Final de La última lección

Pierre Hoffman se incorpora a una prestigiosa escuela como profesor sustituto y pronto nota, entre algunos de sus alumnos, una hostilidad injustificada y una chispa de violencia en sus ojos. ¿Se debe a la tragedia indescriptible que acaban de vivir? ¿Es porque parecen ser niños extraordinariamente dotados? ¿Es porque han perdido toda esperanza en el futuro? De la curiosidad a la obsesión, Pierre intentará desvelar su secreto.

Dónde ver la película La última lección online
Poster for the movie "La última lección"
ALERTA SPOILER

A continuación, puedes leer el resumen y la explicación de La última lección

Final de La última lección explicado

Tras el intento de suicidio del profesor Capadis, que se tiró por la ventana delante de sus alumnos, el profesor Pierre Hoffman es nombrado como su sustituto. Pierre descubre que la clase en cuestión sólo está formada por niños que han sacado muy buenas notas en la escuela primaria y que está muy avanzada en el plan de estudios. Cuando llega a la escuela, Pierre entabla inmediatamente amistad con algunos de sus compañeros, pero los alumnos parecen bastante hostiles hacia él: en particular, le parece extraña la actitud de seis de ellos, entre los que se encuentran los dos delegados de clase.

La situación no mejora cuando Pierre empieza a dar clases: sus alumnos siguen considerándolo inadecuado y, por si fuera poco, es testigo de un episodio de acoso escolar en el que los demás alumnos no quieren que se involucre. A partir de entonces, los dos delegados de la clase casi parecen perseguirle, como si siempre tuvieran algo que decir sobre su comportamiento. Al día siguiente, el mismo niño se presenta en el colegio con la cara hinchada: el profesor intenta denunciarlo durante la reunión del consejo de clase, pero los demás profesores le restan importancia y parecen estar interesados casi sólo en el buen nombre de su colegio. Frustrado y sin ser comprendido ni siquiera por su mejor amigo, del que está secretamente enamorado a pesar de que éste tiene un hijo muy pequeño, Pierre también empieza a recibir llamadas telefónicas anónimas en las que sólo se escuchan llantos: todo parece indicar que sus alumnos han conseguido de alguna manera su número y le están gastando una broma. Durante uno de estos momentos, el profesor descubre que el grupo de seis alumnos que ya había advertido en clase se está reuniendo para administrarse una dosis indescriptible de violencia.

Consigue espiarlos sin ser visto y se da cuenta de que después de cada sesión los alumnos entierran una caja negra (como la de los aviones) con unos DVD. El profesor coge el material y lo ve en casa, descubriendo que los alumnos lo hacen para prepararse para las consecuencias de los desastres naturales que provocarán la contaminación y la explotación de los recursos, para no sentir dolor cuando sucedan. A partir de este momento, el profesor entra en un extraño bucle: fascinado y aterrorizado al mismo tiempo por sus alumnos, sigue espiándolos en secreto y viendo sus DVD; mientras tanto, las llamadas telefónicas se hacen más insistentes. Pierre interviene para interrumpir una pelea en la que está involucrado uno de los seis chicos en cuestión, y al hacerlo es golpeado en la cara por el otro chico.

Durante la noche, el hombre mantiene un extraño intercambio con Catherine y con Brice, el alumno que le había señalado por primera vez las rarezas relacionadas con la violencia, mientras sigue observando a sus colegas que bailan sin entrar en la refriega: por primera vez Catherine parece prestarle especial atención, pero él sólo tiene ojos para Steve.

Mientras tanto, las llamadas anónimas continúan, al igual que el espionaje a sus alumnos y el visionado de sus DVD, pero, sin embargo, encuentra una especie de equilibrio que le permite retomar el trabajo en su tesis. Cuando alguien entra en su casa y le roba el ordenador portátil, haciéndole perder meses de trabajo en su tesis, el hombre sufre un colapso mental durante una tarea de clase y consigue así un acto de desobediencia por parte de la clase. Sin embargo, poco después, Pierre descubre que es la profesora Françoise quien le ha estado llamando todos los días y que probablemente le ha robado el ordenador: intenta seducirle pero él la rechaza.

Más tarde, el profesor es testigo de otro acto de violencia por parte de sus alumnos: los chicos se meten bajo el agua durante largos periodos de tiempo, y en particular una chica es sujetada bajo el agua durante un tiempo excesivo, por lo que el profesor se ve obligado a intervenir, haciendo que los chicos descubran que les está espiando.

Al cabo de unos días, durante los exámenes de graduación, la delegada de la clase le dice a Pierre que la acompañe al cuarto de baño: allí la chica le pide que le devuelva un DVD que le falta, se niega a revelar el verdadero objetivo por el que están entrenando y, sobre todo, le provoca de tal manera que la abofetea.

Al cabo de unos días, tras la graduación, todos los alumnos y profesores se reúnen en una gran fiesta, pasando la noche en las instalaciones. Una vez más, Pierre se da cuenta de que los seis de siempre actúan de forma extraña, por lo que el profesor hace una inspección nocturna y descubre que los seis se han ido robando un autobús. Sin embargo, Pierre y Steve consiguen interceptarlos y evitar que los chicos lleven a cabo su plan de suicidio masivo para evitar perecer en un desastre natural más doloroso.

Tras esta absurda experiencia, Pierre y el profesor del que está secretamente enamorado se unen en un largo y apasionado abrazo. Al cabo de unos días, profesores y alumnos se han reunido en el lago para hacer un picnic y están comiendo tranquilamente, como si no hubiera pasado nada. Justo en ese momento, se produce una terrible explosión que está a punto de arrollarlos. Todos intentan huir excepto Pierre y los seis de siempre, que se quedan mirando su inminente perdición mientras se juntan. La delegada de clase le da la mano a Pierre, mostrado que por fin lo han aceptado.

También te puede interesar: