho que acabaría por pasarle factura.


Título original:   Jersey Boys

Director:   Clint Eastwood

Donde ver online Jersey Boys

Atención
A continuación se revela como acaba Jersey Boys

Final de Jersey Boys explicado

Belleville, NJ, 1961 – Tommy DeVito (Vincent Piazza) entra para decir al público que es a él a quien hay que acudir para conocer la verdadera historia. Afirma que si no fuera por él, él y sus amigos habrían acabado en el maletero de alguien con una bala en la cabeza. Se dirige a la barbería para encontrarse con su amigo Frankie Castelluccio (John Lloyd Young), realizando su primer afeitado a Gyp DeCarlo (Christopher Walken), un hombre de la mafia que es conocido por ocuparse de los negocios de Frankie y sus amigos. La entrada sorpresa de Tommy sobresalta a Frankie y accidentalmente le hace un corte en la mejilla a Gyp, pero éste se lo quita.

Después de que Tommy deja a Gyp, va a casa de Frankie tras cenar con sus padres. A su madre no le gusta el tipo de amigos con los que sale Frankie. Tommy lo saca, diciendo que van a practicar para algo en el instituto, cuando en realidad ellos, junto con el hermano de Tommy, Nicky (Johnny Cannizzaro), están robando una bóveda. Los DeVito intentan cargarla en el coche de Frankie, pero es demasiado pesada. Frankie intenta conducir el coche con la caja fuerte pesando, y acaba estrellándose contra el escaparate de una tienda. Los tres chicos salen corriendo de allí.

Tommy, Nicky y su amigo Nick Massi (Michael Lomenda) tocan en un club como The Variety Trio. Tommy invita a Frankie a subir al escenario para cantar. Su voz de falsete llama la atención de una guapa pelirroja del público. Entre bastidores, Tommy le dice a Frankie que hay dos tipos de mujeres: las de tipo A, que se meten inmediatamente en la cama con un hombre y le rompen las pelotas, y las de tipo B, que necesitan ser agasajadas antes de romper las pelotas. Frankie decide recoger a la pelirroja y llevársela, sólo para ser detenido por la policía por el intento de robo.

Frankie, Tommy y Nicky son llevados al juzgado. Los padres de Frankie ordenan a Tommy que se mantenga alejado de su hijo, y éste es enviado a seis meses en un correccional. Le dan una agradable bienvenida.

Nick lleva a Frankie y a una cita para entrar en una iglesia. Llegan al órgano y empiezan a cantar juntos una melodía, que la monja de la iglesia escucha. Ella trae a un policía, que arresta a Nick. Justo cuando Tommy sale, Nick entra.

Un tiempo después, cuando nadie está en la cárcel, los chicos vuelven a tocar en el club. Frankie ve a una preciosa chica llamada Mary Delgado (Renee Marino), que está con otro hombre. Aunque Tommy advierte a Frankie sobre ella, éste le dice que busque la manera de deshacerse de su novio. Tommy consigue que el camarero lo saque, dejando a Frankie espacio para hablar con ella. Van a cenar juntos, donde Frankie dice que se ha cambiado el apellido a Vally. Mary le dice que debería ser con «I» ya que es italiano y porque la «Y» es una letra inútil («¿Es una vocal o una consonante?»). Se lo lleva a la cama y, poco después, los dos se casan.

Más tarde, Frankie va en su coche con dos matones llamados Stosh (James Madio) y Donnie (Jeremy Luke). Los dos se enzarzan en una discusión que termina con Donnie supuestamente disparando a Stosh en la cabeza y matándolo. A un Frankie asustado le dicen que salga corriendo, mientras que Stosh se queda sentado, riéndose. Frankie corre a hablar con Tommy sobre esto. Tommy dice que es una estafa para que puedan recaudar dinero para que desaparezca. De lo contrario, en un tiroteo real, todos los testigos serían asesinados. Los chicos van a ver a Gyp para que desaparezca, y éste les dice a Stosh y a Donnie que no vuelvan a acercarse a Frankie.

Con Nicky fuera del grupo (ahora llamado The Four Lovers), Tommy se entera por su buen amigo Joey Pesci (Joseph Russo) de un cantautor llamado Bob Gaudio (Erich Bergen), que tuvo un éxito con la canción «Short Shorts». Traen a Bob para que compruebe la actuación de la banda en el club, donde oye cantar a Frankie, y declara al público (se ha hecho cargo de la narración) que debe escribir para esa voz. Bob muestra a los chicos una pieza musical que ha escrito, «Cry For Me», que empiezan a interpretar delante de las camareras, que se sienten atraídas por Bob. Tommy las despide y trata de negociar con Bob y Frankie para que dejen entrar a Bob. Bob quiere un reparto a cuatro bandas, algo que a Tommy no le parece bien. Frankie está de acuerdo y amenaza con dejar el grupo si Tommy no acepta. Él cede y deja que Bob se una.

Los chicos intentan enviar sus maquetas a los editores, sin que nadie esté interesado en escucharlas mientras van al estudio. Frankie y Bob se encuentran con un viejo amigo de Frankie, el extravagante Bob Crewe (Mike Doyle), que les lleva a una fiesta y más tarde les firma un contrato. Sin embargo, al cabo de un año, Bob se da cuenta de que el grupo sólo hace coros para otros músicos. Crewe les dice que todavía no tienen un nombre ni un sonido únicos.

Los chicos intentan tocar en la bolera, pero el gerente (Billy Gardell) los expulsa ya que reconoce a Tommy por arreglar los bolos en las partidas. En el exterior, se ilumina el cartel de neón con el nombre de la bolera, Four Seasons, lo que inspira a los chicos a ponerle ese nombre a su grupo. Bob escribe entonces una nueva pieza musical, «Sherry», que cantan para Crewe por teléfono. Crewe, encantado con la voz de Frankie, le dice a su asistente que duplique el sonido de Frankie.

Pronto, la radio no puede dejar de reproducir «Sherry», y The Four Seasons se convierten en una sensación. Sus dos siguientes singles, «Big Girls Don’t Cry» y «Walk Like a Man» alcanzan el número 1. Los chicos empiezan a disfrutar de su lujoso estilo de vida, y Tommy trae a una chica para ayudar a Bob a echar un polvo. Sin embargo, las constantes giras y los retozos con mujeres hacen que Mary piense que Frankie le es infiel, por lo que le echa. Comparte una última noche con su hija Francine (Elizabeth Hunter), antes de marcharse a la mañana siguiente y despedirse de sus otras dos hijas.

Los problemas comienzan a agitarse cuando los chicos actúan en The Ed Sullivan Show. Frankie es abordado por un prestamista llamado Norman Waxman (Donnie Kehr), que dice que Tommy le debe 150.000 dólares. Mientras actúan en el programa, Nick (ahora el narrador) cuenta al público que los problemas empezaron mucho antes.

Dos años antes, mientras los chicos tocan en la Feria Estatal de Ohio, son arrestados después de enterarse de que Tommy defraudó a un hotel en el que se hospedaron, debiendo 120 dólares. La fe de Frankie en Tommy disminuye, y sólo empeora después de que ambos sean entrevistados por una bonita reportera llamada Lorraine (Erica Piccininni). Frankie se encuentra con ella primero y comienza una relación con ella, y después de conocer a Tommy, éste se le insinúa, enfureciendo a Frankie. Deja de hablarle a Tommy, lo que éste no puede entender, ya que considera que se ha portado bien con él. Aunque Nick le dice al público que si cree que Frankie habría cortado con Tommy en ese momento, no es de Jersey.

Los chicos se reúnen con su abogado para que el manejo del dinero sea transferido a Bob. En un ataque de ira, Tommy rompe una silla contra el escritorio. En el presente, Frankie acude a Gyp para que le ayude con la deuda de Tommy. Conmovido por su devoción hacia su amigo, Gyp no acepta el dinero de Frankie y dice que verá lo que puede hacer. Juntos, los chicos, junto con Gyp y Waxman se reúnen y discuten las deudas de Tommy, que van a más cuando éste admite que tomó dinero de su cuenta de impuestos, que asciende a cerca de medio millón. Frankie dice que la banda pagará la deuda juntos. Nick, harto de la mierda de Tommy, deja el grupo. Se decide entonces que Tommy será enviado a Las Vegas para que la mafia lo vigile.

Cuando sólo quedan Frankie y Bob, los dos luchan por encontrar actuaciones para tocar, así como por conseguir dinero para pagar las deudas. Frankie recibe una llamada telefónica de Mary, lo que le impulsa a regresar a Jersey. Se entera de que Francine (ahora interpretada por Freya Tingley) ha huido a la ciudad. Uno de los amigos de Frankie la trae de vuelta. Frankie conoce a Francine en un restaurante y la anima a convertirse en cantante, pudiendo Crewe ficharla. Después de un tiempo, Frankie y Bob finalmente pagan las deudas a Waxman. Frankie recibe su llamada telefónica semanal de Francine, sólo para descubrir que es un policía el que contesta, diciéndole que Francine ha muerto de una aparente sobredosis. Consternado, Frankie se resiste a tocar más canciones que Bob ha escrito.

Tras la muerte de Francine, Frankie vuelve a cantar, empezando por «Can’t Take My Eyes Off You». Comienza de forma lenta, pero luego se convierte en una canción más grande, que interpreta ante una multitud divertida.

Avanzamos hasta 1990 en el Salón de la Fama del Rock and Roll. Frankie, Bob y Nick se han reunido. Tommy hace una aparición sorpresa y se reconcilia con Frankie. Interpretan «Sherry», durante la cual cada uno de ellos da su testimonio. Tommy trabaja ahora para Joe Pesci. Nick explica su salida del grupo como un momento de orgullo y un deseo de volver a casa. Frankie dice que nunca olvidará cómo empezó su experiencia con los chicos. Bob dice que no le importa de dónde piensa la gente que vino, y que está feliz de vivir en Nashville con su esposa. A continuación, vemos a los chicos en su juventud interpretando «Who Loves You».

La película termina con todo el reparto interpretando «December 1963 (Oh What A Night)».

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Valoración: 0)

Deja un comentario