Saltar al contenido

Final de La isla del Dr. Moreau

Poster for the movie "La isla del Dr. Moreau"
Poster for the movie "La isla del Dr. Moreau"

La isla del Dr. Moreau (1996)

96 min - Ciencia ficción, Terror, Fantasía - 23 agosto 1996
Tu puntuación:
¡Sin puntuaciones todavía!

Tras sobrevivir a un accidente de avión en el mar, el negociador de la ONU Edward Douglas (David Thewlis) es recogido en medio del mar y llevado a una misteriosa isla habitada por unos seres extraños y deformes que están a las órdenes de un siniestro médico, el Dr. Moreau (Marlon Brando).

Director:  John Frankenheimer

Fotos

No se han importado imágenes para esta película.

Guión

Tras sobrevivir a un accidente de avión en el mar, el negociador de la ONU Edward Douglas (David Thewlis) es recogido en medio del mar y llevado a una misteriosa isla habitada por unos seres extraños y deformes que están a las órdenes de un siniestro médico, el Dr. Moreau (Marlon Brando).


Colecciones:

Detalles

Web oficial: 
Idioma:  English
Fecha de lanzamiento:  23 agosto 1996

Taquilla

Presupuesto:  $40.000.000
Recaudación:  $49.627.779

Créditos

Compañías productoras:  New Line Cinema

Datos técnicos

Tiempo de ejecución:  1 h 36 min

El negociador de las Naciones Unidas Edward Douglas sobrevive a un accidente de avión en el Mar de Java y es rescatado por un barco que pasa por allí. A bordo, el Dr. Montgomery le atiende y, tras decirle que el barco no tiene radio, promete a Douglas que el capitán le llevará a Timor. Sin embargo, cuando llegan al destino de Montgomery, llamado “Isla de Moreau”, éste le aconseja a Douglas que desembarque para poder utilizar la radio en la isla.

Montgomery descarga un cargamento de conejos en un corral donde mata uno para la comida de Douglas. Se dirigen a la Casa Principal, donde se advierte a Douglas que no debe vagar. Conoce a una hija del Dr. Moreau llamada Aissa, pero Montgomery le aparta de ella y le lleva a su habitación. Por el camino, hablan de cómo Moreau desapareció tras obsesionarse con su investigación sobre los animales. Montgomery encierra a Douglas en su habitación, pero esa noche se escapa. Encuentra un laboratorio en el que presencia el nacimiento de un bebé mutante, perteneciente a un híbrido humano-animal y dado a luz por éste.

Se da cuenta, escapa y se encuentra con Aissa, que le lleva al pueblo de los mutantes. Encuentran el cadáver parcialmente devorado de un conejo cerca del híbrido de leopardo llamado Lo-Mai. En la aldea, encuentran al Dador de la Ley, cuya Ley predica el “ser humano” en términos de contención y disciplina. Aparece el Dr. Moreau, al que los mutantes llaman “el Padre”. Inflige dolor a los aldeanos utilizando un mando a distancia para activar un implante bajo la piel de las criaturas como forma de sumisión. Moreau obliga al pueblo a liberar a Douglas y exige a Montgomery que le entregue su pistola. A continuación, Moreau discute tranquilamente la situación con Douglas.

Douglas, Montgomery y Moreau se reúnen y él presenta a sus “hijos” híbridos. Explica sus creaciones: introdujo ADN humano en animales en busca de un ser superior, incapaz de hacer daño. Los Beast Folk existentes son imperfectos, pero Moreau afirma estar muy cerca de una solución. El hijo de Moreau, Azazello, llega con el conejo, para disgusto del pacifista Moreau, que prohíbe comer carne. Cuando se entera del conejo comido, promete que habrá un juicio al día siguiente. Douglas intenta escapar en barco, pero éste está invadido de ratas humanoides.

En el juicio, Azazello dispara inesperadamente a Lo-Mai. Su cuerpo se quema y un mutante llamado Hiena-Swine acude, se da cuenta del implante de dolor entre sus restos y se quita el suyo. Montgomery le revela a Douglas que, además del dolor, los animales son controlados mediante una droga regular para evitar que “retrocedan”. Hiena-Swine revela el implante extraído, por lo que Montgomery pone a las demás bestias tras él. Mientras tanto, Douglas intenta ponerse en contacto con el mundo exterior, pero Montgomery sabotea la radio y Aissa revela a Moreau que está retrocediendo, ya que la muestra con ojos de gato.

Hiena-Swine y sus rastreadores (ahora de su lado y también libres de implantes) irrumpen en la Casa y se enfrentan a Moreau. Enfadados por su naturaleza híbrida y por no estar ya bajo su control, rechazan la humanidad y la Ley al matar a Moreau. Sus hijos se afligen, excepto Azazello, que roba la pistola de Montgomery y va a unirse a la facción de Hiena-Swine. Aissa informa a Douglas de que puede detener su regresión con un suero del laboratorio. Sin embargo, resulta que Montgomery se ha vuelto loco y lo ha destruido. Douglas también encuentra muestras y un archivo con su nombre y descubre que Moreau planeaba utilizar su ADN para detener la regresión de Aissa de forma permanente, completando sus experimentos. Mientras tanto, Azazello lleva a los mutantes a la armería.

Los mutantes se han apoderado de la isla. Azazello mata a tiros a un Montgomery borracho en el pueblo y la facción de Hiena-Swine arrasa la isla. Azazello cuelga a Aissa antes de ser ejecutado por Hiena-Swine, habiendo superado su utilidad; pero Douglas consigue sobrevivir diciéndole a Hiena-Swine que imponga su liderazgo y sea el “Dios Número Uno” entre los demás de su facción, especialmente los que le ayudaron a matar a Moreau, haciendo que Hiena-Swine mate a sus partidarios. Mientras está distraído, M’Ling, otro de los hijos de Moreau, provoca una explosión que hace que Hiena-Swine pierda su arma y permite que Douglas escape. Hiena-Swine, al verse superado en número e indefenso, se retira al edificio en llamas, donde se quema vivo.

El Dador de la Ley, Majai y Assassimon despiden a Douglas mientras éste se marcha en una balsa. El Decidor de la Ley le dice a Douglas que los híbridos quieren volver a su estado natural de ser y cree que es mejor, para acabar con la obra de su creador. En la narración final, Douglas reflexiona sobre el salvajismo comparable que puede surgir en los humanos y afirma que abandona la isla “con miedo”.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Valoración: 0)