Final de La cena de los idiotas (2010)

1 h 54 min

Trata de las peripecias de un grupo de amigos que se reúne semanalmente para cenar. La originalidad de su plan reside en que cada uno debe llevar a la cena al tipo más idiota que haya sido capaz de encontrar y el que lo consiga, será el ganador de la noche... Remake del popular film francés de Francis Veber de 1998.

Dónde ver la película La cena de los idiotas online
Final de la película La cena de los idiotas
ALERTA SPOILER

A continuación, puedes leer el resumen y la explicación de La cena de los idiotas

Final de La cena de los idiotas explicado

Tim Conrad encuentra la manera de conseguir como cliente al acaudalado empresario Martin Mueller. Impresionado por el ingenio de Tim, su jefe Lance Fender le dice que es candidato a un ascenso, pero quiere conocerlo mejor. Le invita a una cena en la que debe encontrar y traer a una persona excéntrica con un talento especial para que los ejecutivos se burlen de ella; el ganador se lleva un trofeo y el ejecutivo que lo ha traído se lleva la gloria.

Tim le cuenta con entusiasmo a su novia de toda la vida, Julie, el posible ascenso y la cena, pero a ella le ofende la idea de invitar a personas extrañas a una cena sólo para burlarse de ellas, y le dice que rechace la invitación.

Al día siguiente, Tim atropella accidentalmente a Barry Speck con su coche mientras intenta recuperar un ratón muerto de la carretera. Al ser testigo del extraño comportamiento de Barry, que incluye la taxidermia y la organización de ratones en dioramas basados en obras de arte famosas, “Mousterpieces”, Tim se da cuenta de que es el idiota perfecto para la cena. Julie descubre que Tim está invitando a Barry a la cena y se va de su apartamento después de que Tim insista en que debe ir, ya que tiene que hacerlo para seguir manteniéndolos.

Barry se presenta en el apartamento de Tim pensando que la cena era esa misma noche, invitando accidentalmente a Darla, una luchadora profesional con la que Tim se acostó una vez y que está obsesionada con él. Después de regañar a Barry por invitar a Darla, explicándole quién es, Barry se encarga de alejar a Darla de Tim, confundiendo a Julie con ella. Su conversación la lleva a creer que Tim la engaña y vuelve a marcharse. Cuando Tim se da cuenta de lo que ha hecho Barry, cree que Julie puede estar en casa de Kieran Vollard, un artista cuya obra está vendiendo en una galería y que se ha interesado por ella.

Tim y Barry se cuelan en el apartamento de Vollard, pero se enteran de que está en su rancho. Vuelven a casa de Tim y Barry deja entrar a Darla. Julie llama y le pregunta a Tim si tiene una aventura, Darla le roba el teléfono, metiéndoselo en los pantalones. La llamada termina bruscamente, haciendo creer a Julie que le está engañando. Mientras Tim se esconde en su dormitorio intentando localizar a Julie, Darla y Barry tienen una pelea en el bar, asustando a Darla.

Barry lleva a Tim a su oficina de Hacienda para encontrar la dirección del rancho de Vollard, encontrándose con el jefe y rival de Barry, Therman Murche. Este afirma tener el “talento” del control mental, y ha escrito un libro sobre ello. También ha robado a la ex-mujer de Barry después de que éste les pillara engañando. Barry, Tim y Therman tienen un extraño encuentro, que hace que Tim sea auditado. Tim se va al día siguiente a un brunch con Mueller y su mujer, pero Barry se cuela, llevando a Darla haciéndose pasar por Julie. Tim es empujado a pedirle a Darla que se case con él, y Julie entra durante la propuesta. Tim y Barry persiguen a Julie hasta el rancho de Vollard, donde Tim finalmente le reprocha a Barry sus acciones.

Para su sorpresa, Tim encuentra a Barry ya en la cena, habiendo perdonado a Tim por su arrebato. Las payasadas de Barry y sus “Mousterpieces” son un éxito para el grupo, y parece que es un favorito para el trofeo. Sin embargo, de forma inesperada, Therman llega como “invitado” de otro ejecutivo, avergonzando a Barry con su control mental. Tim se lo cuenta todo a Barry y, tras animarle, consigue que éste derrote a Therman utilizando sus propios poderes de “control cerebral”.

Fender felicita a Tim por haber traído a Barry a la cena como su idiota, y Tim, ofendido, insulta a Fender antes de defender a Barry. Los demás invitados se enteran entonces de que les han traído a la cena sólo para burlarse de ellos, lo que provoca una caótica pelea entre los invitados y los ejecutivos. La trifulca acaba provocando que Mueller pierda su dedo y su preciado anillo familiar y que la mansión de Fender se incendie.

Tras regresar al apartamento de Tim, éste y Julie consiguen reconciliarse con la ayuda de Barry. Tim es despedido, al igual que Julie, después de que Barry le haga ver a Vollard que sería un problema que ella siguiera trabajando para él. Tim y Julie se casan, Barry consigue tener sexo con Darla y también hace un trabajo artístico con Vollard mientras Therman escribe un libro en un hospital psiquiátrico.

También te puede interesar: