Final de Jolt

Una chica dura con tendencias ligeramente homicidas y que no controla la ira se da descargas con un chaleco de electrodos para volver a la normalidad si le entran las ganas de matar. Cuando asesinan al primer hombre del que se ha enamorado, empieza un desenfreno vengativo para encontrar al asesino, al mismo tiempo que la policía va tras ella porque la considera sospechosa.

Dónde ver la película Jolt online
Final de la película Jolt
ALERTA SPOILER

A continuación, puedes leer el resumen y la explicación de Jolt

Final de Jolt explicado

Lindy Lewis (Kate Beckinsale), una ex-portera, padece un trastorno explosivo intermitente que se desencadena al interactuar con la gente. Ha estado viendo a un psiquiatra, el Dr. Ivan Munchin, que ha estado intentando tratar su trastorno con un chaleco de electrochoque, que poco a poco va perdiendo eficacia. Le aconseja que intente establecer una relación con alguien como otra vía de tratamiento. En contra de su buen juicio, tiene una cita con un contable llamado Justin, con el que se lleva muy bien. Justo antes de su siguiente cita, descubre que ha sido asesinado. Después de que la policía se muestre indiferente a su asesinato, ella se lanza a la caza del asesino. Roba sus pertenencias de la comisaría y escapa de los detectives Vicars y Nevin en el McLaren 600LT Spider de Justin, lo que termina en un accidente que lleva a Vicars al hospital. Utiliza el teléfono de Justin para descubrir para quién había estado trabajando, lo que la lleva a un traficante de armas, que tras el interrogatorio le dice que era su jefe, Gareth Fizal.

Le cuenta a la policía la información que ha descubierto y Vicars le da la ubicación de Fizal, pero Nevin intenta detenerla. Escapa de Nevin y se dirige al edificio de oficinas de Fizal, donde el jefe de seguridad, Delacroix, la detiene y confisca su chaleco antes de liberarla. Delacroix informa a Fizal, que pide que se ocupe de Lindy, mientras ésta va a ver a su psiquiatra para que le proporcione otro chaleco de electroshock. Mientras está allí, su casa es atacada con explosivos, pero ella los desarma y se los lleva, provocando su propia explosión en su apartamento para hacer creer a Delacroix y Fizal que han tenido éxito. Lindy intenta entonces entrar en el edificio de Fizal, pero es descubierta por Delacroix y llevada a ver a Fizal, que admite haber hecho matar a mucha gente. Vuelve a ser detenida por Delacroix, que intenta matarla desangrándola, pero ella escapa y utiliza el propio equipo de Delacroix para torturarlo y averiguar cómo acceder al despacho de Fizal. Se abre paso a través de la seguridad para volver a la oficina de Fizal, donde encuentra que ya está muerto: un disparo en la cabeza de Justin, que se revela como un agente de la CIA que había fingido su muerte para utilizar a Lindy para matar a Fizal, habiendo pagado por la investigación de Munchin. Justin intenta matarla electrocutándola con su propio chaleco, pero ella se ha vuelto inmune a sus efectos por el uso excesivo, y utiliza los explosivos tomados de su apartamento para matar a Justin.

Lindy vuelve con el Dr. Munchin, quien admite que ha estado haciendo lo que Justin le había dicho. Vicars y Nevin llegan y encuentran a Lindy apuntando a Munchin contra la pared. Suponiendo que intenta matarlo, le disparan en la pierna, pero descubren que lo estaba esposando para entregárselo. En el hospital, tras recibir tratamiento, Vicars le pide a Lindy una cita. Tras salir del hospital, Lindy regresa a su apartamento incendiado y es recibida por una misteriosa mujer, que le dice que fue superior a Munchin y a Justin e intenta convencer a Lindy de que se una a ella.

En una escena a mitad de los créditos, una hacker que ayudó a Lindy a entrar en el teléfono de Justin descubre que el pago que Lindy le hizo -un juego de llaves- es del coche de Justin que Lindy había cogido.

También te puede interesar: