Final de La señal (2007)

En 1952, mientras Eva Perón agoniza, un mediocre detective privado, Corvalán (Ricardo Darín), se ve envuelto en una historia muy poco convencional. Contratado por Gloria (Julieta Díaz), una bella y misteriosa mujer, para lo que parece un rutinario trabajo de seguimiento, descubrirá, poco a poco, un violento entramado de venganza y ambición. A pesar de los consejos de Santana (Diego Peretti), su socio en la agencia de detectives, Corvalán decide seguir adelante con el caso, aún sabiendo que un solo error puede ser fatal. (FILMAFFINITY)

Dónde ver la película La señal online
Poster for the movie "La señal"
ALERTA SPOILER

A continuación, puedes leer el resumen y la explicación de La señal

Final de La señal explicado

La película comienza in medias res, con Corvalán escondido en un piso franco y preparándose para un tiroteo. A continuación, la película retrocede al principio, en forma de flashback. Es el año 1952: Eva Perón se ha retirado de la vida pública debido a su mala salud, y sus últimos días se transmiten por la radio. Corvalán, alias “El Pibe” (Ricardo Darín) y Santana (Diego Peretti) son dos detectives privados amateurs que viven de los trabajos raros y del juego. Corvalán también mantiene una relación decadente con Perla (Andrea Pietra). Tras un desafortunado día en las pistas, Corvalán conoce a una misteriosa mujer, Gloria (Julieta Díaz), en un café. Ella le pasa su número de teléfono y se va. Corvalán intenta ponerse en contacto con ella, pero sin éxito, hasta que es localizado por la propia Gloria, y se le presenta un encargo: seguir la pista de un hombre, Nicolás Pertureta, durante todo el día e informar de sus movimientos. Aunque resulta difícil seguir a Pertureta, Corvalán consigue reunir información sobre el contacto de Pertureta con una serie de personas sospechosas.

Corvalán recluta a su cauteloso compañero, Santana, para la misión, mientras mantiene sus tareas habituales. Perla es sorprendida engañando a Corvalán, Pertureta es encontrada estrangulada con alambre de espino, y se revela que Gloria es la esposa de un importante jefe de la mafia, “El Noruego”, que está siendo acosado por Dino Capuano, el último miembro superviviente de una familia que masacró hace años en Sicilia. Como El Noruego sospecha de un chivato, y Gloria teme por su seguridad, le confiesa a Corvalán que le ha contratado para que le dé, e indirectamente a su marido, pruebas de que el chivato es Pertureta.

Santana no quiere saber nada de la disputa entre El Noruego y Dino Capuano, pero Corvalán, conmovido por la historia de Gloria, decide ayudarla, y juntos se esconden en un piso franco. Es aquí donde la película se pone al día, y Corvalán se enzarza en un tiroteo con los secuaces de El Noruego. Él y Gloria escapan tras matar a uno de ellos, y cuando Corvalán se queda sin balas, llega Santana y los rescata.

Al enterarse de que El Noruego y su banda han sido abatidos por los hombres de Capuano, Gloria consigue convencer a Corvalán para que desaparezca con ella. Para ello, Corvalán debe volver primero a la casa de El Noruego y abrir la caja fuerte que guarda unos ahorros que valen toda una vida. En el clímax de la película, Corvalán consigue abrir la caja fuerte y lee el sello “Remington” que hay en ella y recuerda que hace días su padre le dijo que tenía una caja fuerte con una combinación de cinco dígitos.Corvalán es interrumpido de repente por el chófer de Gloria, que le apunta con una pistola y le exige el dinero. Justo cuando está a punto de matarlo, Gloria le dispara por la espalda y él, a su vez, dispara a Corvalán. Gloria deja morir a Corvalán y se marcha con el dinero.

En la última escena, Santana identifica con dolor el cuerpo de Corvalán en la morgue. Murmura “So long, my friend” (en inglés) y se marcha. En la radio, un locutor anuncia la muerte de Eva Perón y el luto nacional.

También te puede interesar: